Calviño, Iglesias y Sánchez

La ministra Nadia Calviño ha perdido la votacion de la presidencia del eurogrupo a pesar de contar con el apoyo de Alemania, Francia, Italia y España. El eje izquierda-derecha y la rebelión de los pequeños han sido factores decisivos.

Nadia Calviño ha perdido la votación para presidir el Eurogrupo a pesar de contar con el apoyo de Alemania, Francia, Italia y España que representan el 80 por ciento del PIB de la zona euro. Le faltó un voto en la primera votación y en la segunda la balanza se inclinó a favor del irlandés Paschal Donohoe que se benefició de la retirada del candidato luxemburgués.

Es una noticia adversa para la ministra de Economía que goza de gran prestigio en Europa y es una pieza clave en el gobierno de Pedro Sánchez. Es un contrapeso a la política económica populista representada por Pablo Iglesias y su partido.

Es sintomático que entre los países que se han inclinado por el ministro de economía irlandés se encuentran la misma Irlanda, Luxemburgo, Holanda, Malta y otros países menores del zona euro, curiosamente con gobiernos que practican políticas fiscales laxas, por no decir injustas, y que temían por la ortodoxia que presentaba Nadia Calviño en consonancia con las ideas de reparto equitativo de los costos del coronavirus que representan Merkel, Macron, Conte y el propio Sánchez.

La Unión Europea y también los 18 países de la zona euro se rigen por el principio de que cada paìs tiene un voto al margen de su potencial económico, demográfico o político. Pedro Sánchez y la opinión publicada española no tuvieron en cuenta la fuerza de los pequeños países que otorgan o se benefician de condiciones fiscales especiales que les permiten lucrarse de su permanencia en la zona euro.

Son países con mentalidad mercantilista, más pragmática que ideológica, que se autodenominan frugales en el sentido de que no están dispuestos a pagar por los problemas económicos de otros países. Representan la idea opuesta a los fundamentos sobre los que se fundó la Unión Europea.

No ha salido en los discursos pero la idoneidad de Nadia Calviño tenía una piedra en el zapato que se llama Pablo Iglesias. No tanto porque haya impuesto sus criterios de política económica sobre Pedro Sánchez sino porque su discurso no encaja con la mayoría de fuerzas políticas europeas, ni siquiera la de los verdes, que son mas europeístas aunque militen bajo el paraguas de la izquierda europea.

La votación de hoy es una derrota par Nadia Calviño pero también para Pedro Sánchez y para los intereses españoles. Un aspecto positivo puede ser que la ministra podrá dedicarse con más intensidad a los problemas de la economía española y la próxima elaboración de los presupuestos.

16 comentarios

  16 comments for “Calviño, Iglesias y Sánchez

  1. Ramon
    14/07/2020 at 18:58

    el dia 9 no lo tenia claro el efecto Pablo, pero hoy al leer a Garicano, me queda mas claro…Las consecuencias económicas de Podemos

    El autor explica que el fracaso de Nadia Calviño en el Eurogrupo es consecuencia de que España no tiene un Gobierno creíble en la UE y los ministros de Pablo Iglesias no generan confianza en Bruselas.

  2. Joan Turull i Crexells
    12/07/2020 at 09:36

    La Sra. ministra Nadia Calviño pertany a un país que no respecta la immunitat dels eurodiputats. Això deu haver influït negativament. Haver obtingut tants vots a pesar d’això té molt mèrit!

  3. R
    10/07/2020 at 12:57

    LOS PROBLEMAS DE FONDO EN EL EUROGRUPO

    Nunca sabremos por qué, cómo y quién voto a quien en la decisión sobre la presidencia del Eurogrupo. Además de la ineficaz gestión de los apoyos que se ha hecho desde España, existe un problema de fondo mayor, que lo vengo denunciando desde hace años, incluso en publicaciones académicas. Ese problema es que el Eurogrupo es un órgano informal, que no está regulado en los Tratados de la UE sino, parcamente, en un Protocolo añadido a los Tratados. Se trata del Protocolo 14, Anexo, que únicamente dispone lo siguiente:
    <>

    Como se puede apreciar, no se especifica el sistema de votación, que se ha acordado, informalmente, que sea secreto, lo cual sorprende puesto que incluso en el Consejo de la Unión, el co-legislador, el voto ha de poder ser conocido por la ciudadanía, a la que se da derecho a solicitar información al respecto cuando las sesiones no sean públicas y no se pueda apreciar el sentido del voto.

    Tampoco se establece ningún mecanismo de responsabilidad sobre la actuación y los acuerdos que tome el Eurogrupo, ni sobre la acción de su Presidente, al contrario de lo que sucede con la Comisión Europea, que puede ser objeto de una moción de censura por parte del Parlamento Europeo y cuyos miembros han de obtener la confianza del mismo.

    Afortunada, o desafortunadamente, el Eurogrupo no es un órgano decisorio, sino que prepara las decisiones del Consejo. Pero es un órgano influyente que debería estar mejor regulado. En un trabajo académico, publicado en el libro «Reforma constitucional en la Unión Europea y en España», coordinado por M. Martínez Cuadrado y editado en Marcial Pons, cuestioné al Eurogrupo, advirtiendo de los peligros a que se ve sometido el Estado de Derecho, en el siguiente sentido:

    <>

    Me estaba refiriendo a la actitud mostrada por el entonces Presidente del Eurogrupo, Dijsslbloem, hacia los países del sur de Europa. La prensa del momento se hizo eco de la afirmación de Dijsslbloem, en un debate en el Parlamento Europeo: «En la crisis del euro, los países del Norte se han mostrado solidarios con los países afectados por la crisis. Como socialdemócrata, atribuyo a la solidaridad una importancia excepcional. Pero el que la solicita, tiene también obligaciones. Yo no puedo gastarme todo el dinero en copas y mujeres y pedirte luego que me ayudes». El Parlamento Europeo rechazó fulminantemente tal afirmación, por machista y xenófoba https://www.elmundo.es/…/03/21/58d15c9cca47413d5a8b45f9.html (acceso 6 octubre 2019).

    Por ello, uno de los temas que pienso llevar, entre otros, a la Conferencia sobre el futuro de Europa tiene que ver con la gobernanza del Eurogrupo, proponiendo su regulación en los Tratados, con un sistema de toma de decisiones que permita visibilizar lo que cada uno propone y vota y con control democrático de este órgano por parte del Parlamento Europeo. Si el órgano es importante, regúlese como es debido. Y si no lo es disuélvanlo. Pero no nos pongamos palos en la rueda. La construcción de la UE es lenta y difícil, pero no nos podemos permitir retrocesos mediante la consolidación de los «mecanismos informales». Teresa Freixes

    • Albert Peris
      10/07/2020 at 13:39

      R. Estoy de acuerdo en todo lo afirmado en la respuesta.

      • R
        10/07/2020 at 14:06

        Algunos apuntes sobre la elección del presidente del Eurogrupo ayer:

        1) La votación fue secreta y no hay manera de saber quién votó cómo. Son todos especulaciones. De hecho, Calviño dice que tenía los 10 votos asegurados y que alguien no votó como había prometido.

        2) Calviño fue una muy buena candidata y así lo fueron los otros dos, así que dejémonos de “Ella fue la mejor candidata pero perdió por ser mujer/ española, etc.

        3) Por qué se impuso Donohoe? Varias razones probables:
        – Irlanda es el mejor ejemplo de superación: fue rescatado y ahora tiene una economía muy exitosa.
        – Irlanda es el estado miembro más perjudicado por el Brexit y la UE le quiere mostrar su respaldo.
        – Evidentemente, Donohoe es el que más insistió en la necesidad de reformas estructurales en todos los países- es lo que quieren los frugales. Si es verdad que lo han votado, puede ser que han hecho concesiones de cara al Consejo Europeo de la semana que viene para convencer a otros estados miembros votar para el Irlandés. Nada que objetar. Eso es política.
        – España ya tiene un puesto importante en la UE: el del Alto Representante. Irlanda solo la Ombudsman.
        – El hecho de que Calviño fuera directora general en la Comisión Europea para muchos no es una ventaja sino justo lo contrario: prefieren alguien con mucha experiencia en el Eurogrupo (como ministro de finanzas) que un conocedor de la ejecutiva europea, que para esto ya está la Comisión que es invitada a muchas de las reuniones del Eurogrupo para presentar su punto de vista.
        – Después está la anécdota esa que en 2018 Calviño dijo en un evento que las propuestas de los países hanseaticos sobre el MEDE son propuestas de países pequeños con peso pequeño. Bueno.

        4) Cuál es la importancia del puesto: poca.
        El Eurogrupo es poco más que un club de cenas. No tiene unas funciones formales. Muchas veces actúa como grupo de trabajo- el Consejo Europeo le pide trabajar en algún tema de gobernanza económica o en cuertos instrumentos de la política fiscal. En la mayoría de los casos el Eurogrupo no consigue llevar a cabo la tarea porque los ministros de finanzas no se ponen de acuerdo y pasan la patata caliente de nuevo a sus jefes en el Consejo Europeo o piden ayuda a la Comisión.

        El Eurogrupo sólo tuvo más visibilidad y preparó decisiones importantes sobre los rescates a Grecia bajo la presidencia de Juncker y con Schäuble dentro. Una constelación única que les permitía guiar las decisiones de la eurozona en estos momentos.

        Ahora estamos en otro escenario: el paquete de recuperación económica y el presupuesto de lanUE que se están negociando son para toda la UE, no solo para la zona euro, así que el Eurogrupo no tendrá un papel relevante. Eva Alex

  4. Francesc
    10/07/2020 at 12:52

    Dejo esta entrevista para quién le pueda interesar:

    http://www.elinconformistadigital.com/2020/07/10/entrevista-sobre-la-construccion-de-europa-en-istopia-historia/

    Salgo en los veinte últimos minutos.

    Saludos

  5. BartoloméC
    10/07/2020 at 09:50

    Sr.Foix: no deja de ser muy curiosa y sintómatica esta votación…

  6. Albert Peris
    10/07/2020 at 09:24

    Sr. Foix : Me sumo a la opinion, que nos expresa en su artículo … » Calviño, Iglesias y Sánchez «… y también me sumo a la respuesta opinión, de el compañero del blog, José A. Garcia.

  7. dogbert
    10/07/2020 at 00:57

    Yo creo que a Pedro Sanchez ya le va bien que Nadia Calviño siga en el gobierno de dique ante los impetus podemitas.
    Al contrario de lo que opina el Sr. Foix, no entiendo que esto sea una derrota para el presidente del reino de españa.
    En cuanto a los intereses españoles, decir que estan muy devaluados y que no cotizan y menos que lo haran cuando en el otoño que previene caigan (mas) chuzos de punta en un pais de servicios (malos) y un funcionariado enquistado ineficiente que no permite (ni admite) entrar en el siglo en el que formalmente estamos.

  8. Francesc
    10/07/2020 at 00:56

    No pasa nada media España se alegra de que no hayan elegido a Calviño. Precisamente es la misma que siempre tiene en la boca las palabras nación y patria. Definitivamente este país no tiene remedio y Europa se desliza por la senda peligrosa.

  9. Francesc
    10/07/2020 at 00:49

    Lluís la derrota con Calviño es todo eso y también para la propia Europa.

  10. José A García
    10/07/2020 at 00:00

    La UE no es una democracia. Es un mercado donde algunos países se permiten hacer dumping fiscal, caso de Irlanda, o tener paraísos fiscales como Holanda. Esto no es ético ni permite mantener un estado de bienestar ni de justicia en toda la zona: los derechos humanos no son solo la libertad individual. Si los países del sur vuelven a la situación de 2010, con algo parecido a los hombres de negro puede iniciarse la destrucción de la UE que desearían muchas personas. No es razonable que un país con una población pequeña y un PIB menor, además de una contribución fiscal raquítica tenga el mismo peso que Alemania o Francia. Sin estos dos países no existiría la UE, ni siquiera se podrían defender las Repúblicas Bálticas de Rusia, excepto que fueran colonias de los EEUU.

    Decimos creer en la democracia, pero cuando un partido cumpliendo con las leyes alcanza el poder, pero no agrada al poder económico, entonces no vale (Grecia, España, Italia) y se castiga a esos países. Es decir, solo pueden llegar al poder los partidos que no ponen pegas al sistema económico. No sería más coherente prohibirlos para no ser hipócritas. Están alimentando a la extrema derecha, se lo ponen muy fácil. Además, si no se fían de los países del Sur porque no nos echan de la UE, del euro y de lo que sea; así serían felices y más ricos.

    • Albert Peris
      10/07/2020 at 09:11

      José A. Garcia, Pienso y opino igual ó idem total.

  11. Camelia Martí
    09/07/2020 at 22:35

    Habrá influido la oposición del PP español en Europa tal vez, aquello que sonó tan poco leal

  12. Ramon
    09/07/2020 at 22:20

    Han pesado mas los intereses nacionales, de cada pais, Irlanda, Luxemburgo, Holanda, Malta que los del conjunto de Europa. Sobre el efecto Pablo, es para pensarlo, no se, quizás es posible. Lo que esta claro es que la señora Nadia Calviño es una buena candidata. Seguirá pues de contrapeso aquí.

Comments are closed.