Expectativas y frustraciones

Las expectativas forman parte de la vida política de cualquier colectividad. Una campaña electoral consiste básicamente en hacer promesas. Los cambios se concretan luego en leyes, en decretos o en decisiones políticas que cambian el paisaje físico, social y humano de una sociedad.

Vivimos tiempos de grandes expectativas, demasiadas, que no se traducen en nuevas situaciones jurídicas y políticas. En España, la posibilidad razonable de que tengamos gobierno se aleja hasta las fiestas navideñas a no ser que alguien se baje del caballo, ceda parte de su capa, y se produzca una investidura a primeros de octubre.

El exministro José Manuel Soria tenía expectativas para situarse en el Banco Mundial. Eran expectativas falsas, porque se había mentido en todas las fases del proceso de nombramiento y la reacción política y social hizo que fuera el propio interesado quien pidiera ser descartado para tan bien retribuido cargo en Washington D.C.

El caso Soria es una anécdota al lado de los nueve meses de frustración, con un gobierno en funciones que no se acerca por el Congreso ni para responder a cuestiones concretas. Los dos parlamentos de este año parecen haberse elegido para celebrar sesiones de investidura frustradas. Es una tomadura de pelo a los electores y un daño a las instituciones democráticas.

Pero las expectativas son igualmente inciertas en Catalunya. Las dos primeras acciones políticas del Govern Puigdemont al empezar el curso han sido la de aprobar cuatro nuevas embajadas y empezar a tramitar la segunda ley de desconexión para crear la agencia tributaria catalana propia. Hay delegaciones en prácticamente todas las capitales europeas. Pero como se demostró el martes en la inauguración de la sede en Lisboa, no acude ninguna representación de los gobiernos ante los que se crean embajadas. Insólito en la diplomacia habitual.

El conseller Raül Romeva tiene una larga experiencia europea pero no ha conseguido entrevistarse con alguien de cierto relieve de los países principales de la UE. Aunque el coste de estas delegaciones no sea lo más relevante, Romeva no quiso responder a una pregunta tan elemental.

Se puso un límite de 18 meses a la creación del Estado propio. Quedan sólo 10. El problema no es el plazo sino el reconocimiento internacional que difícilmente se producirá sin un acuerdo previo con España. Pero, como esto es imposible, dice el relato oficial, prescindamos de Madrid y propongamos la ruptura unilateral.

No se puede vivir con promesas inciertas. Las acciones políticas tienen que tener efectos ciudadanos. Los actos simbólicos y los sentimientos expresados en las calles son muy importantes. Pero no producen los efectos políticos deseados. La voluntad pelagiana puede ilusionar a los pueblos. Pero es el sentido práctico de las leyes democráticas lo que los transforma.

Publicado en La Vanguardia el 8 de septdiembre de 2016

11 comentarios

  11 comments for “Expectativas y frustraciones

  1. Joan Martorell i barberà
    11/09/2016 at 11:12

    Llegeixo en una Història de França (Jaques Bainville -1943) «llavors fou quan el Rosselló fou ocupat per nosaltres, per no deixar-lo mai més» i en el tractat dels Pirineus 1659 Espanya cedia a França amb el Roselló,i el nord de la Cerdanya .
    Si un dia Catalunya truca a la porta d’Europa la vetaran França (ja es vuen estalades al Roselló que reclama el nom de Paissos Catalans – Occitània – LLenguadoch) i Espanya.
    Pensem-nos -en una . Suissa????
    JOAN MARTORELL I BARBERÀ
    carretera de TERRASSA 30
    08230 MATADEPERA
    TELF 937870535
    dni39054045E

  2. Albert
    08/09/2016 at 17:57

    Sr. Foix: Pienso que el problema que tiene España con Cataluña y viceversa es el de la recaudación fiscal abusiva e injusta y la otra es la falta de respeto a la dignidad y a la lengua propia.

    La realidad es que los impuestos tanto procedentes de Madrid ó mejor dicho del gobierno central, como los, sumados además, del gobierno de Cataluña contribuyen a asfixiar, indignar e irritar a la ciudadania, que por todo ello desea divorciarse de España.

    Pero ¡ Hay de Hayes ! Olvidan que aqui tenemos lo del…» Peix al cove » también. O sea que tal como me conto mi padre, cuando estuvo en el frente de Teruel, durante la guerra incivil española, …pues los soldados aragoneses decían : » Si cagais, morireis…y sino lo haceis también »

    Al buen entendedor…

    • 08/09/2016 at 18:05

      Al buen entendedor…

      • Albert
        08/09/2016 at 22:02

        BartoloméC, al …parecer la pandemia de corruptosis y la codiciosis, por si solas, impiden a muchos responsables que las han pillado bién pilladas, interpretar ó ver clara la realidad del tema…con equidad, ética y honradez.

        Al buen …

  3. 08/09/2016 at 16:48

    Sr.Foix: el problema es que hemos ido bajando el listón de nuestras expectativas de vida y ya estamos bajo mínimos…

  4. francis black
    08/09/2016 at 15:37

    Hay que potenciar la neurociencia. Sabemos muy poco de como somos.

    • Sinera
      08/09/2016 at 22:05

      Lo importante no es como somos sino como parecemos. Que somos idiotas creo que ya lo tenemos íntimamente asumido. El problema gordo, gordo es que además de serlo lo parecemos… y nos gusta!

      • francis black
        09/09/2016 at 11:10

        ¿Idiotas ?

  5. Joan Rico
    08/09/2016 at 12:58

    Bon dia, Sr. Foix:

    Estic d’acord en lo escrit. A l’empresa privada, aquest treballadors, estaríen cessats, per vuits mesos de no «pencar». No se si es pot deman-hi responsabilitats per perjudicar a la societat… En fi ..tot una utopia..

    Moltes gràcies, Sr. Foix

  6. Jordi P
    08/09/2016 at 12:49

    Sr. Foix, com vostè sap Aristòtil deia que: «el primer en la intenció és l’últim en la execució». La finalitat la tenim ben clara: la independència de Catalunya, que serà l’últim a aconseguir. Mentrestant anem fent passos que semblen petits, però que sumats van escalant graons fins a arribar al cim.
    «La paciencia todo lo alcanza», deia Teresa d’Avila. El mateix va fer Gandi, i el mateix hem de fer nosaltres: combatre a tots els nivells, sense defallir.
    El que no s’aguanta més és formar part d’aquest estat espanyol, els dirigents del qual fan gala contínua de corrupció amb total impunitat.

Comments are closed.