Globalización descontrolada

Los presidentes Donald Trump y Ji Xiping han puesto en martcha una guerra comercial entre Estados Unidos Y China que puede tener graves consecuencias.

La inestabilidad en las democracias liberales se revela por el com­­por­tamiento inesperado de los elec­tores cada vez que se abren las ­urnas. Se han acabado las mayorías absolutas y los partidos minoritarios son determinantes ­para formar gobiernos en muchos países occidentales.

La confianza en los partidos clásicos y en sus dirigentes se ha resentido por la sencilla razón de que no pueden cumplir sus promesas electorales. No por falta de voluntad sino porque los parámetros han cambiado. El historiador Eric Hobsbawm (1917-2012) escribió al final de sus días una Historia del siglo XX que su título original en inglés era el The age of extremes. Un siglo muy corto que arranca con la Gran Guerra en 1914 y termina en 1991 con la muerte incuestionable del comunismo de tipo soviético.

La reacción inmediata de muchos analistas occidentales fue que el colapso del sistema soviético significaba la ratificación del triunfo permanente tanto del capitalismo como de las democracias liberales. No se advirtió que estos dos conceptos, para que puedan perdurar en el tiempo, tienen que estar sometidos a crisis permanentes que la propia democracia se encarga de resolver momentáneamente a la espera de la llegada de nuevas crisis que se intentarán resolver con maneras hasta ahora desconocidas. La paz perpetua que presagiaba Kant es un ejercicio teórico espléndido que no se da en la realidad.

La seguridad que debía llegar con el triunfo de las democracias liberales contra el comunismo no se ha producido. Antes de que acabara el siglo Hobsbawm, un historiador marxista hasta el final de sus días, detectó que el Estado-nación se había puesto a la defensiva contra una economía global que no podía controlar, contra las instituciones que había construido para remediar sus propias debilidades internacionales, como la Unión Europea, a la defensiva también contra sus aparentes incapacidades financieras para mantener los servicios otorgados a sus propios ciudadanos que vivían felizmente instalados, en Europa al menos, en el Estado de bienestar. Y lo más inquietante es que los estados se vieron incapaces para cumplir los objetivos fundamentales como son la seguridad de los ciudadanos y el mantenimiento garantista de la ley. El mismo concepto de proteccionismo global que se sopesa hoy como consecuencia de la guerra comercial autodestructiva entre Estados Unidos y China es una expresión ininteligible.

Lo que se ha demostrado después de la caída del comunismo es que el principal problema del mundo, principalmente del mundo más desarrollado y rico, no es cómo multiplicar la riqueza de las naciones, sino cómo distribuirla mejor evitando provocar las innecesarias desigualdades, que son una de las consecuencias de la globalización descontrolada.

El Estado tiene que hacer frente a sus carencias para mantener el sistema de pensiones que se daba como un derecho adquirido. Es sintomático que los pensionistas se hayan organizado como un lobby poderoso, mucho más que los sindicatos clásicos, para exigir al Gobierno que actualice sus retribuciones mensuales de acuerdo con el aumento del coste de la vida. Son muchos, cada vez más, y su impacto en unas elecciones será cada día más determinante. El problema es que muy pronto no existirán recursos ni siquiera para mantener las pensiones tal y como están.

El sistema del welfare state, introducido por Franklin D. Roosevelt después de la gran recesión de los años treinta, y puesto en marcha en Europa por el gobierno laborista de Clement Attlee en 1945 en Gran Bretaña, se encuentra en fase recesiva porque la hucha para las pensiones que se llenó en los años de crecimiento continuado está casi vacía.

La curva demográfica decreciente tiene mucho que ver con las dificultades de los gobiernos europeos para mantener la hucha de las pensiones medio llena. No se trata de encontrar una fórmula mágica sino de buscar un equilibrio entre el keynesianismo y los neoliberales que han impuesto sus criterios desde que Thatcher y Reagan los convirtieron en políticas de Estado.

El keynesianismo preconizaba salarios altos, pleno empleo y un Estado de bienestar que provocaría un aumento del consumo y la expansión económica. Era la fórmula más adecuada para salir de una crisis o una recesión.

Ronald Reagan expresó en una sola frase lo que sería la revolución conservadora de los ochenta que ha durado hasta hoy: “Menos gobierno es mejor gobierno”. Los neoliberales sostienen que reducir los gastos tanto en el sector público como en el privado disminuye los riesgos de la inflación y se generan beneficios que constituyen el motor real del crecimiento en una economía capitalista.

Las dos propuestas son antagónicas pero han prosperado cuando las circunstancias han sido propicias para cada una de ellas. Ahora ninguna de las dos es viable porque no tienen en cuenta dos factores: la revolución tecnológica y la capacidad de protestar y exigir de todos los ciudadanos a través del contacto directo con los gobernantes, que no aguantan la confrontación abierta y sin contemplaciones de los gobernados.

Publicado en La Vanguardia el 15 de mayo de 2019

22 comentarios

  22 comments for “Globalización descontrolada

  1. Ramon
    16/05/2019 at 12:03

    Giddens Sociologo: ..» Un país no podría salir de la eurozona unilateralmente, habría una inmediata reacción adversa por parte de los mercados financieros globales»…
    «Cada Estado miembro de la UE tiene más ‘soberanía neta’ como miembro de la UE de la que tendría actuando de forma individual»

    …Para acabar, ¿cómo cree que sería el mundo si no hubiera UE?
    Menos estable y todavía más fracturado.

    Anthony Giddens: “La revolución digital ha traído el auge del populismo”
    Entrevista a quien definió parte del pasado reciente de la sociedad británica, que encara (y critica) las perspectivas de su futuro post Brexit
    Hoy Anthony Giddens (Londres, 1938) sigue en primera persona el Brexit, como lord en la Cámara Alta del Parlamento británico, defendiendo posiciones proeuropeas en un país que votó por el leave y denunciando –como sociólogo de cabecera que es– la ceguera de obviar la realidad y las consecuencias en todo ello de la revolución digital en marcha.

    • R
      16/05/2019 at 12:14

      Sirve tambien para Catalunya, una Catalunya independiente tendria menos soberania, dependeria mas de China, de Israel o de Rusa

  2. Albert.
    16/05/2019 at 09:54

    Sr. Foix : La foto en que pretenden darse la mano, estos dos personajes ó individuos, …ya lo dice todo, pues ni se miran y salen en la foto, sin ganas de darsela.

    Y estos son los que dirigen ó influyen directamente en el mundo y la economía mundial.

    No comment.

    • R1
      16/05/2019 at 11:23

      Angela Merkel: “Son los estados quienes deciden hasta dónde puede llegar el populismo”

      Nadie puede negar que Alemania es la locomotora de Europa, en parte porque durante 20 años hizo sus sacrificios, con mucha austeridad, para poder conseguir un pais lider en exportaciónes. La locomotora del mundo ha sido durante muchos años EEUU y cuando ellos sufirna sufria todo el mundo, es la misma leccion para Europa.

      Pero como bien dice Merkel, el entorno, el escenario ha cambiado, y la proxima potencia en 1-15 años si sigue su crecimiento actual sera China.

      Es Europa quien tiene que conseguir estar unida para competir contra EEUU y China.

      Sobre la asuteridad en Europa seguremante se paso de frenada, pero evito el rescate total de varios paises que se habian pasado en el gasto.

      Interesante conocer sus opiniones sobre inmigracion,Brexit y futuro de Europa

  3. Albert.
    16/05/2019 at 09:08

    Sr. Foix : » Globalización descontrolada » … mientras en España hay sueldos minimos, nacen pocos hijos, campeones de fuga de cerebros, ect. nacen en España mas hijos de extranjeros, que de españoles, ect.

    En fin, …para los buenos entendedores. Algo está descontrolado debido a la corrupción endemica institucional descontrolada, que ha habido.

    Y el » Poder corrompe » …sigue y seguirá, porque hay tolerancia de ello.

    • Albert.
      16/05/2019 at 09:40

      Mientras tanto, nuestros políticos españoles, catalanes incluidos, no viven,..la realidad… en que vive nuestra sociedad.

      En el mundo entero la …» Globalización descontrolada » … y en España entera ( Cataluña incluida ) también.

      De hecho no hacemos nada para prevenirlo y que cambie. Simplemente hacemos y nos comportamos como cuando los 3 siglos del comercio de la trata de esclavos.

  4. Alfred
    15/05/2019 at 16:35

    Curioso el historiador que murió antes de haber nacido.

  5. R
    15/05/2019 at 12:35

    Como se controla la globalización? Seguramente con instituciones supranacionales, con acuerdos tipo B-Woods, ahora no es el caso.
    La mundialización a principios del XX supuso mas comercio, mas oportuniadades y mas riqueza para todo el mundo. La globalización ha permitido salir de la pobreza a millones de personas.
    Sobre el libro de Hobsbawm, es recomendable, es un clasico en los estudios, porque quien mejor critica al capitalismo es un marxista, y si se quiere mejorar hay que saber sus puntos flacos.
    Sobre el pleno empleo, curisosamente EEUU en la actualidad lo ha conseguido y sin medidas Keynesianas. En la actualidad el Keynesianismo es muy dificil de aplicar, se puede adaptar, pero los limites actuales los pone el modelo dual de China, aqui es donde ha variado la geoeconomia y la geopolitica.

    • R1
      15/05/2019 at 12:49

      Aqui se explica con mas detalle https://www.youtube.com/watch?v=LLjFrZMNU2A

      • R1
        15/05/2019 at 12:52

        Chau, N.H. y Kanbur, R., «Pasado, presente y futuro del desarrollo económico», en ¿Hacia una nueva Ilustración? Una década trascendente, Madrid, BBVA, 2018.
        https://www.bbvaopenmind.com/articulos/pasado-presente-y-futuro-del-desarrollo-economico/?fbclid=IwAR0NSE6_QP7haSMxVCpVLSFR6egpJxcDt8q2wILAxZGrIzZdveQfuf7pmj8 Eichengreen, B., «La última década y el futuro de la economía global», en ¿Hacia una nueva Ilustración? Una década trascendente, Madrid, BBVA, 2018. https://www.bbvaopenmind.com/articulos/la-ultima-decada-y-el-futuro-de-la-economia-global/

      • R3
        15/05/2019 at 13:46

        Los cohetes deberia ir por aqui…Green New Deal puede significar un importante paso para garantizar una prosperidad sostenible a medio y largo plazo. Más allá de las declaraciones, la inversión verde está ganando peso en el conjunto de políticas públicas, aunque todavía estamos lejos de un auténtico New Deal. No sería la primera vez que las economías occidentales impulsan su crecimiento con un liderazgo financiero y tecnológico del sector público. La carrera espacial invirtió decenas de miles de millones de dólares para llevar al ser humano a la Luna, hace ahora 50 años. Además de un éxito propagandístico de primer nivel sobre la superioridad técnica de Estados Unidos, el programa espacial norteamericano impulsó la industria de alta tecnología, difundió nuevos productos y servicios que luego alcanzaron el mercado y el sector privado, y nos ofreció una nueva visión de nuestro mundo. Quizá ha llegado el momento de que nuestros Gobiernos asuman el reto de invertir decenas de miles de millones de dólares para que, en vez de salir del planeta, podamos habitar justa y libremente en él.

        José Moisés Martín Carretero es economista y consultor y miembro de Agenda Pública.

    • José A García
      15/05/2019 at 18:10

      Pero empleos de que calidad. EEUU, el país más rico del mundo no tiene una cobertura sanitaria universal y no es eficiente frente a catástrofes naturales como el Katrina, y esto en un país que dice creer en Dios pero que es materialista hasta la médula. El poder económico no es democrático, es una dictadura de una minoría que controla la política y la economía.

      Ningún avance social se ha conseguido por pactos pacíficos, siempre se ha basado en el conflicto con mayor o menor grado de violencia y en un acuerdo de paz social por el bien común y porque nadie podía ganar. Cuando se rompe el equilibrio con la victoria de una parte se hunde todo lo que se construyó en el siglo XX con dos guerra mundiales y enormes sacrificios.

  6. José A García
    15/05/2019 at 12:34

    En el siglo XVIII China e India aportaban el 20-25% del PIB mundial de la época; cuando los europeos las conquistaron las hundieron en la miseria. Un ejemplo la guerra del opio creada por los británicos para controlar mejor China. Europa ha de devolver parte del PIB mundial que explotó sin miramientos, y en ese PIB se incluyen los EEUU que no dejan de ser Europa en América. Hemos cometido como europeos atrocidades ahora debemos dar ejemplo. Una forma es aceptar inmigrantes que además contribuirán a que la población se mantenga en niveles aceptables para la función social. Pero no vamos a poder conseguir que se comporten como nosotros, tienen otra cultura y será una nueva cultura europea. Todo cambia, todo fluye.

  7. José A García
    15/05/2019 at 12:30

    En realidad sí que hay posibilidades de repartir la riqueza de modo que se puedan pagar pensiones y mantener el estado del bienestar. El 1% de la población mundial acumula un porcentaje enorme de la riqueza y sus intereses no tienen nada que ver con el del resto de los seres humanos.

    La falsa idea de que «ya» no existen clases es errónea. Los intereses de la empresa no son los mismos que los de los trabajadores, y esto es un hecho empírico: la legislación laboral actual esta escorada a favor de la empresa con la idea de que así generará más puestos de trabajo; sin embargo, los sueldos son más bajos y la precariedad es el signo. En España se calcula que unas 30.000 personas cualificadas están fuera del país, y que quizás 500.000 han emigrado… Curioso que se hable de inmigración pero no de la emigración.

    El comunismo soviético desapareció, pero el comunismo chino no. Se ha convertido en un sistema híbrido complejo de entender para un occidental. El capitalismo no da respuestas válidas, excepto para la minoría rica (política y económica) que desde despachos pone en riesgo la vida de millones de personas incluso con la excusa de la democracia (Libia, Siria, Irak…). Ellos no arrirsgan su piel pero si ponen en riesgo la de la mayoría. (Jugarse la piel, Nicholas Nassim Taleb, Paidós). La democracia liberal no funcionará si se covnierte en la jungla que es el camino que lleva, la crisis parece sistémica y puede ser el inicio del fin de la economía tal y como la entendemos. La inteligencia artificial y la robótica destruirán muchos trabajos e incluso la teoría de que se generaran nuevos es dudosa ya que las máquinas podrán arreglar, diseñar y crear máquinas.

    • R2
      15/05/2019 at 13:04

      En Gapminder, podeis encontrar las estadisticas de los datos, sobre lo que ha supuesto la globalización en la riqueza mundial Se analizan los extremos, pero en realidad «el mundo a menudo parece dividido porque los pares de extremos opuestos son mas fáciles de imaginar» #Factfulness todos debemos controlar el #gapinstinct y recordar que la mayoría están en el medio.
      https://www.gapminder.org/factfulness/gap/

    • R2
      15/05/2019 at 13:19

      La IA es una incoginita, pero dudo que se pueda frenar, es la evolución de la actual revolución cientifia e industrial, Sobre los otros temas ver https://www.gapminder.org/factfulness/generalization/

      • R2
        15/05/2019 at 13:28

        Solo un matiz mas, la democracia liberal puede funcionar, de hecho funciono en su epoca dorada 60-80, pero con el ordoliberalismo, con la economia social de mercado. ¿que paso despues de que Nixxon provocara el G2:Chinamerica? Que paso con la derogacion ley Stagall Glass que derogo Clinton? Que paso con la entrada a cualquier precio de Chian en la OMC ? Y sobre la guerras totalemnet de acuerdo, los intereses de los estados estan por encima de los intereses de los ciudadanos

      • José A García
        15/05/2019 at 18:11

        Gracias por su comentario y el enlace

Comments are closed.