Más allá de votos y elecciones

François Hollande y Barack Obama en la reunión en Washington para combatir el terrorismo de Daess

François Hollande y Barack Obama en la reunión en Washington para combatir el terrorismo de Daess

Estamos en guerra con un enemigo lejano y a la vez tan cercano que puede ser vecino de cualquiera de nosotros. Hollande empezó a ordenar bombardeos sobre el territorio del Estado Islámico al día siguientede los atentados indiscriminados de París. El presidente francés puso en marcha una ronda urgente de encuentros diplomáticos con los más grandes de la tierra.

Estamos en guerra, pero no tenemos experiencia en cómo derrotar a un enemigo que está dispuesto a suicidarse con tal de matar a cuantos más mejor. La bomba del que se suicida produce tanto impacto físico y psicológico como el más sofisticado de los aviones que acaban con un enemigo escondido en un inmueble urbano.

Hace un siglo los anarquistas segaban la vida de reyes y presidentes de gobierno para desestabilizar un país o promover una revolución. Los atentados de masas de hoy, preparados y ejecutados por la yihad islámica, desprecian la vida propia y ajena poniéndole un precio muy bajo con tal de destruir total o parcialmente el sistema democrático. Utilizan los medios tecnológicos y la comunicación global para destruir nuestra civilización y sustituirla por otra civilización arcaica mundial que generaría pobreza y borraría todos nuestros valores cívicos.

No se trata de una batalla entre civilizaciones, sino de una guerra por la civilización que comporta la dignidad de las personas, la igualdad entre hombres y mujeres y la libertad de pensar que hace posible la democracia y el progreso. Muchos musulmanes que conviven con nosotros no se sienten amenazados por nuestros fundamentos morales y éticos, sino por el cinismo de una cultura secularizada que olvida o desprecia a los otros y que sólo reacciona cuando las matanzas se perpetran en una capital occidental.

La situación es muy grave y de una gran complejidad. Puede que haya que utilizar la fuerza para combatir a quienes quisieran modernizarse sin occidentalizarse. Pero sería posiblemente más eficaz revisar las relaciones de Europa y Estados Unidos con Arabia Saudí y todos los estados del Golfo que alimentan con ideas y dinero el odio a lo que representa Occidente. También habría que saber de dónde y quién vende las armas a los que nos quieren destruir. En su mayoría proceden de países occidentales y de Rusia.

Europa ha vivido tranquilamente bajo el paraguas militar norteamericanos sin dedicar a la seguridad y defensa lo que corresponde para garantizar las libertades. Enzarzados en nuestros debates menudos y caseros, vivimos inmersos en un simulacro de paz kantiana sin advertir que hay individuos y colectivos que, como los bárbaros a Roma, nos quieren enviar a las tinieblas de una existencia sin libertades.

La democracia no son sólo votos y elecciones. Es hablar claro y actuar con energía cuando hay un problema muy serio. Y ahora lo tenemos todos.

Publicado en La Vanguardia el 26 de noviembre de 2015

18 comentarios

  18 comments for “Más allá de votos y elecciones

  1. José A. García
    29/11/2015 at 22:22

    El mal existe y no se encuentra solo en las cúpulas dirigentes. Forma parte de la condición humana y de nuestra conducta territorial y de tribu. Nuestras religiones, filosofías e ideologías no han conseguido erradicar la violencia y crear una sociedad libre y justa. Algo falla en nuestra especie, la psicología ha mostrado que solo basta dar un rol para que personas normales se conviertan en verdugos. No nos conocemos a nosotros mismos, y eso es muy grave pues no percibimos de lo que somos capaces; y como se suele decir el infierno esta lleno de buenas intenciones. El debate entre San Agustín y Pelagio continua (los enemigos íntimos de la democracia, Tzvetan Todorov). Sigue ganando San Agustín, el hombre no parece por si mismo ser capaz de conseguir el paraíso en este mundo. Lean, si tienen este libro, las páginas 64 a 74 sobre la guerra de Libia.

    • Francesc
      30/11/2015 at 01:39

      Introduces dos cuestiones interesantes. La primera de ellas que no hemos evolucionado moral y éticamente como especie. Y esto se debe a que estas características no se heredan genéticamente si no que forman parte de la cultura y esta siempre se adquiere con la experiencia. De ahí que si en un momento dado las circunstancias rompen la armonía de un sistema cultural, o nuestras propias circunstancias, podamos caer en los infiernos y mostrar nuestra peor cara. En el fondo esto sucedería también si esas características fueran heredadas.

      La segunda cuestión que introduces es en mi opinión un cuestionamiento a los sistemas culturales. Pues podría ser que aunque nos lo parezca no solo no son perfectos si no que mantienen una ética colectiva que mantiene un orden pero más que dudosa en la que cada cual aplica con mayor o menor libertad (dependiendo de los mecanismos represivos sociales y propios) su propia moral en perjuicio propio y ajeno. Pero esto precisamente a no ser heredado y por lo tanto no determinado nos deja una ventana abierta hacía mejorar tanto nuestras sociedades como nuestras vidas.

      • José A. García
        30/11/2015 at 22:09

        Reconozco que he sido muy pesimista en mi valoración, también creo que podemos cambiar y mejorar, el esfuerzo de muchas personas ha logrado que la sociedad humana sea más consciente de sus deficiencias y como consecuencia tenemos una visión más global: carta de derechos humanos, tribunales internacionales, valoración de la democracia como un sistema mejor que los autoritarios… Pero estos logros no se consolidan de modo definitivo, observamos retrocesos en derechos, así como también a exigencias de derechos que requieren una contribución social que las justifique… No es fácil, en resumen, es lo que quería decir y la prudencia, en fin la sabiduría no está alcance de la mayoría. Por supuesto, yo estoy lejos de ella, he intentado adquirirla pero solo me he acercado a la frontera entre mi ego y la sabiduría autentica.

        • Francesc
          30/11/2015 at 22:52

          No si yo tampoco soy un optimista convencido. De hecho soy más bien pesimista pero al mismo tiempo posibilista. En nombre de la civilización se han cometido las peores barbaridades. Y sociedades que en un principio creeríamos desarrolladas cuando todo falla las personas se han comportado de una manera salvaje. Hobbes mantenía que el hombre es “un lobo por el hombre” y por eso hacía falta para controlarle el gran monstruo que bautizó con el nombre de Leviatán que no es otra cosa que el estado. Rousseau en cambio pensaba que el hombre “es bueno por naturaleza” y son las sociedades injustas las que le contaminan llevándole a la perdición. De ahí viene el mito del “buen salvaje”. Los norteamericanos que se independizaron de la metrópoli cogieron lo que más les convenía del pensamiento ilustrado británico y francés para redactar su Constitución pero a la práctica desconfiaban de su propio pueblo y aplicaron a Hobbes: cuando se produce la catástrofe del huracán Katrina en Nueva Orleans fue el salvase quién pueda, y además de recibir a tiros a los equipos de emergencia, fue el momento de sacar beneficio económico de la desgracia ajena.

          Los sistemas culturales que moldean nuestras sociedades pueden ser peores o mejores (aquí entra esa Ciudad de Dios en la Tierra de San Agustín de la que hablabas), esto dependerá también de como los entendamos desde nuestro punto de vista, pero siempre las regulan. Son una forma de organización social. Si el hombre es bueno o malo por la naturaleza lo desconozco No está demostrado. En principio pienso que ni una cosa ni la otra, pero más bien tiendo a pensar que las circunstancias si no determinan marcan una tendencia: aunque efectivamente hay casos en donde parece que independientemente de éstas hay maldad en algunas personas. Pero como decía soy posibilista. Porque puedo serlo, no por ser ni mucho menos más sabio si no porque esta sociedad aun permite serlo un poco, probablemente si estuviera bajo las bombas vería las cosas de otra manera.

  2. Francesc
    28/11/2015 at 19:22

    Efectivamente,
    Gracias Bartolomé,

  3. Albert
    28/11/2015 at 11:06

    Leo en La Vanguardia de hoy…» Rajoy paga tras cumplir el gobern las condiciones. «…Olvidamos que citar, que el Estado cobra de cada ciudadano cotizante ( digo ciudadano cotizante ) de sobras y resobras …enfin…No comment.

    Yo solo se que los ciudadanos de la Economía productiva, creadora de productos y de puestos de trabajo, de personas cotizantes y consumidoras…dentro de todas las Autonomías de España han pagado y vienen pagando dentro de la Ley y más allá de la Ley.

    En fin. Al buen entendedor…Es la pura verdad y la realidad. El que paga es el ciudadano que cotiza al Estado.

    • Albert
      29/11/2015 at 07:38

      P.D. Pasan los años y todo sigue igual. El ciudadano cotizante es ninguneado por todas partes, mientras el ciudadano que amasa millones y millones de euros debido a la corrupción y además no cotiza al fisco…es admirado y enaltecido por todos.

      En realidad no cuenta …un SI ó un NO…tanto para Cataluña ( España ) como para cada una de las demás autonomías de el resto de las Españas ( España )

      Lo que cuenta según diría Mr. Clinton…» It is the Economy, stupits. » … De hecho en Cataluña, para citar un ejemplo, es la Economía y la creación de riqueza, la dignidad humana y el respeto y el derecho a la lengua propia, sin interferencias políticas interesadas, ect. que perturben e intervengan en la Economía y la creación de riqueza, ect.ect.ó incluso en la lengua propia.

  4. 27/11/2015 at 11:31

    La paz kantiana o la ilusión de una paz perpetua se basa en unos principios jurídicos que una vez aceptados y redactados los correspondientes tratados de paz impiden de facto la guerra ya que quedaría fuera de la »ley».
    Los principios que se dan por supuestos en su obra son precisamente los que han causado más guerras: Definir los límites de un estado por ejemplo.
    Y una vez la mente humana entra en modo guerra total, es capaz de cualquier cosa incluso violar una ley sagrada como la del instinto de supervivencia.
    Buscando razones para el suicidio en situaciones extremas – como la que deben vivir las manipuladas mentes de los terroristas suicidas – , encuentro una información que me estremece:
    Un suceso propio -europeo- como los suicidios en masa en la ciudad alemana de Demmin , hace solo 70 años.
    http://www.elmundo.es/internacional/2015/02/09/54d8994522601d7c198b457a.html
    «Cuando supieron que Alemania había perdido definitivamente la guerra, cientos de sus habitantes se arrojaron atados a sacos de piedras, junto a sus hijos pequeños, a las aguas del río Peene. Muchos otros se dispararon con armas de fuego. Todo menos sucumbir vivos al Ejército Rojo. El historiador de Hamburgo Florian Huber ha cifrado por primera vez en alrededor de 900 las muertes de aquel suicidio colectivo».

  5. 27/11/2015 at 09:16

    Sr.Foix: hace tiempo que estamos en guerra, en una guerra de la que somos víctimas propiciatorias, víctimas silenciosas, pero siempre pensamos que no nos va a tocar pagar el pato a nosotros y seguimos nuestras vidas como si nada ocurriera, cuando la realidad es que nos desangramos a diario…pero nos negamos a aceptar la realidad y luchar contra quienes nos desangran…Troya no fue destruida sólo por el famoso caballo, sus habitantes dormian placidamente esa noche…

    • Albert
      27/11/2015 at 10:46

      BartoloméC, que bien lo defines, en pocas palabras, pero efectivas y realistas.

      De todas maneras los…malos…pasan de nosotros …y siguen con sus maldades criminales…imperterritos…

      • 27/11/2015 at 12:25

        Así es Albert…a buen entendedor…

  6. Albert
    27/11/2015 at 07:24

    Sr. Foix: Al leer su artículo empiezo a meditar y pienso que la dictadura no nos gusta, pero que la dictadura impuesta por mayoría votada, sea el partido que sea, llega la mayoría de las veces a convertirse en una dictadura democrática, por ser votada, que acaba imponiendo sus condiciones e incluso cambiando las leyes a su favor y a provecho de sus dirigentes. Ejemplos recientes de cambió de la Ley, los tenemos. Y poco a poco la propia Democracia votada se va convirtiendo en una Dictadura Democrática ó en una Corruptocracia.

    Dicho esto, paso a pensar en los varios problemas ó temas a resolver, como dice… dogbert, que siempre tenemos los seres humanos.

    El primero tema …la lucha por la supervivencia del tener que comer, beber agua y tener un cobijo.

    El segundo tema …la lucha por encontrar trabajo remunerado…ó para encontrar ingresos dinerarios ó lo que sea para asegurarse la vida y la familia y su bienestar.

    El tercero tema …la corrupción generalizada e institucionalizada en todas las sociedades y gobiernos del mundo global. Que es el motivo principal causante y provocante originario de las guerras grandes y pequeñas.

    El cuarto tema … la manipulación política, que hacen los corruptos introducidos como topos en los sistemas de cada estado, para hacer valer sus intereses dinerarios a su favor y beneficio.

    El quinto tema …Ó guerra silenciosa… Son todos los seres humanos de nuestra sociedad, incluidas todas las naciones del mundo, que vive en el desamparo total, sin dinero, sin comida, sin agua y sin vivienda. Y que si no fuera por la ayuda que les hacen los seres humanos con sentimientos hacia sus semejantes morirían en poco tiempo. Y muchos cientos de miles, ya mueren diariamente, en realidad. Y esta guerra invisible a los ojos de la sociedad del bienestar es real.

    El sexto tema … Al final del año 2007 reventó la burbuja del boom de la construcción, provocada por la codicia y su consiguiente gran corrupción especulativa generalizada, en nuestra sociedad …Y seguimos en el año 2015 igual …pues ahora, poco a poco, nos estamos creando la nueva burbuja del turismo.

    El septimo tema …¿ Comose van a crear puestos de trabajo…si todos los artículos de consumo personal, casero, de oficina, industrial, ect…los compramos fabricados made in el extranjero?

    El octavo y último tema : La guerra terrorista y de guerrillas aplicada de forma inteligente psicologica y criminal…lo que pretende es destruir principalmente nuestro sistema económico basado principalmente en el turismo.

    Esta es mi opinión personal…pero muy posiblemente me equivoco
    bastante.

    Para el buen entendedor…

  7. dogbert
    26/11/2015 at 20:31

    El Sr. Foix remata su articulo diciendo que todos tenemos un problema muy serio.
    Pues si. Yo siempre rehuyo la palabra «problema» y la sustituyo por «tema a resolver», pero este no es un tema que podamos resolver nosotros, sufriremos las consecuencias pero somos sujetos inermes. Un problema efectivamente.
    Es un problema en el que nos han metido toda una serie de personajes, alguno de ellos con el Nobel de la Paz a cuestas, que son un azote para la Humanidad y que no saben preveer nada ni medir las consecuencias de sus veleidades en solitario y/o grupales.
    Si, es un tema que va mas alla de votos y elecciones, espero que lo vayamos teniendo claro, votar en el mundo global se ha convertido en un paripe, tristemente.

    A todo esto que pretende el cronista? Darnos miedo? asustarnos? subrayar que somos carne de cañon? No lo se y puede que el escribidor tampoco, pero estoy de acuerdo en que hay que hablar claro y actuar con energia.

    Y remato, y tener muy claro que todos estos mandamases del planeta no estan a nuestro lado, estan de frente, en contra, son tambien en cuanto no procuran el bien general, nuestros enemigos.

  8. Francesc
    26/11/2015 at 15:49

    Me he acordado de esto que escribí en el mes de septiembre: http://bit.ly/1MFnPVZ

    • Albert
      27/11/2015 at 07:38

      Francesc, he leido tu artículo y te felicito por tu clarividencia y sentido de la realidad.

      • Francesc
        27/11/2015 at 16:47

        Gracias Albert, me hubiera gustado equivocarme.

    • 28/11/2015 at 17:08

      Buen artículo Francesc, cuando el EI se ha apoderado de las cadenas de televisión se ha producido un cambio en la propaganda, se ve la mano de profesionales en ella…

      • Francesc
        28/11/2015 at 19:22

        Efectivamente,
        Gracias Bartolomé

Comments are closed.