Esta Europa ha sido un éxito

La Europa que ha conseguido evitar la guerra durante más de ochenta años y ha borrado fronteras entre 28 paìses, ha sido un éxito.

Nunca como ahora había habido tantas personas que ejercieran su derecho a voto en el mundo. Es un triunfo ciertamente de la democracia en el sentido más amplio del término. Pero la democracia consiste en algo más que en votar cada cuatro o cinco años. Se trata de rendir cuentas a los gobernados, que tienen el privilegio de echar a los gobernantes si consideran que su gestión ha sido deficiente o mala.

Pocos conceptos políticos han sido tan manipulados como la democracia. En el siglo pasado, por ejemplo, dictadores fascistas como Mussolini o nazis como Hitler llegaron al poder a través de las urnas. Las democracias populares que proliferaron en la guerra fría eran ­dictaduras sin escrúpulos que vulneraban la dignidad y los derechos humanos. Las hubo de izquierdas y de derechas.

Por suerte, no hay democracias perfectas ni dependientes de un líder o de un solo partido. Pero las democracias liberales han sido las más duraderas porque han intentado construir sociedades prósperas, humanistas y pacíficas. El riesgo que corren las democracias liberales es no dar respuesta a las tensiones producidas por la gran revolución tecnológica, que ha creado mucha más riqueza pero no ha sabido distribuirla con una cierta equidad.

El debilitamiento de las clases medias recuerda la austeridad extrema que vivieron las democracias liberales en los años treinta del pasado siglo. El presidente Roosevelt ganó las elecciones en 1932 y puso en marcha las ideas keynesianas de políticas económicas del Estado como herramientas más eficaces para salir de la crisis económica.

El new deal de Roosevelt se inspiraba en que no puede haber libertad si no existe una igualdad de oportunidades en la educación y en el nivel adquisitivo. Fueron años inciertos para frenar los abusos de quienes pen­saban que el capitalismo era una escuela ­para hacerse millonario sin miramientos ni escrúpulos.

La alternativa a no atender las cuestiones sociales es la llegada de creencias, como ocurrió con el fascismo y el comunismo, que desplazan la libertad y se refugian en la autoridad de los fuertes, que suelen llegar al poder a través de las urnas.

En su célebre libro La democracia en América, publicado en 1835, Alexis de Tocqueville afirma que “no hay dictadura mayor que una democracia sin libertad”. Este problema de retroceso de libertades surge cuando los gobernantes intentan acrecentar su poder recurriendo a medios que causan daños permanentes a las instituciones democráticas.

El peligro en las democracias liberales, que, aunque imperfectas, son las que más estabilidad y progreso comportan, es cuando se desprecia el peso imprescindible de las instituciones, el derecho pasa a un segundo plano y el líder pretende comunicarse con los ciudadanos sin los filtros de los contrapesos de los medios de comunicación, que supuestamente han de actuar con criterios independientes.

Es entonces cuando se cultivan los miedos desde el poder. Madeleine Albright, primera mujer secretaria de Estado, con Bill Clinton, cita al profesor Robert Paxton cuando dice que se empieza a percibir el eco de temas fascistas clásicos: el miedo a la decadencia y la descomposición; la afirmación de la identidad nacional y cultural; la amenaza que suponen los extranjeros no asimilables para la identidad nacional y el buen orden social, y la necesidad de una mayor autoridad para resolver estos problemas.

No es una casualidad que la primera visita al extranjero del nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, la vaya a efectuar esta semana a Washington para reunirse con Donald Trump. Las dos democracias más pobladas de América tienen presidentes que comparten un nacionalismo político y económico que va contra la misma idea de las democracias liberales. Son dos populistas.

Hace más de dos siglos se ­decía que cuando Francia ­estornudaba, Europa estaba constipada. Hoy se puede afirmar también lo mismo respecto a Estados Unidos con el resto del mundo. El populismo de Trump se ha exportado al Brasil de Bolsonaro. Ha cruzado también el Atlántico y se ha instalado en la Hungría de Viktor Orbán; en el Partido de la Libertad de Austria, que gobierna; en Alternativa para Alemania, que es allí el principal partido de la oposición; en los Demócratas de Suecia; en los Verdaderos Finlandeses; en los brexiters británicos; en el partido Ley y Justicia de Polonia; en el Frente Nacional de Francia; en la Liga italiana de Salvini, y, ahora, en Vox, que ha entrado en España a través de Andalucía.

Para combatir con ideas y con programas a estas fuerzas que están en el poder en Europa o que cuentan con grandes apoyos en las instituciones de los países de la UE, pienso que es muy conveniente proponer políticas abiertas, liberales, integradoras y solidarias. Es la Europa del Estado de bienestar la que los populismos americanos, Rusia y China no quieren que exista. Es esta Europa que atrae a tantos millones de personas en todo el mundo la que muchos pretenden desvirtuar o cambiar en las próximas elecciones al Parlamento Europeo.

Publicado en La Vanguardia el 20 de marzo de 2019

9 comentarios

  9 comments for “Esta Europa ha sido un éxito

  1. carlos
    21/03/2019 at 08:48

    Sr, Lluís Foix, tengo que insistir en mi petición de un análisis de la situación y servicio de la actual TV3.
    Gracias.

  2. Albert.
    21/03/2019 at 07:42

    Sr. Foix : » Esta Europa ha sido un éxito » … Muy cierto, durante varios años,
    Pero la codicia, la corrupción, la tolerancia, descontrol de la corrupción y la tolerancia incluidas, estan a punto de echar a perder, todos esos años de buen comportamiento de todos europeos, los españoles, catalanes incluidos.

    Respecto al problema de España-Cataluña, pienso que no se trata de separatismo ó independencia, sino que se tratade llegar a un acuerdo de reparto del poder decisorio ejecutivo del Estado, incluidos intereses económicos, privilegios y prebendas.

    Esta es la clave precisamente. Y este problema no está solamente en Cataluña, pues toda la economía productiva de ingresos dinerarios, emprendedora y creadora de objetos, creadora de empleos, consumidores y cotizantes de toda España, incluida Cataluña vive y tiene el mismo problema exactamente que Cataluña.

    Se encuentra enfrentada a la economía inproductiva, subvencionante y altamente funcionarial, pero que debido a ello, sustenta el principal papel ejecutivo y decisorio sobre el estado.

    Bién llevado con ética y honradez seria lo ideal para España, Cataluña incluida, junto todas las demás autonomías en situación idem de idem, pero mal llevado y prevaricado con gran codicia, corrupción, ect. pues ya vemos
    a donde hemos llegado.

    Hemos perdido el timon de la unidad, equidad, honradez y espiritu de sacrificio, entre las clases sociales, privilegiadas y opulentas hacia la sociedad del malestar, la desesperanza y la pobreza provocada por el egoismo y la codicia extrema de la sociedad del bienestar y de la opulencia.

    En fin. A veces es necesario dejar de pensar en la I-REALIDAD en que viven nuestros privilegiados políticos entabanadores.

    » España va bién, quebrada de deudas, pero va bien »

    El principal problema, no es Cataluña, es la CORRUPCIÓN endémica institucional aceptada y prevaricada.

    Es un terrorismo pero no se le llama asi.

    • Albert.
      21/03/2019 at 07:59

      P.D. Es aquello tan sabido de » El poder corrompe »

      Cuando vienen las elecciones todos prometen. Incluso prometen bajar los impuestos si les votas a ellos, ect.

      Pero el lenguaje político se tiene que interpretar al revés.
      … » Al reves te lo digo, para que me entiendas. »

      Si dicen que bajarán los impuestos, debemos interpretar que …» subirán los impuestos. »

      Recordáis cuando hace años, para ganar las elecciones, creo que fue Felipe Gonzalez, quien presuntamente dijo… » la NATO de entrada NO » y luego ganadas las elecciones, metió a Javier Solana a Secretario General de la NATO.

      En fin. No comment.

      • carlos
        21/03/2019 at 08:44

        Cuando vienen las elecciones los políticos luchan por colocarse en las listas y este es el único esfuerzo hasta las próximas elecciones. y si ademas el «nostrat» President Pugidemont coloca los amigos de manera despótica y vergonzante sin que nadie de su entorno ose levantar la voz se puede concluir que no hay nada bueno a la vista.
        Mientras TV3 continua a los suyo que no es lo de todos.

      • Albert.
        22/03/2019 at 09:18

        P.D. La corrupción y su tolerancia no estan catalogadas aun de terrorismo, pero en realidad la codicia y la corrupción del poder, infiltrado, como un topo, dentro del sistema de la gobernancia de un estado, acaba provocando disturbios sangrientos, revoluciones y guerras entre naciones, e incluso guerras mundiales, donde mueren decenas de millones de personas.

        Por ello, pretendo sim plemente, que a la gran corrupción y robo multimillonaria en euros a la caja recaudatoria fiscal, del sistema de cada Estado, debería ser catalogada también de verdadero terrorismo, por las consecuencias que comporta el empobrecimiento, desesperanza, ansiedad, hambre, muerte, revoluciones y guerras civiles y mundiales, ect.

        Ya se que estoy pidiendo peras al olmo, pero ya es hora de llamar las cosas por su nombre…y la gran corrupción institucional de un Estado, …es el peor tipo de terrorismo, porque casi sin darnos cuenta va generando y provocando inpercentiblemente …la 3ª guerra mundial.

        Al buen entendedor ó entendedora…

  3. Salvador de Lleida
    20/03/2019 at 19:38

    Sr. Foix.
    Trovo que falta per la seva part un article tan ben asenyat com aquel, sobre els actuals partiste espanyols, nacionals i autonomics, la seda historia i la calitat democrática i demagógica.

  4. R
    20/03/2019 at 13:37

    Europa nunca como ahora ha tenido tanto bienestar. No entiendo las criticas a Europa, cuando la inestabilidad se crea desde fuera, Brexit,Soros,Putin,Trump, Dirigentes chinos etc….Ver opiniones de Henri Levy, sobre Looking europa..
    https://okdiario.com/espana/bernard-henri-levy-independentismo-catalan-da-espalda-democracia-humanismo-3846527

  5. 20/03/2019 at 10:58

    Sr.Foix: Europa está viviendo un comienzo de siglo XXI con muchas similitudes al del XX…

    • José A García
      20/03/2019 at 13:07

      Estoy de acuerdo con su comentario. Es triste que no aprendamos del pasado, el presente evolucionará de modo impredecible pero al menos deberíamos evitar los horrores que conocemos. Es fácil manipular a personas con problemas, extender el miedo y hacer que ellas mismas abracen propuestas letales.

Comments are closed.