Confrontación y trincheras

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha apartado de la Mesa a Jaume Alonso-Cuevillas, de JxCat, por dudar de la eficacia de la desobediencia al TC.

Las más de 700 páginas de la primera parte de las memorias de Barack Obama, Una tierra prometida , son un desafío constante a lo imposible. Empezó a entender, confiesa, que sus adversarios no eran ni Hillary Clinton ni los republicanos, sino el implacable peso del pasado, que se traducía en la inercia, el fatalismo y el miedo que todo ello le producía. Al margen del juicio que merezca su presidencia, Obama tuvo el valor de romper esquemas y desmentir lo que me dijo un texano, hombre blanco, en aquella campaña electoral del 2008 tomando un café en un bar de Houston: “No olvide, amigo, que la Casa Blanca por algo se llama blanca”.

La política vieja está secuestrada por la inercia que se convierte en parálisis o en un reparto de las influencias y el poder entre unos pocos de manera continuada. El liderazgo en las democracias requiere compartir valores e intereses comunes, pero también tener en cuenta las diferencias y las distintas prioridades a las que cada sociedad aspira.

Alexis de Tocqueville dejó escrito en su Democracia en América que no hay dictadura mayor que una democracia sin libertad. Pasando por la rica prosa de las experiencias de Obama no he podido evitar los paralelismos con la vieja política que estos días se está practicando sin complejos en Madrid y en Catalu­nya. En los dos casos se mira por el retrovisor.

Es la vieja política de trincheras sin disponer de un tejido amplio de valores comunes que se pueden defender desde posiciones contrapuestas pero siempre respetando las reglas de juego, que son un requisito indispensable para saber perder y saber ganar. Siempre en un marco que proteja las libertades de todos en cualquier tema.

La estrategia de la desobediencia y la confrontación anunciados en el discurso de toma de posesión de Laura Borràs en el Parlament ha sufrido el primer pinchazo. El secretario segundo de la Mesa, Jaume Alonso-Cuevillas, declaró en una entrevista a Vilaweb que era partidario de una confrontación inteligente y de no tramitar resoluciones controvertidas sobre el Rey o la autodeterminación. El admitir a trámite estas propuestas, dijo, podría significar la inhabilitación de toda la Mesa y “no sé si tiene sentido que te inhabiliten por haber tramitado una resolución que no lleva a ninguna parte”. Un exceso de sinceridad.

Está claro que en JxCat no hay corrientes ni pluralismo. A los dos días de conocerse estas opiniones fue apartado de la Mesa por una decisión tripartita entre Laura Borràs, Jordi Sànchez y Carles Puigdemont. Cabe interpretar esta purga como una confirmación de que, en lo que se refiere a JxCat, será una legislatura de choque con España. Habrá que ver si el Parlament aprueba una medida a instancias de un solo partido en el que no se admiten críticas.

Pere Aragonès intenta ser investido president bajo tres focos que le deslumbran: el de la dependencia orgánica de Oriol Junqueras, el pacto firmado con la CUP y las exigencias de JxCat, que harán de oposición tanto si están dentro como fuera del Govern. Es el poder lo que está en juego y cualquier crítica es considerada un desafecto o una traición.

Las circunstancias son muy distintas, pero la confrontación está instalada también en la campaña en la Comunidad de Madrid, en la que la maldición del adversario es la moneda en curso. La diferencia es que de las elecciones del 4 de mayo saldrá un gobierno de derechas o de izquierdas. Con todos los problemas que se quiera. En Catalunya seguiremos deambulando en busca de la salida de un laberinto en el que andamos perdidos y confundidos.

El sentido más profundo de la democracia, según el reputado jurista Hans Kelsen, es que cada uno desee la libertad no solo para sí mismo, sino también para los demás. No hay nada más peligroso que la ceguera de un político o de un partido que no admite la crítica.

Publicado en La Vanguardia el 7 de abril de 2021

  9 comentarios por “Confrontación y trincheras

  1. Ha dicho Alonso-Cuevillas que no sabe si tiene sentido que te inhabiliten por haber tramitado una resolución que no lleva a ninguna parte. El Sr. Foix añade, un exceso de sinceridad. Así que aceptamos que tramitar en el Parlament una resolución, los jueces españoles te pueden inhabilitar. De hecho ya ha pasado.

    Ahora me voy al principio del artículo:
    Alex de Tocqueville dijo que no hay dictadura mayor que una democracia sin libertad.
    Pedro Sánchez repite una y otra vez que España es una democracia plena.
    ¡Anda ya!

  2. 6 de abril de 2015
    Sostiene Jordi Mercader que el proceso soberanista catalán fracasará y que la única salida para Cataluña es la vía federal, por lo que ha animado a los críticos como él con el “movimiento” a “salir y hablar” porque detecta, ha subrayado, que “la gente que ve que todo esto no funcionará, no lo dice”. El pla Necker
    Jordi Mercader http://www.neuschorda.com/wp-content/uploads/DdP-El-pla-Necker.pdf El camí federal plantejat a El pla Necker ha de combatre la persistència de la llegenda negra del federalisme espanyol i les dificultats per complir amb els estrictes requisits del procediment de reforma constitucional. Aquest llibre, a cavall entre l’assaig i la novel·la d’idees, posa llum sobre aquestes limitacions però també sobre una manera de transformar Espanya en un estat federal fent drecera i sense manies. Jordi Mercader i Farrés (Cartellà, 1956) és un gran coneixedor de les diverses estructures polítiques de l’estat espanyol, així com dels marges de maniobra i d?influència dels poders que el conformen. Aquí, mitjançant un anàlisi ficcionat del que, de moment, no ha passat, ens exposa la seva proposta de solució del conflicte entre Catalunya i l’estat espanyol

  3. jordi sevilla segura
    “La política ha dejado de ser cosa de ciudadanos racionales con ideas distintas sobre cómo organizar el espacio de convivencia para pasar a ser una cuestión de tribus y creencias”

  4. Todo un exdecano de los abogados humillado por una secta abarretinada.
    Habra que ir coligiendo que lo de las autonomias es una cueva de ali baba, un totum revolotum que no sirve para nada mas que para liarla, para uso y disfrute de unos talibanes molt pijos cultes i modernets pero nefastos para la ciudadania.

    Y ahora el segundo de Trapero al team Laporta.
    No se pas si o podrem aguantar(!)

    Mes que un club, mes que un Principat. Tot plegat es molt fort.

    • Las autonomias se han convertido en un club donde se practica con especial afan la canongia, poco trabajo y mucho provecho.
      Y si un grupo no puede estar y controlar esa autonomia recurre a la formula Waterloo

  5. EL “PURGAT” CUEVILLAS (JUNTS) DONA UNA LLIÇÓ ALS ANNEXIONISTES

    1. Els annexionistes (o unionistes) diuen que la presidenta del Parlament, Laura Borràs (Junts), ha purgat a l’advocat i diputat Jaume Alonso-Cuevillas (Junts). Afirmen què està clar que a Junts no hi ha corrents ni pluralisme. Es veu que tots els altres partits espanyols (PSOE, PP, Podemos, Cs, VOX) i catalans (ER, CUP) són un exemple de pluralitat interna.

    2. “Purga. Expulsión o eliminación de funcionarios, empleados, miembros de una organización, etc que se decreta por motivos políticos , y que puede ir seguida de sanciones más graves” (Diccionario de la Lengua Española). “Purgar. Lleva d’una cosa allò que l’embruta, que la impurifica, que no li convé” (Diccionari de la Llengua Catalana).

    3. ¿Què diu el suposat purgat? Alonso-Cuevillas dona una lliçó d’estètica i ètica humana i política a tothom, inclosos els annexionistes. Afirma clar i català: “Després de parlar amb la presidenta Laura Borràs, he formalitzat la renúncia al càrrec de secretari segon de la Mesa del Parlament. Reitero el meu ferm compromís amb el projecte polític de JuntsxCat i el lideratge inqüestionable del president Carles Puigdemont”.

    4. L’actuació basada en la confrontació, les trinxeres i les purgues és practicada, sobretot, per l’establishment annexionista espanyol (institucional, governamental, polític, partidista, judicial, policial, econòmic, mediàtic…). Aquest règim envia gent a la presó i a l’exili, gent que viu en llibertat a la Unió Europea. Aquest règim inhabilita presidents i diputats que defensen la Declaració Universal dels Drets Humans. Aquest règim impedeix que un Parlament tracti i parli de tot. Aquest règim no vol que es parli i es debati sobre el rei, sobre el campechano fugat, sobre la crisi monàrquica, sobre drets i les llibertats de les persones i dels pobles, sobre el dret a decidir i l’autodeterminació, sobre la crisis econòmica o social.

    5. El “purgat” Alonso-Cuevillas ho te molt clar. El règim espanyol imposa la confrontació de forma unilateral, posa trinxeres al diàleg i a la negociació, purga als demòcrates. El “purgat” Alonso-Cuevillas ho te molt clar i ho deixa per escrit: “Reitero el meu ferm compromís amb el projecte polític de JuntsxCat i el lideratge inqüestionable del president Carles Puigdemont”.

  6. Poco se puede añadir a lo que el Sr. Foix describe en su artículo. Siento tristeza por el olvido de las necesidades básicas y de las tribulaciones de las personas, también por la constatación de que la disidencia es castigada con la pérdida (obligada o consensuada) de un cargo que se obtuvo por votación del Parlament. Los que conocimos el franquismo recordamos lo peligroso que era “manifestarse”, parece que vuelven tiempos antiguos. No sea que lo mejor se convierta en pasar desapercibido.

  7. Es tan cutre la política catalana que ni siquiera se guardan las formas versallescas. Se va a navajazo limpio cual como dijo Alfonso Guerra “Quien se mueva no sale en la foto”

    Ya no es la búsqueda o mantenimiento del poder, es la conservación del puesto de trabajo bien remunerado.

    Por si acaso, Laura Borrás ya ha solicitado el reingreso como funcionaria de un estado que la oprime.

    Si esto hace la Presidenta del Parlament, hay que ampliar a los puestos de confianza, periodistas adscritos a partidos, etc. etc.

    Lo sorprendente es que todavía amenazen con dejar gobernar en solitario a un solo partido comprometido con pactos incumplibles.

    Vivir para ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *