Democracias en peligro

Donald Trump y Boris Johnson, presidente de Estados Unidos y candidateo a suceder a Theresa May, tienen una idea común y poco convencional sobre cómo gestionar la democracia.

Emmanuel Macron ha advertido de que si los graves desequilibrios de la globalización no se corrigen, si la actual fase del capitalismo no pone fin a sus excesos, si la responsabilidad social no vuelve a ser una prioridad, las democracias peligrarán y puede estallar una guerra. Así lo relataba ayer Eusebio Val en su crónica sobre el discurso del presidente de Francia en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Ginebra.

Espero que el presidente Macron se equivoque al preconizar una guerra debido a los excesos de la actual fase del capitalismo. Pero comparto con él la preocupación por la subsistencia de las democracias liberales tal como las hemos conocido en los últimos setenta años.

No se trata sólo de que Europa supere los torpedos del Brexit y que los populismos xenófobos vayan extendiéndose como una mancha de aceite en prácticamente todas las democracias. Los populistas ganaron las elecciones europeas en cuatro de los países más poblados de la Unión: en Francia, Italia, Polonia y el Reino Unido. Lo más inquietante es el descrédito de las ­instituciones democráticas, que no pueden o no saben dar respuesta a un descontento generalizado en mayorías que se sienten desamparadas.

Me decía el martes un experto internacional en la situación de los países de Europa Central que hay un pacto entre la ultraderecha norteamericana y la ultraderecha europea para atacar las instituciones europeas dando paso a los nacionalismos de los pueblos o de los estados para que limiten o destrocen la cohesión europea. Todo ello, añade mi fuente, con el consentimiento y la complicidad activa o pasiva de la Rusia de Putin.

La mentira o las fake news no son una ocurrencia del presidente Trump para ganar las elecciones del 2016 y para repetir el mantra de que todo lo que no es favorable es falso. Es una forma de actuar que debilita los pactos, los acuerdos, la cooperación y el comercio internacionales. Es hacer política con mentiras o medias verdades. Es sembrar la confusión.

Como se ha comprobado en Gran Bretaña, siempre desconfiada de lo abstracto y lo ideológico, la política se construye ahora sobre hechos inciertos y afirmaciones falsas. Si las democracias liberales debaten sobre utopías, el conflicto está asegurado.

No hay que perder de vista que la barbarie del siglo XX estalló en el corazón de la civilización europea, en un país culto, amante de la música y de la filosofía. No tiene por qué ocurrir en el mismo país ni de la misma manera. Pero no se puede descartar. Estamos a tiempo de evitar conflictos armados, pero será a fuerza de restablecer la confianza en las instituciones, aportar soluciones para paliar la desigual­dades de la globalización desbocada, respetar y convivir con el que piensa diferente y aceptar al extranjero con la dignidad que merece.

Publicado en La Vanguardia el 13 de junio de 2019

8 comentarios

  8 comments for “Democracias en peligro

  1. Albert.
    15/06/2019 at 10:13

    Sr. Foix : Continuo leyendo y meditando sobre sus talentudos artículos y ahora pienso en la incomprensión y mala interpretación que tenemos en España y en Cataluña, entre los ciudadanos, que incluso somos del mismo grupo racial.

    Me explicaré: Los llamados catalanes, no somos raza propiamente dicho, como el grupo Basco, que allí tampoco son todos bascos puros autenticos.

    Pues en Cataluña, somos idem. Es una tierra ó zona geográfica del continente Europeo, que es una zona de paso, donde desde miles de años, han venido, permanecido, emparejado y han tenido descendientes mezclados desde siemrpe, seres humanos procedentes de todo el mundo.

    Nuestro idioma catalán, es el la primera lengua del latin vulgar, que se diferencia del latín de la cultura que emplea la iglesia católica, apostólica y romana. Pero los ciudadanos romanos somos nosotros en toda España con Cataluña incluida.

    Todos sabemos que somos descendientes de varios grupos raciales,que vinieron desde el Sur, desde el centro de Europa por el norte y desde el medio oriente. Iberos, fenicios, griegos, judios, germanos, ect.

    Solo en el siglo 6º, cuando Roma dejo de ser el Imperio dominante, aqui en Cataluña se quedaron, permanecieron, se mezclaron y tubieron descendientes … 300.000 soldados mercenarios, guerreros muy altos y rubios de la Roma imperial.

    Que luego intervinieron conjuntamente e importantemente con los castellano leoneses, los asturianos, cantabros y basco-navarros y catalano-aragoneses que constituian la unidad de la España de todos e importantemente en las reconquistas españolas.

    Al tema principal a que me refiero es que ahora aun estamos en los nacionalismos de algunos castellano-españoles y del nacionalismo de algunos catalano-españoles que son incapaces de entenderse- interpretar y preguntarse …¿ El…. ¿ Porque ? de los interlocutores. En este caso concreto

    El ¿ Porque de Cataluña ? ó el ¿ Porque de la España de Castilla ?

    Mucho …. » Viva España » y mucho » Visca Cataluña » pero van transcurriendo los años y somos del mismo grupo racial, pero seguimos imbecilados sin querer dar el brazo a torcer con nuestro hermanos.

    En fin lo dejo para los buenos entendedores de buena voluntad y sentido común.

    Porque debido al comportamiento de todos los políticos actuales, me frustrado, defraudado y pierdo las esperanzas del presente y del futuro de nuestros descendientes. ¡ Son idiotas y charlatanes ! …. No miran para España ó Cataluña, solo miran su beneficio y el de su partido político.

    • Albert.
      15/06/2019 at 17:00

      P.D. En el parrafo 6, … en la 3ª linea debe de decir que…. los 300.000 soldados mercenarios de Roma,….» eran soldados germanos. «

  2. dogbert
    14/06/2019 at 19:27

    Vaya par de individuos en la cabecera del articulo!
    Esta claro que el nivel es muy bajo y que la democracia esta en permanente deterioro.
    Mas cerquita en la Cambra de Comerç Industria (i Navegacio) feudo que era de la burgesia y que ha sido asaltada por la ANC, el nivel tambien esta entre fatal y lo siguiente.
    El tal Canadell a proposito del Turismo en Barcelona dice que «se podria dispersar por toda Catalunya y la ciudad se descongestionaria»
    Las tacticas CDR van a poner a la Cambra del reves.
    Y mañana la activista para cuatro años mas de alcaldesa.
    Y en LV el badaloni Juliana hablandonos de la politica del asereje.
    En fin…Ñoras ñores, bon cap de setmana.

  3. Carlos
    14/06/2019 at 16:41

    El ejemplo mas claro de la decademcia politica se observa de manera muy clara el el mercadeo de sillones de poder entre unos y otros donde el programa de gobierno y propuestad concretas para solucionar los problemas de los ciudadanos es inexistente, terreno abonado para populismos muy miy peligrosos.
    Jacia tiempo no asistia a tal desvergüenza.
    Todo se compra, todo se vende, el traficante el artista comercian con sus divisas…que decia Patxi Andión.
    Buenas tardes a todos

  4. Albert.
    14/06/2019 at 09:44

    Sr. Foix : Pienso que la sociedad humana del mundo actual, vuelve a estar otra vez, en manos de mentes estilo del Furer Herr Hitler, Los de la foto, son un buen ejemplo, aunque aun no nos lo parezca.

    En la sociedad del bienestar hemos vivido y aun vivimos, demasiado bién y bastantes, incluso viven opulentamente y millonariamente.

    Por ello estan en este momento, durmiendo la siesta del bienestar de los ingresos dinerarios y la opulencia.

    Dicho esto, paso a opinar sobre lo que ocurre en España, Cataluña incluida.
    Todos los políticos, que pretenden conseguir el poder y el beneficio de su partido, desde la ultra derecha, pasando por el centro hasta la ultra izquierda, todos atentan contra la unidad de España, al actuar como actuan
    egoistamente y contra natura de copnseguir elbien y la unidad de España, con Cataluña.

    Resumiendo son los Políticos los que atentan contra la unidad de España y no es Cataluña, sino los políticos.

    Es la verdad. Pues los ciudadanos de toda España, con sentido comun estamos unidos todos y mirando y pensando solo en el beneficio y el porvenir de nuetros descendientes.
    Que los corruptos introducidos como topos en el sistema de la gobernanza, se lo jugaron y algunos aun se lo jugan.

    A los buenos entendedores de toda España, incluidos los catalanes.

    • Albert.
      14/06/2019 at 10:54

      P.D. Vease año 1931 – Gobierno de la Republica española. Bobalicona pero gobierno legalmente constituido. Vease año 1936 : Alzamiento nacional contra la República española citada. – Guerra incivil. Nacionales apoyados por las fuerzas del Eje – Alemania Nazi e Italia fascista. Republicanos llamados Rojos – apoyados por el regimen comunista de la URSS.

      Resultado de la guerra : 500.000 muertos y 500.000 encarcelados ó fusilados, ect.

      Ganaron los llamados nacionales con Francisco Franco hasta su muerte en el año 1975.

      Año 1979 – La transición, la Democracia y las Autonomías de España.

      Luego vino el golpe de Estado de parte del ejercito el … 23F, ect. con disparos de pistola en plena reunión del Parlamento ó congreso. Cuando
      el gobierno de Adolfo Suarez.

      Ahora el 1/O – Parte del Parlamento efectuo durante unos segundos, el nombramiento de la Republica Catalana y la Independencia de España.
      Pero era pura prueba con teatralidad provocada.

      Ahora tenemos que algunos huyeron cobardemente. Mientras otros más responsables dieron la cara y fuperon encarcelados preventivamente. Ahora hará más de 1 año.

      Pienso que algo falla entre el entendimiento entre España y Cataluña. Porque el problema de Cataluña es exactamente el mismo que el de España.

      Resumiendo : El exceso y abuso de los imuestos fiscales, sumados y repetidos. Y la falta de respeto a la dignidad y a la lengua propia.

  5. José A García
    13/06/2019 at 12:28

    Ya estamos en guerra, se libra hace tiempo en Afganistán, Libia, Siria, Yemen… El capitalismo neoliberal no está interesado en la igualdad social, y no le importaría una guerra de destrucción controlada. La democracia liberal se ha pervertido en un ritual sin esperanza, el nacionalismo es más potente y usa también la democracia con fines espurios. Cuando se invoca la voluntad del pueblo y su supuesto bien hay que desconfiar. Cuando se decide defender a la nación antes que a la humanidad se nos hipnotiza con la épica, la absurda creación de héroes del pueblo que solo se escuchan a sí mismos. Si no existieran las armas nucleares ya estaríamos en guerra hace tiempo. Europa no se atreve a romper con el fascismo y el comunismo, deja que cambien de forma, apariencia pero no sabe, o si, que son los mismos del siglo XX con nuevas apariencias, modernas y confusas.

    • José A García
      13/06/2019 at 18:04

      Me respondo a mi mismo. Creo que Europa tiene miedo a cambiar, a empezar a explicar a sus ciudadanos que hay problemas y a no ocultarlos con frases que nadie cree. No hay dinero, bien, dígase y explíquese que se propone pero que el esfuerzo sea equitativo. Si hay presiones del poder financiero y la solidaridad entre pueblos no está en su mejor momentos dígase. Expónganse el proyecto de los partidos eurofobos y sus consecuencias, con argumentos serios en los que quede claro que no hay soluciones mágicas… Si debemos más que ingresamos no hay partido no programa que lo arregle sin sacrificios, pero que no nos engañen.

Comments are closed.