Errores en todos los frentes

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez en un encuentro antes de la investidura y la dimisión del líder socialista

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez en un encuentro antes de la investidura y la dimisión del líder socialista

Se inaugura la segunda legislatura de Mariano Rajoy con una crisis de fondo en el PSOE y con una Catalunya institucional decidida a dar el paso de la desconexión gradual pero definitiva con España. Cuando se anuncie la composición del nuevo gobierno sabremos algo más sobre el talante y los talentos con que Rajoy pretende abordar los retos desde su fragilidad parlamentaria.

La paciencia calculada le ha dado réditos. Es uno de los pocos casos que conozco de un presidente de un partido acorralado por graves casos de corrupción aireados en los juzgados que haya sobrevivido después de casi un año de gobernar en funciones.

Llegó el primero en las dos últimas elecciones a pesar de haber perdido 49 escaños y más de dos millones y medio de votos respecto a la mayoría absoluta del 2011. Rajoy ha hecho de su debilidad virtud. Es ya presidente para la tranquilidad de la Unión Europea, que necesita más que nunca gobiernos estables para hacer frente a las consecuencias del Brexit y a los movimientos de intereses particulares como ha sido la resistencia de Valonia para aprobar un acuerdo comercial entre la Unión Europea y Canadá.

Los socialistas atraviesan un periodo de confrontación interna que ha explotado en el mes de octubre con la dimisión de Pedro Sánchez y la división del partido entre los que no querían unas terceras elecciones para no perder más votos y escaños y los que se han pronunciado a favor de Pedro Sánchez y de una opinión de la militancia que seguramente no habría votado el abstenerse para investir a Rajoy.

La reacción de Pedro Sánchez tras perder la secretaría general es tan desesperada como inútil. Sacar el Ibex a pasear como principal artífice de sus desgracias o atribuir a los medios y a un periódico en especial como causas de su derrota no pueden ser la única explicación de la crisis.

La situación de la socialdemocracia en Europa no pasa por sus mejores momentos. Si Pedro Sánchez hubiera dedicado ­algunas horas a leer la obra de Tony Judt, habría entendido las consecuencias de los cambios que están sembrando el miedo en las sociedades democráticas occidentales. Miedo al terrorismo y también, de manera más insidiosa, el miedo a la incontrolable velocidad del cambio, a perder el empleo o a no encontrarlo fácilmente, miedo a ­quedar atrás en una distribución de recursos cada vez más desigual. Miedo también a los extranjeros, a las fronteras abiertas, a las comunicaciones libres y a la libre expresión de opiniones incómodas.

Thomas Friedman, en una de sus lúcidas metáforas, ha escrito que cree que la historia registrará que fue el capitalismo chino el que puso fin al socialismo europeo. El PSOE se ha preocupado más del grupo de universitarios que han diseñado Podemos y que han convencido a millones de votantes agitando la confrontación y el desprecio al otro, rodeando el Congreso y acudiendo a cuantas televisiones se les han puesto por delante en vez de reformular un pensamiento basado en el crecimiento provocado por la globalización y en la necesidad urgente de distribuir mejor la riqueza generada por la nueva realidad económica.

Las ideas equivocadas siempre acaban en un baño de sangre, escribió Camus, pero en todos los casos es la sangre de los demás. Por esta razón, decía el premio Nobel de Literatura, algunos de nuestros pensadores se sienten libres para decir cualquier cosa sin atenerse a sus consecuencias.

Harían bien los socialistas en recuperar la unidad perdida, sin personalismos y sin horas y horas de carretera para encontrarse con una militancia que finalmente se ­inclinará por la ley de la gravedad y por el interés común de los votantes que son ­muchos más que los militantes. Sería un error dejar aislado al PSC de Miquel Iceta que puede ser decisivo para reconstruir los puentes entre las instituciones del Estado y Catalunya. Otro error serían los expedientes disciplinarios a los socialistas que vo­taron no. El ordeno y mando.

La otra gran prueba del gobierno Rajoy será la cuestión catalana. A estas alturas del proceso, el silencio de Rajoy aplicando la ley como si no existiera la política sólo puede conducir a una humillación del soberanismo que ha creído que podía llegar a la independencia unilateral sin contar los daños directos y colaterales que esta decisión comporta.

El proceso encabezado ahora por Puigdemont y Junqueras ha cometido sus propios errores y cambios de estrategia con las pantallas que van y vienen, según convenga. Sabemos lo que pretenden los independentistas para el año próximo que deberíamos ser ya independientes de España con un referéndum sí o sí.

Pero también conocemos que Rajoy, Rivera y el PSOE se pondrán de acuerdo para impedirlo. La competencia que se otorgará al Tribunal Constitucional para suspender a políticos en activo es otro error que no tiene ningún sentido. Pero responder desde la calle a estas decisiones que pueden ser arbitrarias tampoco es recomendable. Es en la calle donde se incuban los populismos de todo tipo. Hay que recuperar el funcionamiento democrático de las instituciones para preservar la convivencia y el respeto mutuo. Antes de que sea demasiado tarde.

Publicado en La Vanguardia el 2 de noviembre de 2016

 

12 comentarios

  12 comments for “Errores en todos los frentes

  1. Ramon
    05/11/2016 at 13:30

    Totalmente acertado:”…Thomas Friedman, en una de sus lúcidas metáforas, ha escrito que cree que la historia registrará que fue el capitalismo chino el que puso fin al socialismo europeo. El PSOE se ha preocupado más del grupo de universitarios que han diseñado Podemos y que han convencido a millones de votantes agitando la confrontación y el desprecio al otro, rodeando el Congreso y acudiendo a cuantas televisiones se les han puesto por delante en vez de reformular un pensamiento basado en el crecimiento provocado por la globalización y en la necesidad urgente de distribuir mejor la riqueza generada por la nueva realidad económica”,,,,,“””Hay que recuperar el funcionamiento democrático de las instituciones para preservar la convivencia y el respeto mutuo”””…

  2. Albert
    03/11/2016 at 08:30

    Sr. Foix: Pienso que lo de España con Cataluña, tiene solución, pero no es cosa de aplicar la Ley escrita, … sino de aplicar la Ley no escrita. Es decir la ley de la conviviencia diaria de los ciudadanos de una nación que tiene sus costumbres, su mentalidad, su lengua y su fiscalidad, impuestos y recadación fiscal

    Y esto es precisamente lo que Don Mariano y su equipo, soslayan y evitan, presumiblemente, por falta de esperiencia y sabiduría del saber hacer y entender que lo de …Cataluña es una custión de falta de respeto a la dignidad linguistica y a la ahogante, desequilibrada e injusta presión fiscal impositiva, tanto del gobierno central como del gobierno de la Generalitat y Ayuntamientos, ect. Todos los impuestos sumados e incluso, a veces repetidos.

    • Albert
      03/11/2016 at 08:51

      P.D. Y lo que más indigna a Cataluña, es la decisión del Trbunal Constitucional, donde 10 ó 12 magistrados, votarón y corrigieron la reforma del Estatut de Cataluña. Previamente votado en referendum y por el parlamento de Cataluña, el Parlamento Español y el Senado.

      Retocado y corregido injustamente, cuando el mismo y las mismas normas se permiten y se aplican en la autonomía Andaluza.

      • Salvador de Lleida
        03/11/2016 at 09:07

        Albert.

        Totalment d´acord amb els dos comentaris teus.

        Tan dificil es que la mitad dels catalans i el resto d´espanyols reflexionin en vers aquets temes?.

        • Albert
          03/11/2016 at 09:24

          Salvador de Lleida.

          Tambeem pregunto : ¿ Es normal que els membres del Tribunal Constitucional puguin votar i corregir substancialment el sentit del Estatut de Catalunya, previament refrendat pels ciutadans, pel Parlament de Cataluña, del Parlament español i per el Senat.

          I en cambi el mateix sigui acceptat, sense queixas i sense rectificacions, per la autonomía de Andalucia i pel gobern central ?

  3. 02/11/2016 at 19:27

    “””Hay que recuperar el funcionamiento democrático de las instituciones para preservar la convivencia y el respeto mutuo”””…efectivamente Sr.Foix, nos han perdido el respeto y quieren hacernos imposible la convivencia…

  4. dogbert
    02/11/2016 at 14:23

    Con un pais lleno de corrupcion, Catalunya ensimismada en entelequias, Europa instalandose en la xenofobia, USA que elegira entre lo malo y lo peor, no me siento muy optimista. Debe ser cosa del otoño, la caiguda de la fulla i que lo mes calent esta a la aiguera.

    Me da igual la composicion del nuevo gobierno y casi que me interesa mas estudiar a fondo toda la movida que hay al respecto de si Bisbal le hizo la cobra a Chenoa o no se la hizo.

    Vaya nivel, vaya cuadro!

  5. Rosamaria
    02/11/2016 at 12:54

    Potser si el Sr. Rajoy, hagués demostrat uns mínins d’enteniment amb —-” las consecuencias de los cambios que están sembrando el miedo en las sociedades democráticas occidentales. Miedo al terrorismo y también, de manera más insidiosa, el miedo a la incontrolable velocidad del cambio, a perder el empleo o a no encontrarlo fácilmente, miedo a ­quedar atrás en una distribución de recursos cada vez más desigual. Miedo también a los extranjeros, a las fronteras abiertas, a las comunicaciones libres y a la libre expresión de opiniones incómodas.”…el Sr. Sánchez no hagués tingut tan clar, que investir Rajoy, significa exactament tot el que vostè , Sr. Foix, atribueix al Sr. Sánchez. Potser és Rajoy qui necesita llegir a Judt.

    • Rosamaria
      02/11/2016 at 17:22

      Qüalificar d’estratègia l’ inmovilisme de Rajoy,..fa riure…..Sr. Foix, sort que més avall diu que Rajoy governa amb la llei com si no existis la politica i segurament aquest és problema, que Rajoy no en té res de politic. És un registrador de la propietat, a qui la politica li va molt gran….i si torna a ser President, no és pas gracies a cap estratègia, sino a la pèrdua de papers del PSOE, que és molt diferent.

Comments are closed.