Hay juego hasta el último minuto

Pablo Echenique, secretario de organización de Podemos, en el momento de anunciar los resultados de la consulta a los afiliados

Pablo Echenique, secretario de organización de Podemos, en el momento de anunciar los resultados de la consulta a los afiliados

Hasta el último minuto del último día no hay que descartar que haya un acuerdo de investidura. La aritmética es inflexible. Pero la política es flexible aunque no lo parezca. Mariano Rajoy no tiene aliados. Pedro Sánchez tiene a Ciudadanos y no a Podemos. Y al revés. Los nacionalistas catalanes y vascos podrían ser decisivos pero no son platos del gusto de tres de los cuatro partidos mayoritarios. Podemos contaría con ellos.

Más de cien días de tentativas, encuentros, discursos y desplantes. Podemos ha consultado a sus militantes y ha obtenido una respuesta contundente: el 88 por ciento rechaza un pacto de investidura con el PSOE y Ciudadanos. Los socialistas insisten en que es posible un acuerdo sin deshacer el pacto con Ciudadanos. Y por ahí no pasa Pablo Iglesias.

Es la España de las seguridades y del desprecio al adversario y a sus ideas. Aún siendo irreconciliables las posiciones cuando sólo falta una semana para saber si el pacto es posible, no hay que descartar un acuerdo in extremis. La izquierda, según las encuestas, saldría mal parada de las hipotéticas elecciones del 26 de junio. Nadie está dispuesto a despeñarse y, a pesar de las duras recriminaciones que se han cruzado Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, no hay que descartar que finalmente se abracen y pacten la investidura.

Echarían a Rajoy y al PP del poder. Ciertamente. Hay motivos sobrados para promover un recambio de un partido que está minado por casos de corrupción. Pero no está claro si el futuro gobierno tendría la estabilidad mínima exigible para sacar adelante la legislatura. Se va a esperar hasta el último segundo. La experiencia catalana muestra que nada es imposible. Estábamos a viernes y el lunes se convocaban elecciones. El domingo por la noche había nuevo president de la Generalitat. Ni él interesado, Carles Puigdemont, estaba al corriente de lo que se le venía encima.

Pero todo indica que no se superarán las barreras ideológicas, programáticas y personales que se han levantado desde las elecciones de diciembre. Unas nuevas elecciones no convienen a nadie. Y menos al país en su conjunto. Pero los políticos y las personas sabemos lo que no hay que hacer y, sin embargo, lo hacemos. Con todas sus consecuencias. Hay quien piensa que cuanto peor, mejor. Pero el país continuará y habrá gobierno antes de las vacaciones de verano.

 

  14 comentarios por “Hay juego hasta el último minuto

  1. No es en balde la reunión de hoy
    Rajoy Puigdemont esconderán las conversaciones para, en el último momento, aparcar los temas controvertidos y dejar con un palmo de narices a muchos.
    Al final la pela es la pela…

  2. Sr.Foix: De hecho y vistos los resultados a lo largo de los años, de el comportamiento de el antes y el despues, de los componentes humanos…de los partidos que han gobernado, me da igual que partido político gobierne y quien sea el Presidente de la Nación ó estado, pues lo que yo quiero es que se controle eficazmente la presunta corrupción, en las grandes obras de infraestructura, ect.del Estado.

    Y para ello hacen falta más funcionsrios especializados, en la Agencia Tributaria, capacitados y dedicados exclusivamente al tema y que dispongan de todos los medios necesarios para ello.

    • P.D. Leo en un periodico, … ” Guindos admite que el deficit superará lo previsto. ” pero …¿ Pensamos por un momento que, si todos los miles y miles de personas y… PERSONAJES… que DEFRAUDAN al Estado y por ende a los ciudadanos cotizantes… y además TRANSFIEREN su capital en millones dinerariosa a paraisos fiscales,…no lo hicieran y además devolvieran su dinero agenciado,…simplemente…, pues el Estado y los ciudadanos tendrían capital ó dinero remanente sobrante y desde luego no quiebra ó deficit ?

      Es solo una opinión…

  3. Sr Foix: ya supongo que no debe ser fácil ponerse de acuerdo( en cualquier tema) tanta y tan variada gente .No obstante, debería ser de pura lógica llegar a acuerdos simples que es lo que la graaan mayoría de los ciudadanos deseamos.
    Que funcionen las cosas básicas, educación,sanidad,cultura…sobretodo que todo el mundo tenga un empleo…luego ya iremos resolviendo temas mayores pero, de momento, anem per feina coi!!

  4. De acuerdo con BartoloméC, el título también es aplicable al fútbol. El Barça tendrá que esperar al “último minuto” sufriendo por su mala cabeza. Igual que la política.

  5. Sr.Foix: leyendo el encabezamiento de su artículo pensaba que hoy tocaba hablar del Barça…pero veo que al final la pelota que está en juego es la que rebota cada día en nuestras cabezas y nos deja anonadados y con los bolsillos vacios…todo cuánto estamos viendo y viviendo politicamente es de un escaso nivel y a veces tengo que pellizcarme para desmostrarme que no estoy soñandolo…

    • jajaja yo he tenido el mismo primer pensamiento sobre el barça con el título del post de hoy

        • pues no! cuando un equipo entra en una dinámica negativa como la de ahora los destrozos suelen ser importantes. en el fútbol, como en toda organización humana, a veces se cometen errores y abusos, pero cuando los resultados son buenos, eso lo tapa todo. hasta que se empiezan a perder partidos y/o títulos: ahí se descubre todo lo que se hacía mal y, con los sentimientos a flor de piel, se buscan culpables y ruedan cabezas, normalmente para mayor regocijo y recochineo del eterno rival. para mi, uno de los grandes errores es la cerrazón de messi en querer jugarlo todo. en temporadas profesionales tan exigentes, al final esto se paga caro, llegando al tramo decisivo fundido mental y físicamente. esto es un problema pero mayor aún es que el entrenador no tenga poder para sentar y rotar a quien considere oportuno por temor a que la estrellita de turno se mosquee. cuando los egos alcanzan estas dimensiones, si no hay resultados suele sobrevenir (y con razón) la catástrofe. estamos a un pelo de que pase esto!

Comentarios cerrados.