El patriotismo y los enemigos

Donald Trump ha introdulcido conceptos como el parriotismo en contra de la globalización y que la prensa es el enemigo del pueblo.

Se puede juzgar de muchas maneras la presidencia de Donald Trump. Seguir las luchas mediáticas y políticas en Washington es tarea para especialistas de la especulación y de las corrientes de fondo que circulan por el subsuelo del Distrito Federal. Donde hay poder hay intriga, conspiraciones y un sinfín de complicidades entre los políticos, los periodistas y los intereses creados. No hay amigos en la capital. El presidente Truman dijo que si quieres un amigo en Washington, llévate a tu perro.

Trump es un tramposo que ha mentido desde mucho antes de que aspirara a convertirse en presidente. Pero lo que diga tiene repercusión en Estados Unidos y en todo el mundo. Es la voz con más poder global y local. Al margen de los problemas internos de cualquier presidente, me interesa señalar dos conceptos que ha puesto en circulación y que van extendiéndose por todo el mundo. De su discurso en la ONU del mes de septiembre va a recordarse su afirmación de rechazo a la globalización y la defensa firme del patriotismo.

Los intereses personales y nacionales pasan por encima de los compromisos internacionales adquiridos en cuestiones de defensa, comercio, justicia y las iniciativas comunes para luchar, por ejemplo, contra el cambio climático o para mantener el papel arbitral de la ONU. Lo propio es lo más importante y pasa por encima de políticas com­partidas que también puedan beneficiar a otros. Este patriotismo con­duce a los populismos locales que abundan en muchas democracias liberales, que ven como la política ha pasado de las instituciones a las calles y a la demagogia.

La otra aportación de Trump es más antigua pero tiene igual relevancia o más. Se refiere a sus afirmaciones continuadas de que “la prensa es el enemigo del pueblo americano”. Lo dijo en campaña y lo repite cuando los medios no domesticados informan sobre hechos que no le gustan. Esta afirmación choca frontalmente con la tradición de la libertad de prensa en Estados Unidos y con la idea de que el poder es intocable aunque cometa errores o injusticias.

Atacar o amenazar a la prensa es un peligro para la salud pública de las sociedades democráticas. Lo estamos viendo con demasiada frecuencia en Europa y también en nuestro país. En los disturbios recientes de Barcelona los medios han tenido que superar el acoso directo de quienes no querían que se filmara lo que estaba ocurriendo. El periodismo, aunque lo diga Trump, no es enemigo del pueblo.

Publicado en La Vanguardia el 7 de noviembre de 2019

6 comentarios

  6 comments for “El patriotismo y los enemigos

  1. Albert 2.
    08/11/2019 at 11:38

    És un fet indubtable que el periodisme està mutant, sigui per la revolució digital, o pel que sigui, però la veracitat de la informació està clar que ha deixat de ser una prioritat. Fake news, opinadors a sou que es fan passar per informadors, etc…
    Malauradament aquell vell axioma periodístic: «les opinions són lliures, però els fets són sagrats», han passat a millor vida. Igual com va passar amb la separació de poders de Montesquieu. Que a aquest també el van enterrar fa anys.

    Lògicament tot evoluciona i no hi ha res més constant que el canvi, la qüestió està en saber si canviem cap a millor o a pitjor, i en el cas del periodisme i la política crec que la resposta és molt evident. En els disturbis a BCN em preguntava que es pretenia amb les imatges dels «periodistes» amb casc…. no ho tinc gens clar.

  2. Salvador de Lleida
    08/11/2019 at 09:22

    Cuando una misma noticia, en varios periódicos se explica y comenta de maneras totalmente diferentes, no solamente de interpretaciones sino de hechos, ciertamente algunos o todos mienten.
    De aquí el descrédito del periodismo, paralelo al de la clase política que lo alimenta.

    Una vez coincidí en tiempo y lugar con un suceso que luego fue comentado por la Prensa escrita. No reconocía los hechos.

    De acuerdo, la Prensa no es el enemigo del pueblo.
    ¿Como debemos definir esta Prensa actual?.

  3. dogbert
    08/11/2019 at 00:35

    El periodismo no es el enemigo del pueblo. Estamos de acuerdo.
    Dicho lo cual,
    Toda esta tropa de periodistas que se apelotonan ante el politico de turno. Esta tropa de de periodistas que comparten tertulias con delincuentes del cuarto poder. Esta corporacion que se pone seria, pero solo eso, ante el decretazo de intervencion de las redes por parte del gobierno de turno.
    Estos, Sr. Foix, no son amigos del pueblo.

    • Albert.
      08/11/2019 at 07:52

      dogbert, Estoy de acuerdo, De la misma manera, … no son amigos del pueblo… los que, en lugar de dialogar, negociar y pactar … previamente y anteriormente, ….acuerdos y negociación …de beneficios y de perjuicios a favor y en contra, … También el PACTAR el reparto de cotas de poder ejecutivo de Gobierno, ,…. en beneficio de todos los ciudadanos españoles, incluidos todos los ciudadanos que viven en la autonomía de Cataluña, ( llamados catalanes )….prosigo, ……aplicaron el art. 155 de la Consti. y la prision preventiva indefinida a todos aquellos, que presuntamente se les interpretó que eran culpables de secesión y de separatismo, por haber declarado de palabra, pero no de obra y durante una sesión, efectuada en el Parlamento de la Autonomía de Cataluña, …la República y la Independencia de la Autonomía de Cataluña, durante un minuto, con el 50 % de Parlamentarios, porque el otro 50 %, habia salido ó marchado voluntariamente, de la Sala de sesiones del Parlamento de aquel momento.

      En el mismo instante ó minuto fue anulada la decisión por el ( No elegido por votación ) …Presidente Carles Puigdemont.

      La decisión de anulación instantanea fué correcta, porque en realidad era ilegal total, por muchas razones de peso Parlamentario, maneras y formas inprocedentes.

      La solución del conflcito España-Cataluña, es PACTAR, PACTAR y PACTAR. No existe otra. Pero no les da la gana a los corruptos de todas partes y de siempre.

      Todo lo demás es ir contra el pueblo. Tanto los últra de la izquierda extrema como idem los de la derecha exrema. Todos son iguales en actuación.

  4. Albert.
    07/11/2019 at 19:10

    Sr. Foix : Herr Trump me recuerda Herr Hitler. Los dos con su mente bilateral y su comportamiento, ect.

    Parece mentira que un solo hombre, rodeado de su equipo de seguidores, también de mente bilateral, pueden cambiar y trastornar la convivencia en paz, entre todas las naciones del mundo y las relaciones entre naciones y sus pactos de intereses, beneficios y perjuicios económicos, ect.

    Un solo hombre de mente Hitleriana bilateral está empezando a cambiar la relaciones y pactos entre todas las naciones. Con sus consecuencias trágicas de … . Ya lo podemos imaginar.

    Herr Trump actua contra natura, … desaciendo, desmontando y derrumbando todo lo bueno hecho hasta ahora, durante estos casi 80 años de paz, PACTOS y convivencia humanas.

    Y ahora también se le junta Mr.Brexitero. Otro de mente idem. Los dos destruyendo la EU.

  5. R
    07/11/2019 at 17:44

    Esta vez sere breve, es un oligopolista.

Comments are closed.