Ucrania, una bomba de relojería

Soldados ucranianos contra manifestantes pro rusos

Soldados ucranianos contra manifestantes pro rusos

La confusión envuelve el conflicto en Ucrania. El acuerdo alcanzado en Ginebra el 17 de abril parecía haber detenido la confrontación militar sobre el futuro de las fronteras entre Ucrania y Rusia. Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y Ucrania. Decidieron detener las hostilidades.
Se había quebrado el derecho internacional en la península de Crimea pero no podía extenderse el conflicto en el resto de Ucrania. La tregua duró poco. Las milicias pro rusas se camuflaron con uniformes militares sin que se sepa quien les manda. El ejército ucraniano ha entrado en acción. Los pro rusos ocupan instituciones clave en varias ciudades orientales. Se ha declarado la república independiente de Donetsk y se han producido choques en Odessa con varios muertos.
Putin no se pronuncia sobre el conflicto. Obama ha pasado por Asia intentando frenar el descenso de popularidad en su segundo mandato. Europa va por libre. Inglaterra y Polonia quisieran plantar cara ayudando militarmente a Ucrania y Alemania condena los choques pero su ex canciller Schröder celebra su 70 cumpleaños con Putin en San Petersburgo.

No se sabe qué piensan los ucranianos del este y el sudeste. No se ha preguntado. Lo que se percibe ahora es que grupos armados, teledirigidos o no por Moscú están actuando por su cuenta para alterar las fronteras orientales de Ucrania. Los grandes conflictos empiezan por estas pequeñas fricciones.

Hay quien quiere volver a formar parte de Rusia y los hay que prefieren tener mayor grado de autonomía dentro de Ucrania. En la parte occidental existe un sentimiento más europeo. Pero Europa no puede aceptar Ucrania como un nuevo miembros. Son los dos mundos que se encuentran, el occidental europeo y el eslavo asiático. Esta ha sido siempre la gran batalla que se ha librado en Rusia.

Las fronteras soviéticas saltaron por los aires en los años noventa. Se aceptó aquella desmembración con total normalidad y ahora vemos que Rusia no está dispuesta a aceptar aquella precipitada hecatombe territorial. Putin ha anexionado Crimea en quince días. Ahora se está librando la batalla en Ucrania oriental. Lo que está en juego no es si varias provincias se destajan de Ucrania sino si la misma Ucrania puede permanecer como país independiente y soberano, fuera de la esfera y del control del Kremlin.
Estados Unidos y Europa pueden aplicar nuevas sanciones económicas.

Pero no se atreverán a plantear una ofensiva militar para frenar a los rusos en Ucrania. Hubo un exceso de confianza cuando se pensó que Rusia había sido vencida y humillada de la guerra fría. Rusia es grande, fuerte, tiene afán de recuperar lo perdido y ha resurgido el orgullo nacional. Tiene el arma de la energía que puede neutralizar a media Europa.

Vienen tiempos de violencias y muertes en Ucrania. Mientras el conflicto se circunscriba en el interior del país se alejará la amenaza de un conflicto regional que podría desembocar en una confrontación europea y mundial.

13 comentarios

  13 comments for “Ucrania, una bomba de relojería

  1. Rosamaria
    05/05/2014 at 14:10

    Si !!, estic d’ acord amb la Sra. Teresa. Cada article és una clase magistral d’ historia.
    Altra cosa són les opinions personals, amb les que , de manera atrevida , però humil, no sempre hi estic d’ acord.

    • 05/05/2014 at 16:41

      Esa es la base del Blog Rosamaria, poder discrepar y discutir en total libertad de lo que opina el anfitrión…

  2. Nano
    05/05/2014 at 12:04

    En un mundo globalizado no entiendo que sentido puede tener que muera una sola persona por defender¿? un trozo de tierra…

  3. Albert
    05/05/2014 at 08:09

    Sr. Foix i companys/nyes del blog: Estic amb vosaltres i recolso la vostre opinió, sobre el conflicte de Rusia i Ucrania.

    Referente al conflicto que existe entre Cataluña y España pienso que es diferente.

    También es un conflicto de intereses, però se junta con la estratègia diabòlica de la falta ó negación intencionada de dialogo y el ninguneo de la dignidad personal y la lengua catalana que también es la madre de la lengua castellana.

    Las dos lenguas son iguales en derecho y uso para la ciudadania española mediterranea.

    Por lo que en el Parlamento Español deberían ser usadas con el mismo derecho.

    Luego en Cataluña y las otras autonomias Industriales, productivas, creadores de empleo, consumidores y cotizantes de España se le junta el ahogo y la asfixia provocada por la desigualdad ó desequilibrio del coste impositivo de los impuestos fiscales y de todas clases.

    Que no se tiene en cuenta la suma total de los que aplica el gobierno central y a los que se suma los impuestos repetidos que aplica la Generalitat de Cataluña.

    En Cataluña casi todo lo pagamos repetido. Ejemplo: Pagamos las autopistas 2 veces. Y en el resto de España una vez. y así hasta el infinito.

    En resumen pagamos 25 y recibimos de prestacions e Inversiones 6.

    No culpo a nadie, però pienso que ahora que, la corrupción y la prevaricación toleradas por toda la ciudadanía han provocado que el Estado, este endeudado hasta lo infinito y solo de intereses ya debamos devolver el 100 % añadido a la deuda, es cuando se presenta el conflicto en todo su esplendor.

    Aquí es donde hacen falta los sabios experimentados estadistas y sus equipos talentudos que tengan clarividència y visión del porvenir de las generaciones actuales del presente y de las futuras generaciones.

    Pero parece que de momento brillen por su ausencia.

    Este es un tema gravisimo de consecuencias imprevisibles.

    En fin. Al buen entendedor…

    • Albert
      05/05/2014 at 08:23

      P.D. Escric en castellà-español, perquè m’entenguin tota la resta de ciutadans espanyols i perquè no tinguin l’excusa de que no m’entenen si escric en català-español. Cosa que es mentida total.

      Perque també hi ha el català- francès i el català-italià i el català- suis i un ect. Doncs tots sabem que es el llatí búlgar ó primera llengua llatina.

      I el diccionari de l’angles, per exemple te més del 60 % de vocabulari en llatí vulgar. Paraules que nosaltres les usem habitualment. Escrites igual, pero que ells les pronuncian diferentment a vegades.

  4. Jordi P.
    04/05/2014 at 22:39

    És tan complicat fer eleccions, i que el poble decideixi? La violència no és mai la solució. Si la part est vol ser rusa, que ho sigui. Crimea ja ho és i em sembla bé, ja que la majoria del poble ho va decidir.

    • david g
      05/05/2014 at 12:43

      para mí la palabra diálogo está por delante de la palabra referéndum. el proceso del referéndum de crimea no me parece un ejemplo de nada, ni de democracia, ni de acto pacífico, ni de debate público y libre, ni de libertad, ni de nada. si para ti la violencia no es nunca la solución, lo cual suscribo al 100%, yo añadiría que un referéndum sin diálogo tampoco. la negación del diálogo es otra forma de violencia.

  5. 04/05/2014 at 22:36

    Tens raó, Teresa: el Sr. Foix hauria estat un gran professor d’Història Contemporània a la Universitat, perquè els seus documentats articles donen llum sobre el passat com una explicació del present.
    Salutacions

    J. M. Caparrós Lera

  6. 04/05/2014 at 22:27

    Sr.Foix: este conflicto se les está escapando de las manos a unos y a otros…a Rusia le interesa tener a Ucrania bajo su yugo, siempre y cuando sean capaces de pagarle la deuda que tienen contraida actualmente con ella…

  7. Teresa Jurnet
    04/05/2014 at 22:10

    Els articles son molt clars. Quan vosté escriu sobre política, és el professor d’història que m’hagués agradat tenir a la Universitat. Quan escriu sobre coses de la vida o sobre el seu poble… o sobre el que sigui m’hagués agradat haver-ho llegit molt abans! Ara que ja tinc setanta un anys, aprenc moltes coses quan miro el seu blog. Moltes gràcies!!

    • 05/05/2014 at 11:41

      Comparto su opinión Teresa respecto a los artículos del Sr.Foix, son de un gran nivel…

    • Àngels
      06/05/2014 at 12:29

      Jo tambe aprenc molt amb aquest blog del Sr. Foix, i em fa sentir be.

Comments are closed.