Comunicar sin persuadir

Donald Trump y Boris Johnson han comunicado la crisis del coronavirus de forma errática y poco científica

Posiblemente no hay precedentes de tantas ruedas de prensa constantes y continuadas de tantos líderes mundiales para explicar los efectos devasta­dores de un virus. No es una guerra en sen­tido clásico, por lo que no recurren a la ­propaganda habitual de las partes contendientes. No hay propaganda, pero sí ma­neras muy peculiares de comunicarse con la opinión pública para explicar lo que nadie sabe, es decir, cómo la pandemia se extendió tan rápidamente y qué previsiones hay para recuperar una cierta norma­lidad.

He llegado a la conclusión, posiblemente precipitada, de que cuanto más tiempo se habla menos idea se tiene de lo que conviene hacer. Donald Trump es el campeón de las ruedas de prensa sobre el coronavirus. En dos meses ha ofrecido cincuenta en diversos formatos. Alguna ha rozado las dos horas y la media es superior a la hora.

Acude flanqueado por su equipo epidemiológico y el vicepresidente Pence. No son ruedas de prensa, sino confrontación con los periodistas que le discuten algunas de sus afirmaciones, algo insólito en la Casa Blanca.

El clímax de la tensión se produjo el pasado jueves cuando se le ocurrió sugerir nuevos métodos para acabar con el patógeno con inyecciones desinfectantes para limpiar los pulmones de los pacientes o también aplicar haces de luz. No soy médico, pero sí alguien que tiene un buen cerebro, añadió ante el pasmo de sus ayudantes. El presidente médico había perdido todo el crédito para hablar de la pandemia y al día siguiente dijo que se refería sarcásticamente a lo que haría con algún periodista.

El sábado ya no compareció ante la prensa y se despachó con un tuit en el que se lamentaba de que los periodistas sólo le formulaban preguntas hostiles y los norteamericanos sólo obtenían noticias falsas y que no valía la pena dedicar más tiempo y esfuerzo a los medios. Pero él sigue tuiteando que las fake news son el enemigo del pueblo.

Su gran aliado en Europa, Boris Johnson, apareció el lunes delante del número diez para citar la sentencia de Cicerón de que “la salud del pueblo es ley suprema” y anunciar que de momento no está previsto levantar el confinamiento. A Johnson se le ve espantado y desconcertado. Acaba de salir del hospital y de una convalecencia de quince días confesando que estuvo luchando a vida o muerte con el virus.

Apeló al patriotismo con épica de Churchill cuando ahora no son los alemanes quienes causan la muerte entre los ingleses, sino un enemigo invisible que está penetrando malévolamente en una sociedad­global confinada por el miedo y la incer­tidumbre.

Por cierto, no hay constancia de ruedas de prensa del presidente Xi Jinping desde China o de Vladímir Putin desde Rusia. Erdogan tampoco habla mucho desde Turquía. La idea de que las crisis se resuelven mejor desde el silencio informativo va penetrando peligrosamente en mentes que priman la eficacia a la transparencia, el autoritarismo a los debates democráticos.

Es oportuno señalar que la canciller Merkel y las primeras ministras de Nueva Zelanda, Noruega, Islandia y Taiwán presiden los gobiernos que mejor han gestionado la pandemia. También cabe incluir la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, que habla con frecuencia pero brevemente y tratando de ganarse la complicidad de los escoceses. Las intervenciones de Merkel son precisas, cortas, científicas y realistas. Volvería a ganar las elecciones.

Macron es presidencialista, esquemático, incierto también, pero sin excederse en hablar de lo que no sabe. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, hace llamamientos desesperados jurando su fidelidad a Europa, que es la que puede atenuar los efectos económicos y sociales de la pandemia.

Esta política de comunicación sobre lo que está pasando se produce en un ambiente de confrontación que dificulta el consenso en un drama que no admite partidismos.

Pedro Sánchez y Quim Torra tienen visiones discrepantes sobre como abordar la pandemia

Pedro Sánchez se excede en las comparecencias y en la duración de sus intervenciones. No se trata de animar al personal, sino de compartir la información de la que se dispone. Sobran tantos ministros hablando mañana y tarde, de tres en tres muchas veces, para no añadir nada nuevo.

Lo de Quim Torra es predecible. Lleva puestas las gafas del procés y lo ve todo en términos de competencias. Nos tiene acostumbrados a adoptar políticas que vayan en primer lugar contra cualquier decisión, acertada o equivocada, que tome el Gobierno de España. La prensa internacional, como Libération por ejemplo, ya no compra el complot permanente de Madrid contra Catalunya. La gestión de las residencias, al igual que en Madrid, ha sido deplorable. La crisis en Igualada era responsabilidad catalana. Pienso que Iñigo Urkullu, sin renunciar a sus convicciones, lo hace con más inteligencia política y más sentido práctico.

Lo más urgente es bajar al hospital de campaña, curar a los enfermos, corregir los errores y desaciertos, contar con todas las ayudas que vengan del Estado o de Europa y, después, hacer política sin tirarse por la cabeza las muertes y el sufrimiento de tantas familias que ven como sus difuntos aparecen en las funestas estadísticas diarias.

Publicado en La Vanguardia el 29 de abril de 2020

16 comentarios

  16 comments for “Comunicar sin persuadir

  1. Sinera
    30/04/2020 at 09:13

    I jo, pobre de mi, em pregunto des del meu poble: Puc obrir la porta de casa, pujar a la furgo jo solet, marxar uns 6 quilòmetres caP centre de la serralada d’Ordal, on pràcticament no hi ha mai ningú i on, en tot cas, pots guardar una distància de quilòmetres, deixar la furgo aparcada com he fet sempre a un racó de la muntanya i PASSEJAR UNA ESTONA I PJUJAR AL MONTCAU?. Baixar, sense entrar en contacte més que amb els arbres, i marxar cap a casa?

    A quina fase puc fer una cosa així? Em consta que allà de tant en quan alguns (molt pocs) ciclistes disfruten com a ximples.

    És una pregunta individual però que crec compartida per d’altre gent (posem un màxim de 10 o 20 persones per tota una gran serralada.

    També voldria saber a quí, on, quan, com es pot preguntar si això xoca contra algún mandat del govern de Madrid o contra alguna de les moltes «recomanacions» del govern de la generalitat. A què collons estan jugant? A fer patir els ciutadans que acostumem a fer les coses el millor que sabem?

    I perdoneu la pregunta. Milers de persones voldrien fer milers de petites preguntes semblants però no saben pas com. Necessitarem disposar d’un telèfon d’atenció al client amb gent al darrera per atendre, no fent esperar gaire ni amb musiquetes estúpides. Poden ser uns quants mossos d’esquadra. Amb un SMS enviat per ells ens sentiríem més segurs del que podem i no podem fer. Gràcies!

    • Sinera
      30/04/2020 at 09:15

      Perdó. On dic que «allà uns quants ciclistes disfruten com a ximples» volia dir «DISFRUTAVEN com a ximples.

  2. 30/04/2020 at 01:41

    URKULLU COM TORRA CONTRA SÁNCHEZ

    L’article acaba aixi: «Pienso que Iñigo Urkullu, sin renunciar a sus convicciones, lo hace con más inteligencia política y más sentido práctico». Ho escriu per contraposar Urkullu a Quim Torra… Pero resulta que el president basc planta cara al president Pedro Sànchezm com ho fa Torra.

    Urkullu acaba d’annunciar: «Gobierno y las instituciones vascas instamos al Presidente Pedro Sánchez y al Gobierno español a establecer un mecanismo de interlocución bilateral para coordinar la toma de decisiones que afecten a Euskadi». Ostres Pedrin

    • Sinera
      30/04/2020 at 09:16

      I vostè, Sr. R, va i s’ho creu! Oh déus!

      • R
        01/05/2020 at 19:22

        Si un dia tindrem la vacuna, ho crec.

  3. R
    30/04/2020 at 00:39

    Es necesario un gran acuerdo para superar tanto Leviatán. Hace años que lo vengo reclamando. Ahora es más que necesario. Es urgente.

    <>
    Antonio Rovira.

    https://elpais.com/elpais/2020/04/28/opinion/1588064358_472495.html?ssm=FB_CC&fbclid=IwAR3rU9DX8ZdNgaxlbj12vy5FRQkCcU_qwUmYQEpwN2MIRgfXXF_SoZyRBFg

    • R
      30/04/2020 at 00:40

      «Al igual que la enfermedad se siente más que la salud, la desgracia nos une más que la felicidad y quizá este retiro obligatorio nos ayuda a recuperar fuerzas y a mirar el mundo de otra manera, y a sentir la necesidad del cambio y, ¿por qué no?, quizá nos despertemos con un gran pacto político que nos devuelva la confianza en el Estado de derecho, que es tanto como decir confianza en los dirigentes y en la política»
      Antonio Rovira.

  4. 29/04/2020 at 23:17

    PEDRO SÁNCHEZ AMB ULLERES CENTRALISTES

    1. El president Pedro Sánchez es previsible. Porta posades les ulleres fosques d’estat predemocràtic. Ho veu tot en termes d’espanyolització, ultra centralisme, autoritarisme, provincialisme, militarisme. La ciutadania està acostumada a que adopti polítiques que van en primer lloc contra qualsevol decisió, encertada o equivocada, del Govern de Catalunya. La premsa internacional deixa en mal lloc la gestió espanyola de la crisi del coronavirus.

    2. El Govern PSOE/Podemos de Pedro Sànchez, en contra del plantejament encertat del Govern JxCat/ERC de Quim Torra, ha confinat tard i malament, i ara confina aviat i malament. Sànchez no fa cas de Torra que planteja un raonable desconfinament dels menors al carrer en franges horàries per evitar perilloses aglomeracions. Sánchez opta per la unitat territorial de la decimonònica província enlloc de la unitat territorial de la Catalunya moderna com planteja Torra. Per tant, Sánchez es carrega el constitucional estat de les anomenades autonomies. Hi ha altres casos que demostren la irracionalitat del centralisme.

    3. Sobre aquestes qüestions en parla Ernest Maragall. ¿Els partits nacionals espanyols (PSOE/Podemos i PP/VOX/CS) aprofiten la crisi del coronavirus per retornar a un estat predemocràtic, centralista, autoritari…? Maragall contesta: “Si, es evident. Empren un llenguatge bèl·lic que es una mostra d’una concepció de l’Estat. S’aprofita la situació d’excepcionalitat per tornar a crear un rol central i quasi exclusiu en la presa de decisions. Parlen de coordinació però ells prenen totes les decisions i es neguen sistemàticament a tenir en compte el coneixement, la capacitat i la proximitat que el Govern de Catalunya i les administracions territorials tenen sobre la seva pròpia realitat. Es molt malt senyal. Si ho contrastem amb les practiques d’altres països europeus amb estructures més federals ens adonem de l’error que cometen, El pitjor es que no es nomes un error. També es una advertència”.

    4. Maragacll conclou: “En aquestes condicions s’està agreujant la qualitat democràtica. Ens dona més i més raó per expressar el nostre projecte d’emancipació com a país i com societat aquí a Catalunya. Es una evidència del que significa no ser Estat o estar obligats a acceptar la integració en un Estat que es manifesta d’aquesta manera. Es un estímul magnífic per al nostre projecte de llibertat”.

  5. RamonM
    29/04/2020 at 22:48

    A Merkel, si la oigo y el dia que tenga tiempo escuchare al resto de nordicas
    Buen articulo, menciona a Mekel
    https://www.eldiario.es/theguardian/Christian-Drosten-principal-coronavirus-hundiendo_0_1021548406.html

    • R
      30/04/2020 at 00:09

      Me acuerdo que en los 80-90 nos decían nunca una generacion ha tenido tanta suerte y ha vivido tan bien, pues caray estamos superando el susto de la crisis asiaitca en1987, el susto de 1993, la punto com del 2000, el desbarajuste de las Torres gemelas, la crisis financiero economica 2007-2017 y ahora la crisis sanitaria 2020-2030. Para rematar solo nos faltaria una crisis climatica en 2030-2040…Eso si que nos quiten lo bailado en los 80.

  6. 29/04/2020 at 18:52

    Sr.Lluis excelente articulo que comparto y me preocupa la forma y fondo de este Presidente P.Sanchez con su discurso cansino.
    ¿porque?
    Puede transformar un problema muy grave de la economía y empresas en un apocalipsis social.
    Buen trabajo.
    Alejandro

  7. JoanxMm Martorell I Barberàs
    29/04/2020 at 17:12

    Ens,van enredar com uns xinos,una dita que de vegades ho explica tot.
    Que,Xina, ha, amagat la veritat del Coronavirus es, una,obvietat
    Quina,és,la veritat amagada?
    Una questió de prestigi ,una,fuga de laboratòri?
    Fake de les,xarxes?
    Personalment per experiències,en primera,persona, I cocretament del seu sistema que es,marxista ,I per definició pare de la mentida, tendeixo a creure la pitjor de les versions.
    Un sistema que ha holocaustar centenars,de,milers,d embrions femenins I de nenes just al neixer és,capaç de tot
    JOAN MARTORELL BARBERÀ
    Carreterar de Terrassa 30
    08230 MATADEPERA
    TELF 937870535
    DNI 39054045E

    A

    M

    Obtén l’Outlook per a l’Android

  8. JoanxMm Martorell I Barberàs
    29/04/2020 at 17:00

    Os aclaro lo que esta comentando el presidente:

    Dice que los que estén en fase 2 pueden entrar a fase 3 si demuestra que ha pasado la fase 0 con alguien en fase 1, siempre y cuando en fase 4 este conviviendo con alguien en fase 2…

    En Canarias las fases van al revés empiezan en 4 y bajan a 0

    En cataluña se ahorran la 2 y la 3 para no gastar

    En el País Vasco dicen que por sus cojones pasan a la fase 5 directamente sobre todo los nacidos en Bilbao que son muy machos

    Los gallegos por su tendencia a no saber si van o vienen…vacilaran entre fases y no se sabrá si están en 0, 1, 2, 3 o 4..

    Ahora si está todo aclarado..

    Cualquier duda me preguntáis…

  9. Albert Peris
    29/04/2020 at 13:53

    Sr. Foix : Su talentudo y documentado artículo, sumado a todas las opiniones juntas, nos dan una panorámica de la realidad, cada vez más cerca de un circulo de 360 grados.

    Tambien me gustaria que se sumáran los emprendedores, creadores de artículos, puestos de trabajo, consumidores, cotizantes al Estado y a la Seguridad Social, los agricultores empresarios,ect. Ganaderos, Productores de leche, ect.

    A los que hecho de menos, son a los grandes especuladores, inversores buitres, ect, y a los corruptos y corruptores, que permanecen invisibles y silenciosos, disfrutando de la opulencia millonaria, indiferentes a todo el drama tanto el que causa la pandemia del Covit-19, como al maremoto de la recesión económica, que ellos mismo fueron tambien provocando y que ahora sale a la luz publica.

    Tal como se verá en la necesidad, la miseria, sangre, sudor y lágrimas de la sociedad humana del malestar,…que ya la presentimos…

    No podemos permanecer indiferentes…

  10. José A. García
    29/04/2020 at 11:11

    Excelente artículo.

Comments are closed.