Jugar con fuego

El president Torra y el conseller Buch discrepan sobre el papel de los Mossos en las manifestciones recientres

Cuando las fuerzas de seguridad se convierten en el centro del debate político, es un síntoma de que la situación es crítica. En 1914 Ortega y Gasset decía en una confe­rencia recogida en su libro Vieja y nueva política que el presidente Antonio Maura es el que ha afirmado siempre que España es una cuestión de orden público, que el gran problema de España es el Ministerio de la Gobernación, precisamente, añadía Ortega, en lo que tiene de ministerio de represión.

Los sucesos de Casas Viejas (Cádiz) constituyeron la primera gran crisis de orden público de la República y del gobierno Azaña, que en 1933 perdió las elecciones acusado falsamente de haber dirigido personalmente la operación de la Guardia Civil y guardias de asalto que causó una masacre de anarquistas en aquella pequeña población gaditana. Ramón J. Sender escribió Viaje a la aldea del crimen , un libro que me impresionó mucho y que reconstruye aquellos macabros sucesos.

El monopolio de la violencia ha sido otorgado al Estado democrático siguiendo las tesis expuestas por Max Weber en su obra La política como vocación , lo cual no quiere decir que esta potestad pueda ejercerse sin límites y sin los controles a los que está sometido cualquier servidor público. La diferencia entre las tragedias del pasado en blanco y negro, con crónicas en los periódicos del día siguiente, y las confrontaciones de hoy es que quien quiera las puede seguir en directo con periodistas y fotógrafos en primera línea. No sólo los choques violentos de la Barcelona de los últimos días, sino los enfrentamientos en Hong Kong, en Chile, en Francia y en Líbano. La violencia de los manifestantes contra los Mossos y la Policía Nacional el pasado viernes provocó la acción de las fuerzas de seguridad. En palabras del jefe de los Mossos, “nunca antes se habían enfrentado a una protesta con tanta violencia”. El ministro Marlaska y el conseller Buch han defendido con diferentes matices la actuación de mossos y policías.

Lo que sorprende es que el president Torra se haya empeñado en abrir una investigación sobre posibles actuaciones desproporcionadas de los Mossos cuando pudimos ver como eran atacados por unos centenares de jóvenes con adoquines, piedras y otros materiales ofensivos. Hay más de 200 heridos, entre ellos 70 policías. Situar en el centro del debate la actuación de los Mossos me parece un error político y un riesgo para mantener el control de la policía catalana, que hasta ahora ha actuado con total compenetración con la policía española. Se está jugando con fuego.

Publicado en La Vanguardia el 24 de octubre de 2019
 
 
 

2 comentarios

  2 comments for “Jugar con fuego

  1. Joan,Martorellci bafrberà
    24/10/2019 at 17:42

    El populisme ha canviat de domicili; si el voleu trovar aneu als hemicicles on es reuneixen els membres del partits polítics
    incapaços de gobernar, sempre mirant els pronòstics de les enquestes mentres els presupostos es prudeixent pasant d’un any a l’altre.
    La meva avia era analfabeta, els meus fills son llicenciats universitàris alguns doctors
    els nets han seguit el camí.
    Els tres poders de Montesquieu, actualment son quatre i el quart és la societat civil.
    Omnium té gairabé dos cents mil afiliats i La ANC els apropa.
    el Govern aparentment totpoderós de Xina s’ha rendit a la força de la societat civil Kongolesa, que coneixo bé, i li porta anys d’avantatge de culura i de democràcia.
    JOAN MARTORELL I BARBERÀ
    CARRETERA DE TERRASSA 30
    08230 MATADEPERA
    telf. 937870535
    DNI39054045E

    • r
      25/10/2019 at 19:03

      Tens tota la rao. Per aixo la societat civil te que estar ben canalitzada, no amb diferents opinions frentistes ni en diferents estrategies….desde el negociadors als quasi anarquistas. Hi han metodes com els models de triple helix.

Comments are closed.