Elecciones, próxima estación

Las tensiones violentas en Barcelona en protesta contra la sentencia del Tribunal Supremo sobre los presos tendrán consecuencias electorales el 10 de noviembre

La política catalana vive días históricos con más frecuencia de la deseada. Desde la gran manifestación de la Diada del 2012 hemos vivido muchas jornadas que iban a pasar a la historia y luego se han difuminado en el olvido. Pero el fallo de la sentencia del Tribunal Supremo condenando a altas penas de prisión a nueve de los políticos acusados de secesión y malversación en los hechos de septiembre y octubre del 2017 sí que es un punto de inflexión que marca un antes y un después del procés.

Hay sentencia firme recurrible al Constitucional y a Europa en un largo recorrido de procedimiento que puede durar muchos meses o incluso años. La sentencia es criticable y ha sido discutida desde las partes condenadas y por muchos políticos a los que les parece severa. El PNV ha insistido en que es un problema político que no se resuelve ni en un juicio ni con sentencias. Para el lehendakari Urkullu, “es un nefasto desenlace a un proceso que ha sido un despropósito”.

Pero las sentencias hay que acatarlas aunque no se esté de acuerdo con ellas y se critiquen con los argumentos que se crean más oportunos. La experiencia en todas las democracias liberales muestra multitud de sentencias que han sido recurridas y, por supuesto, discutidas en el fondo y la forma.

La reacción del independentismo oficial a la sentencia, hasta ahora, ha sido más retórica que institucional. Quim Torra y Roger Torrent hablaron de que no fue un acto de justicia sino de venganza, la misma idea que Oriol Junqueras expresó desde la cárcel, añadiendo que la independencia es inevitable. Ayer mismo el president Torra reafirmó que “lo volveremos a hacer” sin precisar cómo ni cuándo.

El lunes por la tarde se dio la paradoja de que el Govern invitaba a la protesta, las organizaciones independentistas convocaban a paralizar el aeropuerto y la policía del Gobierno catalán y la del Gobierno español apaleaban a los que intentaban entrar en el aeropuerto de El Prat. Esto no tiene sentido por mucho que se quiera copiar las protestas de Hong Kong. Promover las pancartas y manifestaciones atizando con la porra no concuerda.

Son significativas las declaraciones del presidente en funciones, Pedro Sánchez, al comprometerse a no otorgar el indulto y garantizar el absoluto cumplimiento de la sentencia. En este sentido tendrá todo el apoyo y la complicidad si hace falta de ­Pablo Casado y Albert Rivera, que intentarán cosechar votos a costa de un marcaje muy de cerca al Partido Socialista. Curiosamente, nadie habló el lunes del artículo 155, pero ya se han barajado otras alternativas recogidas en la Constitución que pretenderían ser tan eficaces como la intervención ordenada por Mariano Rajoy.

Pienso que lo más realista es cómo administrar la sentencia y cómo utilizar la ­letra del fallo del Supremo para que los condenados puedan acceder cuanto antes al tercer grado y estar pronto con su fa­milia después de una prisión preventiva que ha sido excesiva y judicialmente muy discutible. La condena por sedición y malver­sación permitirá a los condenados atenuar el régimen de su encarcelamiento. En cierto modo, el Supremo ha devuelto a la po­lítica lo que el gobierno de Rajoy entregó a la justicia para resolver un conflicto que viene de lejos y no se zanjará en cuatro días con sentencias severas o con leyes draconianas.

En cualquier caso, la respuesta está en la política y no en la calle, en el marco de un diálogo abierto, constructivo y democrá­tico. Catalunya, una vez más, ocupa la ­centralidad de la política española y las elecciones del 10 de noviembre serán un termómetro para comprobar hasta qué punto el independentismo consigue mantener, aumentar o disminuir su repre­sentación política.

Habrá que ver la capacidad de los independentistas en mantener la tensión en las calles con manifestaciones que son legítimas pero que pueden tropezar con una inesperada siniestralidad.

Pase lo que pase, el con­flicto en Catalunya será uti­lizado por todos con fines elec­torales hasta el 10 de noviembre. También por los independentistas, que seguirán presionando para paralizar centros neurálgicos de la vida normal de los catalanes. Carles Puigdemont ha condenado la sentencia desde Bruselas, pero ha dicho que la respuesta debe ser también que el independentismo gane las elecciones generales en Ca­talunya.

Si la confrontación con el Estado se produce de forma continuada, la reacción no será muy distinta que la de hace dos años. Sánchez ha dicho que hará todo lo que esté al alcance de las prerrogativas legales para responder a situaciones límite. La salida de esta situación no está ni en la fuerza ni en las sentencias de los más altos tribunales.

Sólo la recuperación de una cierta confianza entre Catalunya y el Estado puede conducir a la conllevancia orteguiana que es, dadas las circunstancias, a lo máximo que se puede aspirar en los próximos tiempos. Previamente, habrá que pacificar los ánimos en Catalunya. Próxima estación, las elecciones del 10 de noviembre.

Publicado en La Vanguardia el 16 de octubre de 2019

19 comentarios

  19 comments for “Elecciones, próxima estación

  1. Albert.
    17/10/2019 at 11:38

    Sr. Foix y compañeros/as del blog, acabo de leer y sumar las 2 últimas respuestas que nos hacen Salvador de Lleida y R …. y de repente he caido en la cuenta de pensar en que aquellos que incendian coches en la calle, contenedores, destrozos callejeros, ect. pidiendo la independencia y la Republica de Cataluña son comparables exactamente y asi deben de ser tratados por igual con todos aquellos parlamentarios señorías, que de ningun modo quieren dialogar, negociar y PACTAR, PACTAR y PACTAR , ni atender el ¿ Porque de Cataluña que también es el Porque de España entera?
    Es decir la voracidad recaudatoria del Estado por culpa de la CORRUPCIÓN institucional del Sistema de la Gobernanza, tanto del G. Central como del G. de cada autonómia.

    Por aquello de » El Poder corrompe »

    Incendiar coches en la calle y causar destrozos en la calle es … comparable a
    el no querer dialogar, ni PACTAR, PACTAR y PACTAR… intereses económicos y cotas de poder, entre sus señorías Parlamentarios/as. ect.

    Para mi, es lo mismo. Unos incendian coches, ect en las manifestaciones visibles en la calle, pero los principales incendiarios son los invisibles poderes de partido político, que NO DIALOGAN Y MUCHO MENOS PACTAN.

    Aquellos que no PACTAN, ni tampoco se lo proponen, son los verdaderos y principales culpables del grave problema, al que nos enfrentamos los millones de ciudadanos inocentes.

    ¡ That’s the question !

  2. R
    17/10/2019 at 09:48

    Los libros de historia dejaran claro el proceso:NO querer negociar un concierto económico similar al de Euskadi, el Estatut tumbado, políticos incapaces de redactar un estatut que fuese satisfactorio para todos, incomprensión a las demandas de los catalanes, en especial a las demandas de Maragall, seguido de una etapa de un tripartito con malos gestores, seguido de una mala estrategia de Mas, que acabo con Unió y con Convergencia, seguido de un plan unilateral inviable con unas leyes de desconexión pésimamente desarrolladas, con un caos parlamentario, sin una rectificación cuando aun era posible, la aplicación del 155, la huida de responsables, el encarcelamiento duro de otros responsables, la sentencia dura con la posibilidad de regimen abierto en poco tiempo, la estrategia de confrontación, del divide y vencerás de Torra; Puigdemon,Comin y otros, la tibieza con quienes ya mostraban intenciones violentas….y ahora el proceso debería seguir con la dimisión de los responsables, para que despues de la tormenta viniese la calma.

  3. Salvador de Lleida
    17/10/2019 at 09:19

    Presidente Sanchez.

    Se ha reunido Vd. con Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias.
    Ya que no quiere Vd. reunirse con los políticos catalanes de la Generalitat, ¿No cree que si debe hablar con Ada Colau, Alcaldessa de Barcelona y con Miguel Iceta del PSC-PSOE?.

  4. Albert.
    17/10/2019 at 07:53

    Sr. Foix : Leo su artículo de hoy y las respuestas de todos los compañeros/as del blog y estoy de acuerdo con todas las opiniones sumadas.

    Referente al Juicio de marras, opino que habria que cambiar y adaptar la ley referente a estos casos, en su interpretación y en su aplicación.

    Pues a sus señorias diputados representativos legales, se les aplicó la ley del art. 155, de la Constitución Española del año 1978, pero no valorando que en la realidad su delito fue solo, una prueba teatral de intento de secesión con nombramiento de la Republica Catalana, pero que en el mismo minuto, ya fue anulado y sin efecto.

    Lo miro imparcialmente y sin animo de ir a favor o en contra, de su disparatado e inpropio proceder como diputados del Parlamento. pero los hechos y la realidad que fue, es la que acabo de recordar, pero que por la cual fueron puestos en prisión preventiva, sin juicio previo y ya llevan 2 años en prisión idem.

    La Ley a veces también esta fuera de la Ley. Es necesaria e imprescindible su aplicación, pero debe ser revisadisima y actualizada a la realidad. De lo contrario puede provocar lo que ya empieza a provocar.

    • R
      17/10/2019 at 09:02

      LA dimisión de Torra muchos ya la pediamos al ver su talante frentista,provocador, desde q asumió el cargo en el proceso de las leyes de desconexión, al ver que esto no avanzaba hacia una negociación, con la insistencia de enfrentarse al estado, sobre q asitiriamos un octubre rojo ya se comento hace meses, sobre que la prisión no era la solución también, sobre negociar un federalismo después de la tormenta, sobre el dialogo lo mantengo, pero siempre he dicho con nuevos poltiticos, al tener que dimitir la mayoría de los actuales responsables.

  5. Ramon M
    17/10/2019 at 00:59

    Yo creo q Sánchez esta bien asesorado y saldrá reforzado. Torra ha tardado mucho en reaccionar y los medios de comunicación tibios, periodistas afines y algún independista moderado, hoy se vuelve a poner las manos a la cabeza, como cuando vio marchar a las empresas. Alguien debe dimitir o forzar a que convoque elecciones en Cat. ESTO es insostenible, penoso, y muy lamentable para los jóvenes que acabaran heridos, policías que acabaran heridos, por la mala cabeza de unos lideres políticos de Catalunya. Quizás otros políticos puedan negociar una salida pactada, los actuales son incompetentes, por la imagen tercermundista de Barcelona que están ofreciendo.

  6. Jose-FernandobRojals Diaz
    17/10/2019 at 00:01

    Un 20-N una manifestacion delante de la coonsejeria de economia fue controlada y dirigida por lo Jordis, y la gente se fue a su casa sin altercados.Ahora estas dos personas estan en la carcel por 9 años.El 1-O la policia estatal se acarnizo con los votantes y posteriormente fueron felicitados y condecorados.Aquellos barros traen estos lodos.

  7. Bet
    16/10/2019 at 21:06

    Yo dudo que los actuales políticos de España y Catalunya tengan una salida a este conflicto.
    A causa de su incompetencia,tenemos parte de la población catalana en la calle.
    La sentencia refleja el fracaso de todos los políticos, no solamente de los que estan en prisión.

    • R
      17/10/2019 at 09:06

      Totalmente de acuerdo Bet, necesitamos otros políticos con planes viables. Este octubre rojo era inevitable, todos sabíamos que la sentencia traería este conflicto. Si se PODIA minimizar si se hubiese dicho lo que se ha dicho hoy contra la violencia hace unos días, no diciendo que era una venganza, no comprendiendo la movilización en el aeropuerto, pudiendo remarcar que la sentencia dejaba abierto la posibilidad de un regimen abierto en poco tiempo. Ahora veremos como recomponen la mala imagen de Barcelona en el mundo. ESTA situación exigiría dimisiones en cualquier pais sensato.

  8. dogbert
    16/10/2019 at 19:41

    Porque Saint Laurent ha lanzado una linea de preservativos?
    Con este sutil interrogante LV digital remata su persiana ahora mismo.

    Bien, a lo que vamos.

    Esta mañana visita al Barcelona Meeting Point. Entrada por Maria Cristina… no, hay mani, vayan por plaza españa… comor? moviles que van y vienen…

    Bien, a lo que vamos.

    Salida de la Fira, direccion Sants-Creu Coberta? ni de broma, hay una sentada
    debidamente cognazas que no permite el paso ni de transporte publico ni privado.

    Bien, a lo que vamos.

    Proxima estacion, elecciones ?

    Sr. Foix no fotem, antes del 10N tienen que haber otras cositas y en cualquier caso el 10N no solucionara res de res y esto es lo inquietante (o no)

    Lo de los preservativos de Saint Laurent si que me tiene en un ay

  9. R
    16/10/2019 at 17:45

    Este Octubre muy complicado, sabiamos que pasaria, y tengo mis dudas, de que se pudiese hacer algo para evitarlo. Ahora en plena tormenta, solo podemos desear no ver a ningun otro joven motivado por algun politico irresponsable salga tambien herido.
    Sobre los efectos de la violencia
    Uno de los aspectos más preocupantes de la violencia es que genera una cadena de consecuencias impredecibles, pero negativas. Y negativas principalmente para quien es violento. Esto queda muy bien plasmado en esta frase de Renny Yagosesky: “La violencia es un animal incontrolable, que suele terminar atacando a su propio amo”.

  10. Anna M. Riera
    16/10/2019 at 14:56

    La ley no se puede desobedecer. Si se llama a la desobediencia y se hacen las cosas de esta manera tiene consecuencias y ellos las sabían.

    Sembrar el ejemplo de la desobediencia tiene consecuencias nefastas, porque luego ¿quien podría pedir obediencia, si se consiguiera la independencia? La desobediencia pasaría a la Historia como un valor por el cual se consiguió lo deseado y por tanto un ejemplo de como salirse cada uno, cada grupo, etc, con la suya: si conviene a mis intereses desobedezco y consigo hacer lo que quiero. Sería pues un país si ley totalmente incívico en su mayoría (siempre se podrían salvar, gracias a Dios, aquellas personas de principios por lo menos morales o éticos).

    Una prueba práctica de esto es ver que pasa con los CDR, si obedecen a las demandas de civismo y pacifismo por parte de los políticos o si bien, desobedecen!!!!

    Dejo mi reflexión.

    • carlos
      16/10/2019 at 17:03

      Sí, estoy de acuerdo.
      La desobediencia no deja de ser violencia, puedo desobedecer y saltarme un semáforo, no pagar la cuota de mi comunidad…
      No es admisible que un Govern haga declaraciones incendiarias sabiendo que hay locos a los que no les importa delinquir bajo el amparo de un president más cercano a movimientos ultras y después esconder la responsabilidad.
      Cuando el odio inunda la razón nada bueno puede suceder.

    • Josefina Dupré Roig
      17/10/2019 at 00:58

      Muy bien argumentado. Este es el tema. La Desobediencia. En toda la amplitud del término.

      La independencia NO es vista, ni aceptada por la mayoría de los catalanas, y este deseo, esta imposición es lo que subyuga a parte de la Sociedad Catalana, creando CONFLICTO, y a si estamos.

  11. david
    16/10/2019 at 14:26

    en mi opinión, el independentismo catalán ha derivado en un movimiento totalitario, violento y ultranacionalista. a pesar de que se autoproclame pacífico, la realidad a fecha de hoy es que ayer ardió barcelona y todos vimos imágenes que creíamos imposibles. y yo no atribuyo esa responsabilidad únicamente a grupúsculos aislados. cuando desde el independentismo oficial y supuestamente pacífico se demoniza de manera continua y sistemática al rival político, se le deshumaniza completamente y se le tacha día sí y día también de estado franquista, autoritario, antidemocrático, de democracia a la turca, de “enemigo”, al cual hay que perjudicar y tumbar, se crea un caldo social de cultivo en el cual muchos independentistas, en su ensoñación, acaban pensado que la violencia ante ese estado opresor acaba siendo no solo necesaria sino incluso justa. demencial. junqueras, puigdemont, los jordis, paluzie, guardiola, etc, no han roto literalmente cristales ni quemado containers pero con sus declaraciones continuamente pasadas de frenada, irreales e irresponsables, crean en sus seguidores un clima de insurrección, rabia, odio y frustración, en el cual tarde o temprano los violentos aparecen y toman el control de la calle. ellos se lavan las manos y se comparan con gandhi pero para mí son más culpables de los destrozos que los energúmenos que queman la ciudad.

    ellos proclaman que defienden la democracia pero para mí, actualmente, defender la democracia es oponerse a este independentismo exacerbado. tengo la convicción de que si esta gente obtuviera su republiqueta aplicarían un apartheid social, político, lingüístico y económico a los no nacionalistas. así es como veo a los independentistas. ellos me verán a mí como todo lo contrario, como un facha, un fascista, un botifler o un traidor, apelativos por cierto que ya utilizan desde hace muchos años para amedrentar al disidente y coartar la libertad. me da igual. catalunya está partida en dos. catalunya ha destrozado todo lo que construyó tras los juegos olímpicos. considero a catalunya un proyecto de convivencia fallido. con todas sus imperfecciones, con todos sus errores en la gestión del procés, principalmente por parte del gobierno de mariano rajoy, españa me parece un proyecto mucho más maduro y democrático que la republica ultranacionalista y excluyente catalana.

    • carlos
      16/10/2019 at 16:57

      David, no encuentro palabras para mejorar tu comentario.
      Gracias

    • Xavier
      16/10/2019 at 19:54

      Efectivamente España ha dado y sigue dando al mundo mundial magistrales lecciones de democracia y sin duda podemos dar gracias por ello a la intervención divina y al Quijote.

    • Josefina Dupré Roig
      17/10/2019 at 01:03

      Mas que acertado. De Manual. Gracias.

    • R
      17/10/2019 at 09:13

      Si los lideres independentistas fuesen un modelo a seguir, si tuviesen un plan detallado, y no una improvisación y métodos de confrontación contra quien consideran su enemigo…la situación seria muy diferente.COMO bien dice David el divide y vencerás no les ha funcionado.

Comments are closed.