El todo gratis nos empobrece

Cuando entregamos nuestros datos a las gratuitas redes sociales nos convertimos en producto lucrativo de las grandes empresas tecnológicas.

He buscado en La Contra de este diario una entrevista de la que solo recordaba vagamente el título. El buscador me la ha entregado en el acto: “ Low cost: usted paga menos y pronto le pagarán menos”. La en­trevistada era Nancy Fraser, una veterana filósofa política que enseña en la New School de Nueva York. La fir­maba Lluís Amiguet el 29 de febrero del 2012.

Ciertamente, hemos viajado más barato a los últimos rincones del mundo, hemos comprado a precios muy asequibles, hemos vivido con menos esfuerzo y parecía que todas las puertas quedarían abiertas gratuitamente para todos. Sí, pero también los salarios han disminuido y el nivel adquisitivo de la mayoría ha quedado reducido hasta el punto de que la pobreza ha llamado a la puerta de amplios sectores instalados en las clases medias.

Las estadísticas indican que, en el proceso de globalización que cabalga a sus anchas por un mundo sin fronteras, hay cada vez menos ricos que tienen más y más pobres que tienen menos. La sentencia visionaria de Orwell en Rebelión en la granja, escrita en 1945, se aproxima a la realidad: “Todos somos iguales, pero algunos somos más iguales que otros”.

La accesibilidad universal a cualquier bien, servicio o información es un gran avance en la historia de la humanidad. Además, es irreversible. Pero esta accesibilidad a tantas ofertas ha creado un sistema cada vez menos sostenible, menos diverso y de una uniformidad cultural y política que nos conduce a un liberalismo económico sin límites o bien a un populismo desenfrenado y autoritario.

Lo que hay que impulsar son políticas realistas que disminuyan la brecha cada vez más amplia entre los nuevos multimillonarios que acampan mayormente en la propiedad de los grandes gigantes tecnológicos y los cientos de millones de usuarios que pensamos que tenemos acceso a todo a cambio de entregar nuestros datos personales sin advertir que si no pagamos por un producto, al final el producto somos nosotros mismos y los negocios que se hacen con nuestra intimidad expuesta libre y públi­camente.

Lo gratuito, lo que se adquiere sin esfuerzo, lo que no se valora, suele compatibilizarse con la explotación de otras personas en otras partes del mundo que viven en estado de po­breza y que, paradójicamente, nos pueden hacer más pobres a nosotros con nuestro individualismo y nuestras fútiles confrontaciones irreconciliables.

Publicado en La Vanguardia el 9 de octubre de 2020

  13 comentarios por “El todo gratis nos empobrece

  1. Sr. Foix y compañeros y compañeras del blog : Estamos tan obsesionados con la Pandemía del Covit-19,… que echamos a perder la mentalidad talentuda, creativa y emprendedora de creación de artículos, de puestos de trabajo, consumidores, cotizantes al IRPF del Estado y de la Seguridad Social.

    La prueba fehaciente de lo que os digo, es el hecho de que ninguno de vosotros compañeros y compañeras se suma ó se sumará al tema, de dar ideas ó propuestas que sumadas nos iluminen, para la creación de riqueza compartida con la creación de puestos de trabajo, fabricación, consumidores y cotizantes al Estado y a la Seguridad Social, ect.
    Pues mi sola suma, no vale para nada, sin la vuestra suma talentuda.

    Nos quejamos del gobierno y de los políticos, pero no nos damos cuenta de que aun SOMOS ……. ( En griego ).

    • No debemos de quejarnos por nuestro infortunio de ingresos económicos, y en cambio contribuir a dar ideas talentudas, para la creación de empleo, puesos de trabajo, consumidores y cotizantes al Estado y a la Seguridad Social, ect.

  2. Sr. Foix y compañeros/as del blog :

    Acabo justo de escribir una última opinión de ampliación de respuesta al talentudo artículo de Lluis Foix. Que se suma al resto.

    Solo es una opinion más. Que sumada nos da mas panorama para interpretar la realidad de la actuación mental China, frente a la realidad de la actuación mental del resto de la humanidad.

  3. Para ser libres no podemos estar bajo el control de entidades desconocidas. Algunos expertos en redes recomiendan no pertenecer a ninguna y probablemente, aunque no lo dicen, pasar desapercibido en el mundo digital. Todo lo que hayas puesto en la red global se puede volver contra ti mismo. Una esperanza es que en Internet hay movimientos globales de voluntarios que generan información colectiva con ayuda mutua. Se debería crear, se puede, un sistema alternativo dónde se respetara más a las personas y sus derechos. Una democracia digital sin señores feudales.

  4. Sr.Lluis y colegas de Blog.
    Un articulo que nos vuelve a sensibilizar sobre el grave problema que tenemos delante,para una gran mayoría.
    Volver a valorar la calidad de un producto, servicio o gestión, va a ser una conducta empresarial que pasara por saber vender y fomentar el sentido de pertenecía.
    Yo llevo unos dos años practicándolo a pequeña escala, desde mi actividad de turismo y os digo….Nos funciona.

  5. La monetización de todo en Internet a mi no me interesa. Porque estariamos creando un Internet solo para quién se la pueda permitir. Muchos periódicos han pasado a cobrar en Internet bajo la coartada de la lucha contra las FAKENEWS y bajo peregrina afirmación que la VERDAD se paga, y no se han planteado que están echando potenciales lectores hacía otros medios poco fiables que ofrecen esas FAKENEWS.

    Me gustaría que Foix nos escribiera un artículo sobre precariedad de la mayoría de periodistas que trabajan para grandes medios comunicación por cuenta ajenta o propia. Y así podriamos escudriñar donde está el problema, en ver si al problema se encuentra fuera o dentro de estos medios.

    Como dice Foix es un tema de margenes: aquí se trata que cada cual tenga su adecuada compesación económica por su trabajo. Las grandes tecnológicas que ofrecen TODO gratis (mentira como afirma Foix) generando grandes beneficios deben de tener una responsabilidad sobre sus trabajadores con retribuciones justas y PAGAR sus respectivos impuestos.

    Saludos cordiales,
    Francesc

  6. Sr. Foix y compañeros/as del blog :

    Me sumo a vuestras opiniones y añado…

    El mayor error cometido por el ser humano, estos últimos años, ha sido el creer, que comprar más barato, sobretodo todos los artículos que antes fabricábamos nosotros y que ahora encargamos su fabricación y compramos a China ó a los demás paises asiáticos.

    Pero pasamos por alto, que China tiene 2 sistemas ECONÓMICOS de gobierno. Al que trabaja le aplica el comunismointegral, trabajos y salarios de esclavitud, al mismo tiempo que permite el capitalismo, ect.

    Pagamos mas barato, creamos puestos de trabajo en China ó en todo el sudeste Asiático, ect. Al tiempo que perdemos puestos de trabajo y cotizantes a la Seguridad Social y al Estado, ect.

    Además hemos de tener en cuenta, de que el Estado, debido y por causa provocada por ello, ha debido de aumentar el IVA del 15 %, al a 17 %, …al 19 %,… y al 21 %.

    Resultando que en realidad pagamos mucho más caros, todos los productos adquiridos de China y del Sudeste Asiatico, adquiridos con el engañoso espejismo de ” mucho más barato “… pero que nos hacer perder puestos de trabajo aquí y las cotizaciones del IRPF… al Estado y a la Seguridad Social citadas.

    Resumen total : ¡ AUN SOMOS … IDIOTAS ! … ( En griego )

    Pues nos estamos EMPOBRECIENDONOS NOSOTROS Y EL ESTADO ENTRA EN QUIEBRA TOTAL, PUES NO INGRESA DINERO.

    • La solución es sencila y elemental…..Debemos de volver a fabricar todos los artículos aqui, en nuestro pais. Crear puestos de trabajo, consumidores y cotizantes al Estado y a la Seguridad Social idem.

      De lo contrario , no hay salida, ni la habrá.. Porque SOMOS IDIOTAS… ( En griego )

      • Para entender a China, hemos de pensar que la mentalidad China es doble. Mao Tse Thung, ya lo definió, cuando dijo : ” Un pais dos sistemas ” … Un pais que se rige por el Comunismo y el Capitalismo.
        Al trabajador le aplican el Comunismo integral. Al tiempo que permiten el Capitalismo y los Capitalistas.

        • China hace trampa en la oferta, al mundo entero, de mano de su mano de obra, mas barata. … Pues con su aplicación desde el poder del gobierno, de su doble mentalidad, al permitir el comunismo integral, para el que trabaja. Con horarios y salarios de esclavitud.

          Obrando asi, ha conseguido que, el mundo de los grandes emprendedores empresarios y las empresas multinacionales, les transmitan sus patentes de inventos y además les encarguen su fabricación de artículos a China ó a todo el sudeste asiático, ect.

          No culpo a China, porque ellos han aplicado la lógica de la doble mentalidad China.

          Se van instalando silenciosamente en todas las naciones del mundo y con su doble mentalidad … no tienen prisa y van dejando pasar el tiempo, mientras envian personas chinas que aprenden sus idiomas y costumbres, instalados en sus restaurantes chinos y sus bazares chinos.

          Protegidos, presuntamente, bajo la tutela, financiación y protección del gobierno chino. Lo veo bien y correcto.

          No es culpa de los chinos sino de la mente y la codicia del resto de la humanidad. Que ve una suerte y un negocio que China les ofrezca sus baratisimos artículos.

          Pero no prevemos que con nuestro egoismo codicioso, estamos creando puestos de trabajoen China y perdiendolos en nuestros paises ( En este caso España, incluidas Cataluña y el resto de Comunidades, ect )… también perdieno su cotización al Estado y a la Seguridad Social.

          En esto es en l que, cada político y su equipo, que gobierna un Estado ( como por ejemplo España ) debe obligatoria mente PREVER, esta REALIDAD NACIONAL

          Para los partidos de la oposición, digo IDEM de IDEM.

          Todo los demás, es… ” mucho ruido y pocas nueces ”

          Es que somos … IDIOTAS … ( en griego ) …pero los somos.

  7. Las normas laborales deben ser globales, y esto hoy por hoy es imposible, las instituciones supranacionales que podrian poner orden, silban, porque no saben como hacerlo.

  8. Comparto su visión de que un desenfrenado y aparente mundo del todo gratis, se paga con empobrecimiento.

    Cada precio milagroso, cada low cost que invita al consumo compulsivo e innecesario, desprende olor a precario que procede de algún punto quizás remoto y anónimo de la invisible cadena de suministro.

  9. Sr.Foix: ya lo decían nuestros abuelos…no existen duros a cuatro pesetas…

Comentarios cerrados.