La administración de los miedos

La dureza de los ajustes y recortes es proclamada con toda normalidad por el Gobierno Rajoy y por todos los presidentes de comunidades autónomas que no tienen elecciones a la vista. El de Cantabria, Ignacio Diego, ha dicho que “vamos desnudos, no hay un euro y no soportaremos otro año más”.

Manifestación sindical en Barcelona

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, compareció con las tijeras en la mano, dispuesta a recortar todo lo que se le pusiera por delante. Artur Mas ya lo ha hecho en Catalunya y, a pesar de ello, el déficit se ha disparado casi dos puntos más de lo previsto. El discurso llega desde Berlín y es ejecutado dramáticamente en la plaza Sintagma de Atenas donde miles de manifestantes no tuercen las votaciones mayoritarias aceptando todos los ajustes impuestos desde fuera.

Los gobiernos europeos están administrando los miedos para hacer lo que creen oportuno para salir de la crisis. Pero en este ambiente de temor no hay debates, no hay alternativas y no hay oposición. Las respuestas se producen en las calles porque desde los gobiernos se nos informa que no hay esperanza a corto o medio plazo.

La posición de dominio del Gobierno de Angela Merkel le ha llevado a imponer una política de estricta austeridad sin ofrecer, a la vez, una alternativa de estímulo y crecimiento. No creo que nadie me pueda rebatir el hecho que hoy estamos peor que hace un año en todos los países de la zona euro. Hace unas semanas aparecía el nonagenario Helmut Schmidt para decir en el congreso del SPD que Merkel estaba sembrando el miedo en Europa y que Alemania corría el riesgo de quedar aislada. Ayer fue Helmut Kohl el que reiteró que Alemania debe estar comprometida con Europa porque, en definitiva, se trata de una cuestión de guerra o paz.

Pueden parecer exageradas estas advertencias de estos dos ancianos estadistas alemanes. Pero saben de lo que hablan, conocen la historia de su país y de Europa y temen que un gobierno alemán que imponga sus criterios puede tener consecuencias muy negativas. Goethe decía que los alemanes tienen por costumbre hacer complicadas las cosas fáciles, tanto para ellos como para los demás. Los políticos europeos, lo cuenta Rafael Jorba en su libro La mirada del otro, ya no logran que cuajen propuestas a largo plazo porque no saben generar consensos y se refugian en administrar los miedos en la sociedad.

No se combate el miedo infundiendo más miedo a las gentes. Faltan palabras de aliento, esperanza y optimismo. El presidente Roosevelt no sabía muy bien qué hacer al pronunciar su discurso inaugural el 4 de marzo de 1933, poco más de un mes después de la subida al poder de Hitler. Pero con su palabra quiso cambiar el pesimismo que había causado la gran crisis de 1929. Dejadme proclamar, dijo, mi firme creencia de que a lo único que hemos de tener miedo es al mismo miedo.

Publicado en La Vanguardia el 1-3-2012

  17 comentarios por “La administración de los miedos

  1. Pienso que esta crisis económico-financiera global la sociedad humana la vive de muchas diferentes maneras.

    * Los que la idearon, provocaron y que aún siguen beneficiandose, en gran manera, de ella, provocando alzas y bajas en todas las divisas y todas las bolsas del mundo. Y que no tienen ninguna prisa ni necesidad de terminarla.

    * Los grandes multimillonarios, financieros y banqueros igualmente digo.

    * Los millonarios, fiancieros, banqueros normales igualmente. Pero estos están preocupados, aunque viven bién y no lo padecen.

    * Los millonarios, grandes empresarios, ect. igual que los anteriores.

    * Los ricos, empresarios medianos, y los pequeños empresarios autonomos están en la ruina y la bancarrota.

    * En cuanto a los pequeños empresarios autonómos están en la ruina, en el paro, lo han perdido todo e incluso algunos su propia vivienda ó propiedades.

    Y atención estos últimos no perciben ni cobran el paro por no tener derecho. Tampoco indemnización nionguna.

    * Los funcionarios/as del estado de todas clases. Con recortes pero tienen trabajo. Viven con dificultades pero se sienten aún seguros al tener su lugar de trabajo.

    * Los trabajadores/as de todas clases y empleos. Van haciendo con dificultades. Pero tienen miedo al despido y al futuro.
    Los trabajadores que son directivos también tienen el mismo miedo.

    * Los trabajadores/as que están en el paro y cobran indemnizaciones y prestaciones del estado para el paro. Van viviendo pero con miedo al presente y al futuro.

    * Los trabajadores/as que están en el paro y se les termina el cobro del paro. No pueden pagar la hipoteca ó el alquiler del piso ó vivienda. Y además el banco les embarga el piso. Y les deja en la calle.
    Estos están en la miseria, en la desesperanza y el miedo real absoluto.
    Porque aunque de momento les ayuden, pasando estrecheces. sus padres se preguntan: ¿ Que pasará ó pasaría si se mueren los padres ?

    En resumen: Como puede muy bién verse existen diferentes miedos y diferentes reacciones para resolverlo ó plantarle cara.

    No es lo mismo el miedo a perder el statu quo en que nos hallamos ó el miedo a perder el empleo, los ingresos, la vivienda y quedarse en la calle y en la miséria más absoluta.

    Unos se benefician de la crisis y otros la sufren, la viven y la padecen.

    Los primeros no tienen ninguna prisa en solucionarla. Los demás tienen la urgencia máxima.

    Existen pues diferentes niveles y urgencias.

  2. El miedo no hay que administrarlo . Hay que combatirlo y derrotarlo. Lo que hay que administrar son las fuerzas, la inteligencia, la acción para terminar con discursos atemorizantes, la acción para conseguir parar el despropósito, para librarnos del sometimiento al dictado de Merkel & Co., para hacer dimitir a un gobierno que pacta bajo la mesa con esos filántropos reconocidos como son los banqueros , para obligar a convocar referendums sobre cuestiones de interés nacional que no son defendidas por los gobiernos de espaldas a la opinión de los ciudadanos. Seguramente esta tibia medida de dación que se acaba de aprobar no hubiera sido posible sin la presencia sistemática de piquetes del 15M en las puertas de las viviendas desalojadas. De nada vale quejarse si en nuestro fuero interno estamos resignados. Otras fórmulas, otras vías, otro mundo es posible.

  3. El BCE ha inundado de decenas de miles de millones de euros a la banca europea al 1% a devolver en tres años.
    Vaya Vd. a por un credito al consumo a su banco amigo y si se lo dan, que esa es otra, se lo daran al 9%
    Uno de los ultimos indultados por el gobierno (socialista ojo) fue el consejero delegado del que quiere ser nuestro banco que ingreso el año pasado once millones de euros.
    Dejemonos de miedos y entelequias existenciales y no perdamos de vista lo concreto y actuemos (o no). Hay que optar.

  4. No puc estar més d’acord amb el que expresa BartoloméC. La por és el negoci més lucratiu dels darrers temps!

  5. Del vídeo de la presentación del libro de Rafael Jorba “La mirada del otro” (de resonancias Habermasianas, ya que hablamos de Alemania) deduzco que va un poco en la línea –o que si más no roza el mismo tema– de un artículo que apareció el domingo en el diario “Ara” escrito por Eduard Voltas: En castellà també, sisplau, en el que el autor recordaba y razonaba lo que por otra parte es una obviedad: que en una hipotética Catalunya independiente el castellano debería ser asumido como cosa propia y tenerlo como un activo de la Catalunya de hoy y de mañana.. Me felicito por ello; tengo la sensación, o quizá es que hoy me he levantado un poco más optimista, de que el buen sentido va ganando terreno.

  6. Sr. Foix: Me gusta todo el artículo. Me quedo también con el último párrafo y su cita.

    Y con las respuestas de los compañeros del blog, Àngel y BartoloméC.

    No tengo nada más que añadir. Porque entre todos lo dicen todo.

  7. Va siendo hora de que los sabios y expertos nos digan por donde tirar y expliquen porqué las medidas tomadas estos últimos cuatro años de crisis no han servido para nada. No vale que al final del túnel tantos “catedráticos” nos explique lo que ha pasado…

  8. Tornem sempre al mateix punt.
    El BCE injecta 529.531 milions de euros per comprar deute . Algú sabría dir-me quants d’aquests euros aniran al crèdit. O els bancs ensumaran una vegada mes la gran oportunitat de fer negoci propi?.
    Finançar el deute amb mes deute, sense creixement es molt perillós. Es va fent una bola de neu cada vegada mes grossa.
    La deute pot créixer sempre que el Producte Nacional Brut creixi mes ràpidament. Als EEUU des de la segona guerra mundial fins l’any 1974 el deute ha augmentat de forma continuada degut al dèficit pressupostari, però la relació amb el PNB ha estat caient, perquè aquest creixia mes ràpidament que el deute. Això relativitza la importància del deute i del dèficit. Es important per tant fer les politiques necessàries de creixement.
    Deixem-nos ja de tonteries i nacionalitzem la banca, temporalment o no, per assegurar que el crèdit flueix.
    Perseguim el frau fiscal d’una punyetera vegada i fem-ho a nivell estatal i europeu.
    Canviem les lleis que permeten el frau fiscal legal.
    I lo mes important hem de accelerar la formació del Estats Federals Europeus amb la formació d’un govern que pugui actuar sobre la demanda global agregada i marcar les politiques econòmiques necessàries, com prohibir la lliure circulació de capitals, per impedir els atacs especulatius.
    O es prenen decisicions, o no trigarem gaire a veure una “primavera europea” als carrers.

    • Estic totalment d’acord, Àngel. De fet es la única solució i la mes efectiva.

    • Hay que tomar decisiones ya mismo Ángel o de lo contrario habrá que ir pensando que hay intereses en que esa primavera europea nos lleve por delante…

  9. Muy buenas. Bartolomé, yo diría que “miedo” no es una posesión, sino una herramienta. Que de hecho produce maravillosos resultados para algunos. Un billete express a realizar política que no hubiera sido posible por cauces tranquilos.
    Es hora de mantenerse firme, como individuo y como sociedad.
    A propósito, muy buen blog!

  10. Sr.Foix: El único negocio que funciona hoy en día es el negocio del miedo, se le están sacando jugosos beneficios, frente al miedo de perder el trabajo, la casa, el comercio, la pensión o lo que se tercie, todo el mundo se replantea con mucho cuidado la situación y mide con extraordinario temor cualquier respuesta, aceptamos las premisas que nos plantean ante el pavor de vernos en situaciones de pérdidas de nuestro ilusorio estado de bienestar…hay miedo a perder lo poco que se tiene, sin darnos cuenta que lo poco que nos queda es eso…miedo…

Comentarios cerrados.