Epopeya o frustración

Cartel electoral de Artur Mas en las elecciones de 2012 con el slogan de la «Voluntat d’un poble»

Las prisas en la construcción de un relato sobre lo que ha ocurrido en Catalunya desde el 2012 son innecesarias, por no decir inútiles, porque faltan las piezas que completen el cuadro de lo que para unos será una epopeya y para otros una nueva frustración. El interés por tener una cierta idea de lo que ha pasado se refleja en los muchos libros escritos sobre el procés por parte de protagonistas, comentaristas, historiadores y periodistas.

Estos borradores a modo de pinceladas impresionistas y apresuradas serán utilizados para construir la historia de unos años dominados obsesivamente por las emociones de la política. Pero el relato no está acabado, porque el final es incierto y porque nadie se atreve todavía a reconocer ni siquiera un pequeño error. Llegarán los historiadores y escribirán sus primeros esbozos para ser complementados y corregidos en sucesivas generaciones por otras miradas que observarán lo de hoy con los ojos del futuro. Verán el cuadro desde la distancia y sabrán calibrar todos los claros y oscuros al observar desapasionadamente nuestro actual momento histórico.

Hay demasiados cabos sueltos todavía. La sentencia del Tribunal Supremo será la respuesta del Estado al intento de secesión del independentismo catalán. Lo que no se puede afirmar, hoy por hoy, es que el independentismo haya ganado esta batalla de confrontación con el Es­tado poniendo la democracia por encima de las leyes.

Una vez le preguntaron al primer ministro Clemenceau qué diría la historia sobre la Gran Guerra (1914). “No lo sé –contestó el político francés–, pero estoy seguro que no dirá que Bélgica invadió Alemania”. Lo que la historia no dirá es que aquí no pasó nada y que se trataba de un ensayo general para obtener la independencia con sonrisas y manifestaciones, con la seguridad de que una España supuestamente decrépita y poco democrática no podría detener “la voluntad de un pueblo”, el eslogan que Artur Mas utilizó para perder 12 de los 62 escaños en las elecciones del 2012.

Los resultados de aquella aventura están a la vista de todos: una sociedad dividida, políticos en la cárcel y en el extranjero, un Govern inactivo que no recibe ni es recibido por representantes de otros gobiernos europeos y una gran incógnita sobre cómo recuperar la estabilidad.

Pero parece que lo que se quiere ganar es el relato acogiéndose a la célebre proposición de Aristóteles de que la ficción es más verdadera que la historia. Son las obras de Shakespeare, recuerda Steiner, las que en buena medida determinan el sentido de Inglaterra y la interpretación de su propio pasado. No hay historia formal que iguale la veracidad de Guerra y paz, de Tolstói. Ni tampoco es superable Vida y destino, de Vasili Grossman, o los Episodios Nacionales, de Pérez Galdós.

La duda que tengo es si de todo lo que ha ocurrido en Catalunya en los últimos diez años se podrá construir una ficción creíble. Han circulado demasiadas mentiras en todas direcciones. Se acerca otra frustración, me decía Albert Manent ­antes de su muerte.

Publicado en La Vanguardia el 6 de junio de 2019

18 comentarios

  18 comments for “Epopeya o frustración

  1. 09/06/2019 at 10:40

    Behold is an interesting bonus for win. foixblog.com
    http://bit.ly/2KyuN5T

  2. R
    08/06/2019 at 17:49

    Mentiras y frustracción, son las verdades como puños, el resto es debatible segun del lado que defiendas, los que no defendemos ninguno, creemos que los errores pasan factura aunque ahora aun no se vean. Sobre esa «España decrépita y poco democrática» que Artur Mas tenia en su mente cuando estabamos en crisis, con debilidad, resulto ser una España fuerte y unida a Europa, la crisis duro menos de lo previsto por Mas y los apoyos se fueron al traste, con una España debil quizas hubiese tenido algun exito, por otro lado la realidad indico la estructura interna y el bochorno financiero de CiU el partido lider que agonizo por varios motivos. Debil lo que se quedo debil por no decir hundido del todo fue CiU. Ahora queda recomponer el puzzle con nuevos politicos,mientras esten los mismos esto aun tiene un poco de cuerda.

  3. Salvador de Lleida
    08/06/2019 at 09:29

    Rosamaria, torna,

    JA!!

  4. dogbert
    07/06/2019 at 18:04

    Que manera de perder piston, recursos y energia con el tentetieso del «pruses».
    La frustracion sera epica.
    De hecho el mosqueo ya es generalizado a un lado y al otro.
    El pobrisimo balance del Sr. Torra de un año de gestion(?) en el Pati dels Tarongers es sonrojante.
    Y no se le ocurre nada mas que pedir con urgencia una reunion al guaperas total de la Moncloa cuando todo esta en pleno cambalache.
    Y el lince de la foto de la cabecera del articulo de nuestro anfitrion podra volver a ejercer de mesias a partir de febrero.
    Tot plegat es per llogar cadira.
    Bon cap de setmana.

  5. Albert 2.
    07/06/2019 at 12:51

    Per mi no és que els ciutadans siguin «borregos» o mancats de formació. Els ciutadans (el poble) voten el que els sembla oportú, i com he llegit algun cop del Sr. Foix: «en democracia los pueblos no tienen los representantes que se merecen, sino los que se les parecen».

    El problema es produeix quan un cop elegits el representants pel poble, aquests no saben (o no volen) llegir bé el significat dels resultats. I les interpretacions que fan dels resultats, són errònies, o obeeixen a interessos espuris personals o de partit.

    Al Parlament, certament, no hi ha hagut mai una majoria clarament independentista, s’ha volgut fer dependre tot el procès sumant els diputats de la CUP considerant-los una força genuïnament independentista, quan per ells la independència únicament era el mitjà per fer la revolució. (aixì ens ha anat….. i curiosament cap diputat de la CUP està en presó).

    El mateix succeeix ara amb l’Ajuntament de BCN. La nit electoral es veu clarament qui ha guanyat i qui ha perdut…. ah, però després venen les lectures, els pactes, les sumes i els representants s’obliden del poble a qui diuen representar fins la cap de 4 anys.

    Certament, està clar que no tenim els polítics que ens mereixem, però segurament els que més s’ens assemblen, i així ens va…….

    Quina enveja em fan els representants dels Bascos, i quina pena els actuals Catalans.

  6. Albert.
    07/06/2019 at 07:12

    Sr. Foix y amigos/gas del blog : Despues de meditar sobre los hechos y las circunstancias, que ocurren en nuestro mundo social actual, acabo pensando y llegando a la conclusión, de que lo que ocurre ó llegue a ocurrir, en nuestras vidas y nuestra sociedad humana, es y será la culpa de la parte de la mente, del propio ser humano, que unas veces es más Cain y otras veces es más Abel.

    Tampoco es culpa de los Furers actuales de turno, con sus discursos cainicos, sino de los humanos de mente Caínica, egoista, codiciosa y corrupta con afan de adquirir riqueza y poder sin límites y caiga quien caiga. Y si es preciso incluso creando una gran guerra fratricida y muy cruel.

    Pero con el ser humnao es posible todo. Desde los sacrificios más grandes y desinteresados, en beneficio del ser humano, hasta las criminalidades y las más grandes acciones inhumanas sobre el ser humano.

    Estos Caines de mente de Furer Hitleriano en realidad tienen sus masas humanas que les escuchan, siguen, aplauden, bendicen y les apoyan porque sus discursos están dirigidos exclusivamente al fondo del espiritu y de los sentimientos codiciosos y egoistas del ser humano. Tal y como hacia el Furer HItler y las masas sin criterio le seguían, confiando en él, a ciegas.

    Vease y recuerdese la época del comercio de la trata y comercio de esclavos negros y también blancos…… y su tolerancia y permisividad de toda nuestra sociedad humana entera, prácticada y aplicada en todos sus estamentos y todos sus diferentes poderes.

    La bondad, la maldad, la codicia, la corrupción, el cinismo y la gran tolerancia de todo ello que convive en nuestra sociedad humana de Abeles y de Caines. ………. ¡ Es lo que hay !

    Podemos ver por Televisión escenas de bombardeos masivos tipo terremoto revienta manzanas, edificios que se derumban enteros, gente de todas las edades que mueren entre los escombros de las casas, gente que huye de la muerte, gente sin esperanza, sin porvenir, ect. pero a la misma hora de las noticias televisivas, seguimos comiendo sin inmutarnos demasiado.

    Y luego cuando llaman a la puerta de la frontera de nuestro pais, no los queremos….ni ver. Cuando nuestra propia sociedad, fabrica las bombas y las bombardea y hace el negocio de la guerra.

    • Jaume87
      07/06/2019 at 10:46

      Ciertamente, los ciudadanos somos bastante «borregos». Y esa es mi decepción, gran decepción, con respecto a la mitad de catalanes. No llego a entender porque quieren la independencia, ni tampoco porque creen que es factible en el contexto político actual, ni porque siguen a pies juntillas a sus lideres, a pesar de las muchas contradicciones y objetivos no conseguidos. Creia que los catalanes teniamos en general más sentido crítico, o para decirlo mejor, más «seny» i menos «rauxa».

      • carlos
        07/06/2019 at 10:57

        Más que borregos yo diria que es falta de formación intelectual. Se lee poco, se piensa menos y la capacidad para reflexionar es nula, la cultura importa, de verdad, a muy pocos.

  7. jaume87
    06/06/2019 at 18:51

    Por supuesto desconozco que dirá la Historia de todos estos años respecto de lo que se ha hecho (o intentado hacer) en Cataluña. En mi humilde opinión y memoria, me parece que Cataluña está mostrando los peores años de la historia por mi conocida. Tengo la conciencia de que si salgo de Cataluña tendré siempre que excusarme: «No, yo no soy independentista». Y esa etiqueta nos perseguirá creo que durante años.

    • Bet
      06/06/2019 at 23:31

      Antes los malos eran los comunistas, ahora son los independentistas….. El Sr.,Valls, de derechas, apoyará a una comunista para que repita como alcaldesa de Barcelona, antes que a un Independentista…..que tiempos!!!! Fiate de los politicos.

      • carlos
        07/06/2019 at 10:58

        ¿ De verdad crees que Ada Colau es comunista ?

        • dogbert
          07/06/2019 at 17:57

          Ni comunista ni consumista.
          Es un especimen que se da por las zonas mediterraneas mas guais y mas cool.
          Como el perro del hortelano ni hace ni deja hacer.
          Barcelona se merece otra cosa pero parece que els de «tota la vida» despues del ridi de la Cambra de Comerç en el que la ANC les ha dado un baño, optan por el mal menor de cuatro años mas de esta activista de megafono en cuarentena.

        • Bet
          07/06/2019 at 22:32

          Muy buena, la pregunta. Dogbert te ha respondido magistralmente.

Comments are closed.