Grecia, un enfermo en fase terminal

La prensa griega caricaturizaba a Angela Merkel con botas nazis y con el casco del canciller Bismarck por los sucesivos rescates y por el programa de austeridad a que ha sometido a los griegos en los últimos meses. La respuesta en las elecciones del domingo ha sido negar una mayoría a conservadores y socialistas, que han gobernado en Atenas por separado o juntos en los últimos cuarenta años. La derecha de Samaras ha llegado primera, pero ha perdido 15 puntos, mientras que los socialistas del Pasok han perdido 30 puntos y han quedado como tercera fuerza.

Antonis Samaras, lider de Nueva Democracia, incapaz de formar gobierno

Ha sido tal el descalabro que ni juntos disponen de una mayoría para poder formar gobierno. La coalición de izquierda radical Syriza ha conseguido la segunda plaza, con un 16%, y el partido nazi ha cosechado un 7%.

Grecia no es Francia y los resultados que celebraban los socialistas franceses con la victoria de Hollande borraban lo que había ocurrido en Atenas. Cuando a una sociedad se la tensa hasta el extremo de perder la esperanza, reacciona de forma inesperada. Los griegos sacaron de los sarcófagos de la historia a los nazis alemanes y han colocado a unos 20 diputados nazis en su Parlamento. La coalición radical de izquierdas es una salida desesperada que no lleva a ninguna parte.

La austeridad sin matices a que se ha sometido a Grecia ha hecho saltar las costuras de un país frágil, inconsciente de las reglas para administrar los fondos públicos, irresponsable y ahora incapaz de formar un gobierno estable.

A pesar de los rescates y recortes drásticos que ha sufrido por exigencias del guión europeo, los griegos no han votado mayoritariamente en contra de Europa, ni siquiera en contra del euro. Lo han hecho para protestar contra sus políticos tradicionales, pero también contra las amargas medicinas de austeridad.

El hecho cierto es que de las dos elecciones del domingo se pueden sacar dos conclusiones. La primera es que la victoria de Hollande puede ser un reequilibrio de la política económica alemana y la aparición del concepto de crecimiento por encima de la austeridad. La segunda es que Grecia sigue siendo un enfermo en fase terminal de esta Europa que ha perdido el hilo conductor de su fundación: el progreso, la paz, la libertad y la solidaridad. Alemania puede ser responsable de la drástica austeridad. Pero los culpables son los griegos.

Publicado en La Vanguardia el 8-5-2012

8 comentarios

  8 comments for “Grecia, un enfermo en fase terminal

  1. francis black
    09/05/2012 at 17:15

    Si bueno pero «los griegos» es un plural, yo no veo que un tío que trabaja ocho o diez horas en un supermercado, gane 800 euros y tenga dos hijos pueda ser el culpable de algo.

  2. Ramon M
    09/05/2012 at 11:47

    Koo añade que no solo fueron los tipos de interés a corto plazo demasiado bajos para estos países, si no que esta llegada de capitales del núcleo de Europa hizo caer los tipos a largo plazo, lo que añadió más aire a la burbuja.

    «Si Alemania se hubiera enfrentado a su recesión de balance con un mayor estímulo fiscal, el BCE no tendría que haber bajado tanto los tipos de interés como hizo, y las burbujas inmobiliarias en España y Portugal no se hubieran expandido como lo hicieron».http://www.eleconomista.es/economia/noticias/3951686/05/12/Nomura-la-culpa-de-la-burbuja-inmobiliaria-en-Espana-fue-de-Alemania.html

    • Àngel
      09/05/2012 at 12:54

      Muy buen apunte Sr. Ramón M. Creo recordar que en el fondo de la actual crisis, está también el largo periodo en el que el Sr. Alan Greenspan mantuvo los tipos de interés bajísimos, siendo estos los más bajos de la historia desde la segunda guerra mundial.

    • 09/05/2012 at 15:17

      Volvemos a ir al meollo de la cuestión Ramón, las medidas que adopta y que ha adoptado Alemania para mejorar los problemas de su economía, no son precisamente las medidas que necesitan o han necesitado el resto de las economías europeas…

  3. dogbert
    08/05/2012 at 23:00

    «Pero los culpables son los griegos» remata el Sr. Foix. Habria que matizar pero lo dejamos asi.
    Y que hacemos con los griegos? Echandoles la culpa ya hemos cumplido?
    Conociendo el talante de nuestro anfitrion siempre constructivo y posibilista, se me ocurre pensar que no tiene tampoco idea de que hay que hacer con toda esta catastrofe griega hoy, y mañana vete a saber de quien.
    Detras de esta Grecia terminal que titula el Sr. Foix, hay personas, que hacemos con ellas? que esperanza les damos?
    Y si Alemania es responsable como tambien apunta el Sr. Foix, que juicio nos merece esta nacion? Que juicio merece?
    Griegos, alemanes. Europa?

  4. 08/05/2012 at 11:20

    Sr.Foix: Presumo que la sanidad europea no cubrirá más los gastos de la enfermedad del paciente griego…

    • Julia
      08/05/2012 at 17:59

      y menos con el partido nazi en la sala de espera del hospital.

    • Ramon M
      10/05/2012 at 17:13

      ..creo que al final Alemania cedera, pero Grecia le queda su camino largo para recuperarse..
      La historia esta presente…
      En la Revista de estudios Orteguianos, n.16-17-, 2008, Tiempos difíciles, paginas 286-292, encontré las reflexiones cruzadas de Herman Hesse-Thomas Man- y Ortega y Gasset,, nos indicaban:.

      «El problema del hombre moderno zarandeado por todo tipo de teorías, es que termina por no poseer la verdad alguna…consciente de su incapacidad intelectual presta oídos a los demagogos, que endulzan su inteligencia, con la sacarina de la vida inconsciente…el fin de la historia, el catastrofismo… el no ver las soluciones»
      Ortega y Gasset,en La rebelión de las masas. En 1930, afirmaba que «se impone un Estado general europeo… La ocasión que lleve súbitamente a término el proceso puede ser cualquiera: por ejemplo, la coleta de un chino que asome por los Urales o bien una sacudida del gran magma islámico».

Comments are closed.