Vía amplia y vía estrecha

Si en la legislatura que comienza no se abordan las crisis sociales derivadas de la pandemia, habremos perdido el tiempo

No sirve de nada recurrir a la participación más baja de la historia de las elecciones autonómicas en Catalunya para justificar el hundimiento de Ciutadans o la relegación del PP a la cola de los partidos políticos con tres diputados. En las elecciones celebradas en plena pandemia en Estados Unidos votó un 67 por ciento; en la segunda vuelta de las municipales francesas en el mes de junio, un 41,5 por ciento, y en las presidenciales portuguesas de enero de este año solo votó el 39 por ciento del censo.

Es cierto que la participación influye en el resultado, pero puesto que el votar no es obligatorio, hay que atenerse a la decisión libre de cuantos han decidido acudir a las urnas. Ciudadanos y el PP tienen que sacar consecuencias de los resultados y asumir las responsabilidades que, en estos casos y en democracias normales, comportan dimisiones. Las urnas hacen y deshacen políticos y gobiernos. Es lo que hay.

Salvador Illa ganó las elecciones del domingo y Vox entró con mucha fuerza en el cuarto puesto, por encima del resto de formaciones. Pero el hecho más relevante es que los partidos independentistas obtuvieron la mayoría absoluta en escaños y, por primera vez, también en votos.

Lo ideal sería que en dos o tres días, como ocurre en Inglaterra, empezara la nueva legislatura sin tener que transcurrir casi tres meses como en Estados Unidos o en los plazos más largos establecidos por la Constitución y el Estatut.

Salvador Illa intentará ser investido president como fuerza más votada, pero habrá que pasar primero por el requisito no menor de nombrar presidente de la Cámara, que es quien puede decidir si dispone de una mayoría suficiente para formar gobierno. Será importante, por lo tanto, esperar a la constitución de la Mesa y ver quién la presidirá. Illa no quiere dejar pasar la oportunidad de intentar formar gobierno, un error que cometió Inés Arrimadas en el 2017, cuando Cs fue la fuerza más votada y obtuvo 36 escaños.

Lo más lógico es que el bloque independentista presente a Pere Aragonès, de ERC, y consiga la presidencia con el apoyo de sus socios, que tienen en común el horizonte de la independencia pero con criterios, plazos y estrategias diferentes. Puede ser útil acudir al filósofo y militar chino, Sunzi, al que se le atribuye la frase de “tener a tus amigos cerca, pero a tus enemigos, más cerca”. Lo dijo hace veinticinco siglos en la era de la plenitud intelectual que protagonizó el sabio Confucio.

El independentismo ha vuelto a ganar, pero lo más relevante es que Pere Aragonès ha hecho el sorpasso histórico y ha situado a la amalgama de la vieja Convergència por primera vez en segunda posición. Oriol Junqueras ha ganado a Carles Puigdemont y ERC es el único partido que puede formar gobierno con sus socios independentistas si prima el criterio nacional, o con los socialistas y los comunes si el eje derecha-izquierda prevalece.

Utilizando palabras de Aragonès, habrá que ver si se opta por la “vía amplia”, incluyendo a los comunes, o el pacto de la vía estrecha, que se podría denominar un gobierno prioritario dedicado a la obtención de la independencia.

Es probable que Junqueras pondere incluir en la vía amplia a los socialistas de Illa, pero es del todo improbable porque quienes se le echarían encima no serían solamente los de Puigdemont y Laura Borràs, sino los propios militantes de Esquerra, que lo considerarían una traición.

El liderazgo de Pere Aragonès es incuestionable, pero su camino hacia la presidencia está sembrado de trampas que deberá sortear como pueda. La CUP ha doblado sus escaños y es imprescindible para formar un gobierno independentista. Pero sus posicionamientos no contemplan alianzas con el Gobierno Sánchez y tampoco se encontrarán cómodos teniendo a JxCat como compañero de viaje aunque sea para la investidura.

Después de diez años perdidos hace falta generosidad y ambición por parte de todos. Hay que gobernar Catalunya sabiendo que España existe y que Europa no comprará la secesión unilateral. Es hora de la política artesanal, de las complicidades mutuas, y de desatar el nudo gordiano que ha creado dos países irreconciliables entre sí que no favorecen ni la concordia ni la gobernabilidad.

Se necesita un gobierno fuerte y estable para afrontar las muchas crisis derivadas de la pandemia. Se atribuye a Alejandro que es lo mismo desatar que cortar el nudo gordiano. Hay que ir hacia delante porque el pasado no pasa nunca, es cierto, pero es el presente y el futuro lo que más importa a la gran mayoría de los catalanes, españoles y europeos.

Aspiro a que vuelvan a visitar Catalu­nya políticos europeos y de todos los países como ocurría antes del 2010. También que el president y los consellers salgan al ­ex­terior y se relacionen con políticos ­eu­ropeos. En tiempos de Jordi Pujol, así ocurría. Si en los próximos cuatro años no se abordan las crisis sociales, se dota más y mejor a la sanidad y educación, si no avanzamos en la convivencia cívica, habremos perdido otra legislatura.

Publicado en La Vanguardia el 17 de febrero de 2021

  6 comentarios por “Vía amplia y vía estrecha

  1. Sr.Lluis me gusta su análisis en este entorno frágil.
    Y remarco sus ultimas lineas, en salir y recibir a personas del exterior de Europa e internacional.Cuando conversamos con otras culturas a mi me ayuda a pensar más y poner a veces dudas de mis ideas.
    Hoy, yo veo aquí en el Pirineo la sociedad dividida y angustiada, pero es que acabo de hacer una visita a Barcelona y es triste lo que a simple vista se ve y no quiero imaginar lo que no se ve.
    Me uno a su posición de buscar la CONVIVENCIA CÍVICA.
    Por ello organizo encuentros-tertulias que es un bálsamo psicológico.
    Alejandro

  2. Sr.Foix : Despues de releer su artículo y sumado las talentudas respuestas de los compañeros del blog,…mi respuesta sumada es…que, estamos aun viviendo, …en la mente …idiota ( en griego ) …y sin sentido común … en catalán … SENY… ó sentido de lo que en realidad … más nos conviene ó nos convendría.
    En resumen continuamos perdiendo el tiempo, es decir sumados todos, continuamos viviendo en nuestra mente actual imperante, … que sumada,… continua siendo IDIOTA ,,, ( en griego ) ya que en lugar de sumar,… resta ó divide a la sociedad humana resultante.

  3. Diez años perdidos, diez años en los cuales un 50 % se abstiene para mostrar su hastio con todos, unos no votaron porque nadie presenta propuestas nuevas, nadie defiende un federalismo bien gestionado, como en Alemania con su bundesrat y sus landers, asi esta Alemania, asi esta España. Hace 10 años, que estamos arrastrando el problema por no ponerse de acuerdo en el nuevo estatud, no se quiso ceder en varios articulos y reformar los 14 no constitucionales, ahora estariamos muy bien, con una justa distribución, parecida al cupo de Euskadi. Todo o nada, pues ya vemos que no ceder ni unos ni otros nos llevan a la actual agonia…Recordemos: Poco después de conocerse la sentencia el Presidente de la Generalidad de Cataluña José Montilla hizo una declaración el mismo día 28 de junio de 2010 en la que mostró su indignación con el fallo y emplazó al presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero a que “rehaga” los cimientos del Estatuto y consiga por la vía del pacto lo que el Constitucional ha truncado. “No nos conformamos, queremos el Estatuto íntegro”, afirmó, y a continuación hizo un llamamiento a todos los catalanes para que muestren su rechazo a la sentencia “masivamente” en una manifestación convocada para el 10 de julio. “Andemos juntos unidos todos los que queremos el país. Demostremos que somos una nación y somos un solo pueblo”

  4. COP D’ESTAT MONCLOVITA (?)

    1. El monàrquic i juancarlista Pedro Sánchez i el seu enviat a Catalunya, Salvador Illa, no accepten els resultats electorals del 14F. No accepten que l’independentisme te majoria de vots (més del 51%) i d’escons (74). Fan igual que VOX, elogiat per Sánchez pel seu “sentido de estado”. La pregunta democràtica, inclòs l’independentisme democràtic, es aquesta: No acceptar els resultats electorals ¿és un cop d’estat?

    2. L’operació Illa és un fracàs. Tenia l’objectiu de que el control de la Moncloa sobre la Generalitat regional (segons el seu espanyolisme annexionista) quedés legitimada a les urnes. No és així. Haurà de mantenir aquest lamentable control per vies com el repressiu 155.

    3. Illa fracassa com hereva electoral de Ciudadanos, una mena de partit dretà i ultra espanyolista. Obté tres escons menys que la franquista Inés Arrimadas. Els vots perduts per Cs van a PSOE i VOX. Aquest fet demostra que hi ha vasos comunicants entre aquests tres partits.

    4. Illa fracassa perquè en una democràcia parlamentaria qui guanya és qui forma govern, no el partit amb mes vots. Artur Mas i Ernest Maragall obtingueren un dia mes vots a Catalunya i a la ciutat de Barcelona però, en el primer cas, es va formar un tripartit de trista memòria, i, en el segon cas, Ada Colau es alcaldessa degut al suport de l’ultra Manuel Valls. És lògic pensar que el PSOE d’Illa passarà a l’oposició, com a mínim, amb VOX, PP, Cs.

    5. Govern regional o autonòmic d’esquerres? Preguntes al Govern espanyol (PSOE / Podemos)… Avalar la monarquia imposada pel dictador Franco i el campechano fugit és ser d’esquerres i demòcrata? Substituir el suposat federalisme per la real centralització és ser d’esquerres i demòcrata? Mantenir les clavegueres de l’estat és ser d’esquerres i demòcrata? Haver propiciat la repressió del 155 i la seva vigència en la pràctica és ser d’esquerres i demòcrata? Aprovar uns pressupostos estatals que incrementen el finançament de la Casa Real i l’armamentisme en plena crisi sanitària i econòmica pandèmica és ser d’esquerres i demòcrata? Elogiar el sentit d’estat de VOX es ser d’esquerres i demòcrata? Negar-se a l’amnistia és ser d’esquerrers i demòcrata? Fer prevaldre la Constitució sobre la Declaració Universal dels Drets Humans és ser d’esquerres i demòcrata? Prohibir expressar-se en català al Congrés i al Senat es ser d’esquerres i demòcrata? Ser alcaldessa de Barcelona amb la complicitat i els vots de l’ultra dretà i espanyolista Manuel Valls és ser d’esquerres?

    6. Govern nacional o sobiranista català. El comú denominador d’ER, Junts i CUP és l’independentisme. Tenen la majoria parlamentària (74 escons). Hi ha empat tècnic entre els dos partits principals: ER (33 escons) i Junts (32). A l’anterior legislatura, en que hi havia un empat tècnic al revés, el president de la Generalitat era de Junts i el president del Parlament era d’ER. Ara, per lògica i bona entesa política, ha de ser al revés. També cal que els partits independentistes tinguin una estratègia conjunta a Catalunya, al Congrés i al Senat d’Espanya, a la Unió Europea. Això implica col·laborar amb els exiliats, com Carles Puigdemont, els presos, com Oriol Junqueras, i els que encara estan en llibertat, com Pere Aragonès i Laura Borràs.

    • Tot depèn de com es miri. Opinions hi ha per tots els gustos. Què es pot considerar democrata i que no, què es pot considerar d’esquerres i que no, és opinable. Que Salvador Illa ha fracassat o no es opinable.

      En canvi els fets són els fets, i els números són els números. ERC te la clau per governar, i sembla lógic que ho faci amb JxCat i la CUP. Però ha de tocar de peus a terra: ha de governar una autonomia. I la independencia no em sembla pas el primer problema de Catalunya, ni el segon, ni el tercer.

  5. Sí no se puede negociar con el PSC, porque se consideraría traidor a quién lo hiciera, solo serían catalanes los que votan independentismo. Lo mismo para los otros partidos llamados unionistas.

    Es curioso porque se habla de diagolo pero solo pueden estar en el gobierno catalán unos partidos, así el dialogo que objetivo tiene: conseguir todo lo que unos quieren y que los otros acepten sin rechistar.

    En un libro publicado por Ara se dice que una Catalunya independiente debería mantener buenas relaciones con sus vecinos: Francia y España. Parece un chiste, porque en los planes esta incorporar els Països Catalans, y supongo que la Catalunya Nord.

Comentarios cerrados.