Destruyen los vestigios más antiguos de la cultura

Los iconoclastas del Estado Islámico destruyen los vestigios de la civilización

Los iconoclastas del Estado Islámico destruyen los vestigios de la civilización

Hacían falta tres días para recorrerla. Era la gran ciudad de la civilización asiria. Jonás advirtió a los ninivitas que tenían que cambiar de conducta si querían evitar la destrucción. Nínive, o lo que quedaba de esta joya de la civilización mesopotámica, al lado del Tigris, ha sido destruida con excavadoras y barrenos. La barbarie se la ha llevado por delante.
El Estado Islámico lleva el instinto de la destrucción de todo aquello que era antiguo, que no respondía a la idea que ellos tienen del nuevo califato. Avanzan por la cuna de la civilización occidental con el instinto destructor. No importa que sean piezas milenarias o que hayan resistido el paso de todas las invasiones. Lo destruyen todo.
Cuenta el gran Tomás Alcoverro desde Beirut que gran parte de las estatuas y de otras obras de arte asirio se exhiben desde hace tiempo en el museo de Badad y también lo hacían en el de Mosul, donde fueron destruidas hace unos días.
La Unesco ha calificado estos actos barbáricos como un crimen de guerra. Los iconoclastas no quieren falsos ídolos que representen otras culturas. No valoran la cultura. Ni la historia. Borran fronteras y matan a quien no piense como ellos.
Nínive era un importante punto de paso de las rutas comerciales que cruzaban el Tigris. Ocupaba una posición clave en las rutas entre el Mediterráneo y el Índico. Era una de las grandes ciudades de la antigüedad, como Alejandría, Jericó o Atenas. En Mosul, pegada a Nínive, Saddam Hussein se había construido un palacio presidencial.
Incluso en la guerra entre Iran e Iraq se podía hacer turismo de gran calidad y de mucho interés en la Mesopotamia. El turismo del periodista de guerra es el más agradecido de todos. No hay aglomeraciones. Ni guías de templos antiguos o de museos medio derruidos. Recuerdo el largo paseo con Alcoverro por las columnas de la vieja ágora de Tiro. Nadie transitaba por aquellos pasajes que hablaban lenguas antiguas, ininteligibles, poderosas en su momento. La guerra civil en Líbano no impedía que pisáramos los siglos como el que pisa una planta en el campo.
Es triste que los lugares más emblemáticos de nuestra civilización se encuentren en zonas inaccesibles por las guerras o los conflictos endémicos. La cuna de nuestra civilización se encuentra en Iraq. Fue de Ur de Caldea de donde partió Abraham con la promesa de que llegaría a la tierra prometida. Mi visita a Babilonia fue muy decepcionante. Se estaba construyendo los antiguos jardines. Cada ladrillo llevaba el nombre de Saddam Hussein. Todo era una suposición. Pero Saddam se creía el descendiente político de aquella civilización.
No está quedando nada. La guerra de Iraq, en mala hora decidida por George Bush y plasmada en aquella ignominiosa foto de las Azores con la compañía de Tony Blair, José María Aznar y Durao Barroso, fue el comienzo de nuevas barbaries. Cada vez que los iconoclastas destruyen una escultura o una piedra de más de treinta siglos, nos estamos aproximando a las tinieblas, a la noche de los tiempos, a la imbecilidad. También Occidente tiene su gran cuota de responsabilidad.

  14 comentarios por “Destruyen los vestigios más antiguos de la cultura

  1. Un museo sueco expone a dos mendigos como obras de arte

    La pareja posa en una de las salas de arte contemporáneo durante dos horas al día a 15 euros la hora cada uno

    • Si son obras de arte deberían pagarles millones a esas dos personas y no 15 euros la hora, no creo que vendan sus cuadros a esos precios…ese museo sueco me ha decepcionado…

  2. Sr. Foix: Interesante e instructivo artículo. Me quedo con el último parrafo porque expresa la sintesis del problema humano actual.

    Pienso y observo que cada 2 ó 3 generaciones, la humanidad vuelve a la destrucción de si misma. Y nuevas generaciones de jovenes sin experiencia experimentada, de la vida y por lo tanto no poseen la sabiduría ni la paciencia, para hallar la solución a los graves problemas humanos, regresan una y otra vez a las tinieblas de la mente y a la destrucción.

    También observo que estos seres regresan, en realidad al pasado más obscuro de su propia civilización. Y lo más grave e importante, es el hecho de que no respetan en absoluto a la mujer. Ella no es nada.

    Con esto ya está todo dicho.

    • La ignorancia de l’ ésser humà, Albert, és tan gran, que fins i tot ens creiem éssers Intel-ligents….em pregunto , comparats amb qui ? o amb que?….

      • Mes be, ja no ho pots dir, Rosamaria.

        Penso que seguramen que… si un de nosaltres, ens trobesim despullats i sence cap arma i en plena selva, a les hores veuriem i ens convenceriem de que un orangutan ó un chimpance es mes intel-ligent ó be que sap sobreviure molt mes que nosaltres els humans de intel-ligencia superior.

        Suposo doncs, que aixo de la intel-ligencia es relatiu.

  3. Es larga la historia de la anti-cultura, se da particularmente por
    falta de neuronas, provocando soberbia y odio.

  4. Uno de los primeros fanaticos, INCONSCIENTE, no fue ese tal Bush y sus secuaces que han matado gente desde hace años sin ningun pudor ….hace 2, 3 años vi en una tv sudamericana, chilena creo, defender el derecho, por un senador de EEUU, de matar a quien fuese, en el pais que fuese, sin ningun juicio previo….., ante la duda de si alguien iva a ser un peligro para la “democracia” ….. asi se han puesto las semillas de esto,…… esto es la democracia que queremos y el respeto a los derechos humanos.
    La ONU no servira de nada si no se anula el DERECHO AL VETO de algunos paises colonizadores ¡¡¡¡

  5. Me parece muy acertado señalar que Occidente también parte de responsabilidad en lo que sucede a través de las decisiones, erróneas por no decir otra cosa, del Sr. Bush y sus seguidores. De todos modos, los causantes de esta barbarie son lo que sus obras muestran: la muerte y la destrucción, la locura fanática. Y además hombres, no olvidemos este aspecto: son hombres que no quieren a las mujeres, solo como concubinas o esclavas. Los hombres tenemos que dejar de mandar por inútiles y crueles. Demos una oportunidad a las mujeres, quizás lo hagan mejor.

Comentarios cerrados.