Los políticos y el miedo socializado

La observancia de las disposiciones para prevenir el contagio del coronavirus han de ser un deber cívico de todos.

La inseguridad crea angustia personal y colectiva. Los gobiernos reaccionan con gran rapidez cuando el miedo domina el ambiente. Sin la existencia de individuos angustiados, no nos podríamos imaginar la necesidad de la existencia del Estado, dejó escrito Zygmunt Bauman. Cada época ha vivido envuelta en los vaticinios de desgracias apocalípticas y de peligros devastadores. No hay un solo periodo de paz perpetua como preconizó Immanuel Kant en plena Revolución Francesa.

El miedo a lo que nos puede ocurrir se produce en medio de una gran catástrofe, al perder una guerra o en los infortunios personales o colectivos. Un rápido repaso a la historia reciente nos recuerda los arsenales nucleares de la guerra fría, la desintegración de la Unión Soviética o los atentados del 11-S del 2001 en Nueva York.

Todos estos acontecimientos han dejado una marca en la historia humana pero la vida ha continuado de otra manera con nuevos medios, armas distintas y descubrimientos científicos que han permitido superar las catástrofes pasadas en espera de que lleguen otras nuevas.

La novedad del coronavirus es su dimensión global, que ha obligado a la humanidad entera, casi, a llevar mascarilla sin saber exactamente si esa precaución universal nos va a librar de contaminar o ser contaminados. No es una guerra entre pueblos ni hay un enemigo al que hay que abatir. No. Hay un virus que ha desconcertado a las autoridades sanitarias, a la industria farmacéutica, a los gobiernos y, por supuesto, a todos nosotros.

La clase política ha actuado con la precipitación que exigía la rapidez de la propagación de la pandemia. Lo ha hecho bien o mal, es muy pronto para hacer un balance. Lo que me atrevo a afirmar es que no sabían más y han dado muestras de dar palos de ciego en una cuestión en la que está en juego la salud y la vida de miles de personas.

Han intentado hacer política con la pandemia sin ser capaces ni siquiera de contar el número de muertos. No han errado en unos centenares de fallecidos sino en más de diez mil. Han habido las cifras oficiales del Gobierno, contabilizadas a diario por el doctor Fernando Simón, que no han llegado a las 29.000 y luego las otras estadísticas también oficiales de tres organismos públicos que cifran el número de víctimas en 44.800. El pasado 17 de junio así lo indicaba en estas mismas páginas. Si no podemos fiarnos de algo tan elemental como los muertos por el virus es lícito desconfiar de todo lo que haga referencia a las políticas aplicadas a combatir la pandemia.

El presidente del Gobierno, varios de sus ministros, presidentes autonómicos, consejeros de muchos departamentos, autoridades sanitarias, académicas y especialistas varios han dedicado cientos de horas a explicarnos lo que no sabían. En todo este largo recorrido he seguido con mucha atención los análisis de Josep Corbella en este diario, que han servido de guía para cuantos no hemos aceptado la utilización de la pandemia para politiquear machacando retóricamente al personal.

No consuela el hecho de que Donald Trump o Boris Johnson, para poner dos ejemplos muy llamativos, hayan tenido que rectificar sus políticas a medida que el avance del virus desmentía sus pronósticos, o que el paso por urgencias en el hospital obligara a Johnson a reconocer públicamente lo mal que lo pasó en la UCI. La medida de obligar a la cuarentena a cualquiera de los viajeros que lleguen a Gran Bretaña desde España es impropia de un gobernante responsable, sobre todo si se anuncia tres horas antes de entrar en vigor. Me permito pensar que puede ser una manera para desviar a los turistas que habitualmente visitan España a que se queden en las costas y en la campiña de Inglaterra.

En tiempos convulsos como los actuales hay que exigir un mínimo de competencia y un conocimiento de los temas que preocupan a la mayoría. El president Quim Torra se cansó de pedir las competencias con el argumento, así lo dijo la consellera Budó, que si se administrara la crisis desde Catalunya habría menos muertos.

El lunes salió a primera hora para pedirnos que fuéramos responsables y que se cumplieran las indicaciones del Govern cuando si algo se ha hecho desde la Generalitat en los últimos años ha sido saltarse leyes y reglas que nos han conducido a la anómala situación en la que vivimos y que afecta a la convivencia, a la economía y a la relación con los otros pueblos de España y con la comunidad internacional. Pensad y sed responsables, nos dijo.

Sancionar al arzobispo Joan Josep Omella por haber celebrado una misa funeral en la Sagrada Família por tantos muertos que no pudieron recibir los últimos ritos es un agravio comparativo con tantas concentraciones de ciudadanos que han celebrado una victoria deportiva, en Sabadell por ejemplo, o se han divertido en las playas sin guardar las normas de seguridad dictadas por la propia Generalitat. El Govern autoriza a los turistas a que visiten el templo de Gaudí pero no deja que los creyentes, un 23 por ciento del aforo, acudan a honrar a sus muertos. Incoherente.

Y si al anunciar la sanción se reprocha al cardenal que “no haya levantado la voz contra la represión en Catalunya”, me parece una irresponsabilidad a modo de venganza de la primera autoridad del país.

Publicado en La Vanguardia el 29 de julio de 2020

 

 

  18 comentarios por “Los políticos y el miedo socializado

  1. La olvidada virtud de la dignidad política Francis Fernández -http://www.elindependientedegranada.es/blog/olvidada-virtud-dignidad-politica

  2. Es un articulo para leer dos veces. Los que venimos pora quie nos gusta “decir un poco la nuestra” matizar algo con buena voluntad…pero en este caso, no le quito ni coma, ni punto. Lastima que no se lo leyese toda la población.

  3. Sr. Foix : Una vez más estoy de acuerdo con las opiniones, sobre todos los temas, que nos interesan más, que Vd. deja escritos, en su artículo de hoy, titulado … ” Los políticos y el miedo socializado “… porque mentalmente pienso igual ó idem en todos los aspectos.

    Pues le veo neutral políticamente, sensato y respectuoso, ect….con todos.

    Punto y aparte de que tambien Vd. se puede indignar, frente a las actuaciones mentales insensatas y faltas de criterio imparcial talentudo, de la mayoría de personas, que pretender dirigir el poder ejecutivo, sea como sea.

    De repente me estoy dando cuenta, que últimamente, cuando veo y oigo las noticias, ect. ó leo el periodico, ect. …observo que de repente, paso por alto y ni les miro, ni escucho, nime intereso por aquellos personajes que pretenden dirigir y mandar, sobre nuestro mundo social, nacional, independentista, extranjero, ect, ect.

    No me interesa, Trump, Jhonson, Putin,ect. … incluidos cualquier político castellano español, político catalán español, vasco español, gallego español, ect.incluidos todos, sin excepción desde los de ultraderecha a los de ultraizquierda, pasando por todas las variantes de partidos políticos, ect.

    Pues solo me interesa la REALIDAD …DEL MODUS VIVENDI Y SU ECT…. en que vive en la pura realidad, nuestra sociedad humana y la falta de PREVISIÓN de sus señorías parlamentarias, responsables del poder ejecutivo decisorio ó del poder de la oposición responsable, que tambien deja muchisimoo, que desear.

    Al buen entendedor ó la buena entendedora de la realidad.

  4. Juan Luis Jiménez
    @JuanLuis_JG
    En junio aportamos evidencias en @nadaesgratis
    acerca de cómo la mala calidad de los datos sobre el coronavirus en España podría afectar al turismo.

    Por desgracia, los resultados turísticos actuales cumplen lo augurado.

    Solución: datos, datos, datos. Y transparencia

  5. Cuando al clan Pujol le han tocado el voraviu mas de la cuenta, los borbones han empezado a tambalearse igual que aquel pobre oso que medio dopado cazo el emerito. Que cosas!
    Cuando la iglesia no se ha puesto la barretina ha empezado a salir todo lo inmatriculado y la sagrada familia y el sur sur corda. Que cosas!
    Vaya mafias xD
    Y tots plegats estupefactos y cagadets cagadets. Solo falta que nos adviertan que los aparatos de aire acondicionado propicia el covid19 el 20 y los pies planos.
    Por favor!

  6. Nadie puede predecir que ocurrirá con este.virus. Por ejemplo, posee un sistema de autoreparación de su RNA, y proteínas para bloquear la respuesta inmunológica. La naturaleza es un sistema aleatorio y está situación es un cisne negro estadístico. Sabemos algo, pero menos de lo que creemos. Un detalle es la cantidad de bases de su RNA, más de 29000, el VIH tiene una cantidad inferior, casi la mitad. Los científicos y científicas no tienen un acuerdo total sobre un virus del que nada sabíamos. Claro decir esto no es muy adecuado, pero los seres humanos tenemos que aceptar que no podemos hacer planes infalibles. En antiguo: el hombre propone y Dios decide, o para otras personas el Azar decide.

    • Asi es, se van descubriendo cada mes caracteristicas del virus, he leido que depende del enfermo puede producirle o no lesiones en algun organo que no son los pulmones y en algunos casos fibrosis en los pulmones, como en el caso del virus del hepatitis C. Creo que aun no saben porque no se propaga entre los niños.

  7. 51 min ·

    “Lo que el oído desea oír es música, y la prohibición de oír música se llama obstrucción al oído. Lo que el ojo desea ver es belleza, y la prohibición de ver belleza es llamada obstrucción a la visa. Lo que la nariz desea es oler perfume, y la prohibición de oler perfume es llamada obstrucción al olfato. De lo que la boca quiere hablar es de lo justo e injusto, y la prohibición de hablar de lo justo e injusto es llamada obstrucción del entendimiento. Lo que el cuerpo desea disfrutar son ricos alimentos y bellas ropas, y la prohibición de gozar de éstos se llama obstrucción a las sensaciones del cuerpo. Lo que la mente quiere es ser libre,y la prohibición a ésta libertad se llama obstrucción a la Naturaleza” Yang Chu

  8. Así es, hay muchas incoherencias, muchos palos de ciego, con diferencias entre países mas Científicos VS países con decisiones más políticas que científicas (el doc Benito Almirante y el citado Josep Corbella, en otros temas de ciencia el médico Alberto San Agustin,el doc JM Miró,Oriol Mitja entre otros nos lo explican muy bien) Los políticos después de tantos errores ¿tienen autoridad moral para dar lecciones? para dar rienda suelta a las multas ? Pueden denegar que un ciudadano que tiene segunda residencia no pueda viajar a España de vacaciones? si el demuestra con un test que no esta enfermo al ir y al volver. Además porque estas medidas contra nosotros cuando estamos igual que ellos? porque los números de los números de contagiados de la Generalitat se cree que están inflados por positivos en pruebas serológicas, los casos no activos!. Esto ha influido para que no nos visiten ni holandeses ni Franceses ni británicos ni austriacos?

  9. EL PRESIDENT DE L’EPISCOPAT ESPANYOL POLITIZA EL CORONAVIRUS A CATALUNYA

    1. ¿Parlem del cardenal Joan Josep Omella i del coronavirus a Barcelona i Catalunya? Ell, president de la Conferencia Episcopal Española, s’enfronta al Govern català en l’afer de la pandèmia.

    2. El president de l’episcopat espanyol ha volgut celebrar un funeral a la Sagrada Família pels morts pel Covid-19, pandèmia que encara no ha desaparegut. El Govern català, per aquest motiu, pren mesures per salvaguardar la salut i la vida dels ciutadans com passa a Espanya, a Europa, al món. Una mesura es limitar l’aglomeració de la gent en espais determinats com, per exemple, un camp de futbol, un cinema, un local d’oci nocturn, un temple…

    3. Però Omella, apropiant-se d’una autoritat civil que no li pertoca, ha imposat el seu funeral. Tota una demostració de politització i d’irresponsabilitat. Ell és el primer responsable si se’n deriven casos de contagis en la missa a la Sagrada Família.

    4. El cardenal apella als drets de culte constitucionalment protegits. Per tant, segons Omella, la missa no pot ajornar-se malgrat el maleit virus. El cardenal, però, no diu que hi ha uns drets constitucionals prioritaris com els de la salut i la vida. També son prioritaris els continguts a la Declaració Universal dels Drets Humans com els drets i les llibertats de les persones, inclosos els dels exiliats i presos polítics, i dels pobles, com Catalunya. El president Quim Torra replica al cardenal Joan Josep Omella que “no ha aixecat mai la veu en els últims anys en contra de la repressió que es viu a Catalunya”.

    4. I, com a contrast i a diferencia d’Omella, el bisbe de Lleida, Salvador Giménez Valls, ha optat per ajornar la missa prevista aquest passat diumenge a la catedral. El motiu esgrimit pel bisbe es el conjunt de mesures sanitàries aplicades a les terres lleidatanes per lluitar contra el virus.

    • En conclisió, Omella està en el punt de mira de l’independentisme.
      Propera estació, convertir l’Esglèsia catalana al sobiranisme.
      Omella és un unionista.
      Qui serà el pròxim objectiu ?
      Bones vacances, Oriol.

      • Carlos, bones vacances.
        Omella es president de la Conferencia Episcopal ESPAÑOLA i l’importa un bledo que hi hagi una Conferencia Episcopal CATALANA com la que ell presideix. Vol una Catalana depenent i subordinada a l’Espanyola.

  10. El independentismo catalán haría bien en valorar correctamente la fuerza de sus adversarios y en conocer de antemano si tiene los apoyos exteriores que cree tener: antes de iniciar un conflicto, uno tiene que saber si lo puede ganar.

    • Comentari a Santiago Casan Cava

      1, El nacionalisme espanyol faria be de renunciar a la repressió, als GAL, les clavegueres de l’estat, la caverna mediàtica, l’actuació policial contra els que van a les urnes. La democracia que es vol imposar a cops de porra i sense urnes no es democracia.

      2. Els exiliats politics catalans son considerats demòcrates, pacifics i viuen en llibertat a la Unió Europea, Alguns son, fins i tot, eurodiputats. Aquests exiliats si estiguessin a l’Espanya del fill de l’exemplar Juan Carlos I estarien empressonats com els seus companys tractats com criminals perillosos.

Comentarios cerrados.