Negativismo desacomplejado

Donald Trump y Boris Johnson han introducido una. nueva forma de hacer política sin respeetar la verdad de los hechos.

La vida virtual lo hace todo más fácil, inmediato, sin las limitaciones del espacio y el tiempo, incluso las predicciones son aceptadas porque se dan como ciertas aunque no hayan ocurrido. La veracidad que se otorga a las encuestas de opinión puede persuadir a muchos de que la política y los políticos ya no sirven para cambiar las cosas. Simular la realidad, vaticinar escenarios de futuro y presagiar quién residirá en la Moncloa en Navidad es tarea incierta de magos y adivinos. La política es impredecible y en los diarios hay muchos cementerios de deseos incumplidos y de titulares que avergonzarían al que lo redactó y al que lo protagonizó.

Eric Hobsbawm decía que el arma secreta del historiador es la retrospectiva y que siempre se gana en las carreras si se apuesta cuando los caballos ya han traspasado la línea de meta. Un periodista actúa al filo de la actualidad, con improvisación, y no se preocupa de la última palabra ni de los futuros historiadores.

La paradoja es que sin políticos y sin política la vida sería más caótica y más impredecible todavía. El problema es un negativismo desacomplejado de lo que uno mismo ha dicho o ha escrito. Donald Trump, con 64 mi­llones de seguidores en Twitter, niega ­haber dicho alguna mentira a pesar de la evidencia que demuestra su propia voz grabada en cinta o su imagen reproducida en vídeo.

La respuesta del presidente Trump esparcida a los cuatro vientos por su red social preferida niega su autoría personal y se revuelve contra los medios adversos con la retórica de que son enemigos del pueblo y se dedican a propagar noticias falsas, las célebres fake news. Al comienzo de su presidencia publicó un tuit que decía que llegaba a más norteamericanos que The New York Times, con la ventaja de que no tenía que hacer frente a los gastos de la empresa. Siempre gana al repetir las veces que hace falta una mentira sobre un hecho o sobre una persona. Qué poca clase y qué estilo tan impropio de un presidente cesar a un colaborador directo mientras duerme o sin advertirle.

Las convenciones y las reglas de juego han reculado en países de profundas tradiciones democráticas. Hace casi medio siglo, el mítico periodista Walter Cronkite fue votado como la persona que merecía mayor confianza para los norteamericanos. Durante años se despedía de su audiencia nocturna en la CBS con un “and that’s the way it is”, algo así como “y así son las cosas”. Dudo mucho que esta referencia recayera hoy sobre un periodista, pero todavía sería más inverosímil que fuera un político el más respetado.

Boris Johnson, flamante primer ministro británico desde el 24 de julio, ha cerrado cinco semanas el Parlamento, quiere ejecutar el Brexit el 31 de octubre, con acuerdo o sin él, 21 diputados conservadores han votado en su contra y sus apari­ciones públicas en el Reino Unido o en Europa causan perplejidad a sus propios partidarios, que no entienden cómo se puede ejecutar un divorcio político de esta magnitud sin presentar papeles y avanzando que no pagará todos los gastos de la separación, que asciende a 43.000 millones de euros.

El lunes viajó al pequeño Estado de Luxemburgo para entrevistarse con el todavía presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y con el primer ministro Xavier Bettel. Las entrevistas no fueron bien. Los dos le pidieron propuestas sobre la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, que se ha convertido en la cuestión más espinosa de este final apresurado y caótico de una ruptura brusca entre Gran Bretaña y la UE. No hay papeles. Johnson habla y habla diciendo que todo está previsto y que lo único que no variará será la fecha de salida. La rueda de prensa conjunta entre los dos primeros ministros se convirtió en una comedia en la que sólo habló el luxemburgués porque el británico se fue, aduciendo que el ruido de los manifestantes no permitiría que se le oyese.

Seguro que se pudo arreglar, pero el espectáculo reflejaba una mañana de reuniones que habían ido de mal en peor. Johnson quiere irse de Europa, con un portazo si hace falta, y la Unión pide que se respeten las formas del todavía socio.

Las democracias liberales más sólidas se han instalado en la tendencia, seguida por medios de comunicación atrincherados, que consiste en crear emociones y acciones políticas basadas únicamente en la voluntad de unos pocos que la quieren convertir en la voluntad general.

El filósofo alemán Peter Sloterdijk, lúcido y controvertido, dice que, en vez de promover el análisis, esta parte de la prensa entiende que es una oportunidad provocar psicosis colectivas de simplificación por medio de un periodismo basado exclusivamente en el ruido y el escándalo.

La confusión entre lo que es cierto y lo que es falso, cuando es manejada por personas sin escrúpulos, indica que nos asomamos a la pendiente de la decadencia.

Publicado en La Vanguardia el 18 de septiembre de 2019

9 comentarios

  9 comments for “Negativismo desacomplejado

  1. 19/09/2019 at 12:13

    Sr.Foix: Twitter, Facebook…las redes sociales en general, han convertido a los medios informativos tradicionales en meros espectadores…

  2. R2
    19/09/2019 at 11:34

    Pues vaya latazo, ahora nos toca un mes escuchar a «los gurus» sobre lo que va a pasar, despues de superar la etapa actual de escuchar que la culpa es siempre del otro.

  3. R
    19/09/2019 at 11:33

    Claro que se necesitan a los politicos, pero politicos preparados, politicos que sean estadisticos, que pacten, que busquen soluciones, y si no las saben que se las copien o las adapten de otros paises. El problema es que no sabemos como apartar a los politicos que no saben gestionar, a los politicos frentistas, porque ellos mismos enmascaran su ignorancia y los medios poco hacen para desenmarcarlos

  4. Albert.
    19/09/2019 at 09:46

    Sr. Foix y Francesc : Sumadas todas vuestras opiniones, nos dan la verdad real de los hechos, las acciones humanas, buenas, malas, criminales, asesinas tal y como han ocurrido en la historia de la humanidad, muy anteriormente y aun ocurren hoy en dia, por desgracia nuestra.

    Es triste y descorazonador, constatar la realidad de que en Europa, Asia, America, ect y en el mundo entero, solo haya habido una epoca de paz, hermandad y buen entendimiento, durante mas de 70 años, … solo despues de la criminal y muy destructiva de vidas humans de la 2ª gran guerra mundial, donde murieron unos 60.000.000 millones de seres humanos.

    Paz,…Salvo excepciones aisladas, pero tambien terribles, inventadas y provocadas, única y exclusivamente por los condiciosos de riqueza poder, sin sentimientos ni humanidad, con bombardeos tipo terremoto, muertos a doquier, ect. con masas de humanos que huyen de la guerra, migrando hacia paises extranjeros, que no los aceptan, ect.

    Veanse las guerras provocadas artificialmente en los paises productores de petroleo ó que lo poseen en su subsuelo, ect, Vease Vietnam, las Malvinas, la guerra de Iran – Irak, ect. O paises de Africa que poseen Gas natural ó materias minerales, ect,. ect.

    Despues de leer y sumar vuestras talentudas opiniones, pienso que la mente humana tanto individualmente, como en masa, tiene una componente… infantil básico muy profundo y primitivo… de cuando eramos bebes ó de edad infantil y nuestros padres nos hacian creer en los milagros y las fantasias mentales, de que los Reyes Magos venian una noche a traernos juguetes, ect.

    Me refiero a que esa clase de mente profunda infantily lejana, aún perdura en el fondo de la creencia nuestra en los milagros.

    Y este razonamiento, podría ser el que hace triunfar a los grandes mentirosos y embaucadores de las masas humanas infantilizadas mentalmente. Vease Hitler, Musolini, Stalin, Franco y modernamente Trump,
    Johson, ect, ect.

    Para acabar vease la España actual y el infantilismo adolescente de nuestros políticos actuales que permiten y toleran que el barco se vaya al garete, ect.
    Solo piensan en aplicar el art. 155. Olvidando completamente que loque deben de hacer es PACTAR, PACTAR y PACTAR acurdos, beneficios, perjuicios, ect. y de como compartir sabiamente y con senido común y dialogo, la riqueza y el poder ejecutivo de la gobernanza. Como hicieron los políticos españoles, catalanes y bascos incluidos por alla el año1978 y que los políticos actuales, no saben hacer aun.

    Esta es mi contribución a la suma de todos los compañeros y compañeras del blog.

    • R
      19/09/2019 at 11:39

      “El diálogo es, sin duda, el instrumento válido para todo acuerdo pero en él hay una regla de oro que no se puede conculcar: no se debe pedir ni se puede ofrecer lo que no se puede entregar porque, en esa entrega, se juega la propia existencia de los interlocutores.” Adolfo Suarez


      “Toda clase de gobiernos – y, en realidad, cualquier provecho y satisfacción,cualquier virtud y acción prudente – está basada sobre compromisos y pactos.” Edmun Burke

  5. Francesc
    19/09/2019 at 01:52

    Hay una película “Ha vuelto” de David Wnendt que iría bien en revisar para comprobar como los medios de comunicación pueden dar el poder a personajes que no lo merecen. Luego ¿se extraña alguien que una vez en el poder este tipo de personajes ataque a los medios? ¡Si ya lo sabían!

  6. Francesc
    19/09/2019 at 01:45

    El artículo merece un comentario más extenso.

    Realmente yo no creo que estemos en unas prácticas políticas y periodísticas que disten mucho lo que hemos conocido a lo largo de la historia. Ya en la película Ciudadano Kaine de Orson Welles un empresario sin escrúpulos de los medios de comunicación (que tenía su existencia en la vida real en la persona de William Randolph Heart) se afanaba en afirmar que el se «encargaría de poner la guerra» (La Guerra de Cuba en la realidad). Todos sabemos también que en Europa en Alemania el nacionalsocialismo llegó al poder a través del sistema democrático y, también, de una suculenta aportación económica de los más acaudalados del país. Creo que fue Goebbels el que afirmo que «una mentira dicha mil veces se convierte en una verdad».

    Podemos ver algunas diferencias si queremos. Desde la 2GM normalmente los presidentes de Estados Unidos y de Europa occidental se movían dentro del marco del sistema establecido desde entonces. Y esto incluía también al cuarto poder instituido por la prensa, que en teoría tenía la misión de vigilar a los otros tres poderes. Hubo casos, claro, para todo. JFK revolucionó todo y terminó mal. Otros como Nixon que se enmarañaron en una corrupción sistémica (vean Los Hombres del Presidente). Y otros como Reagan que pusieron en marcha la revolución neoliberal que nadie cuestiona en ningún lado. En cualquier caso, todos, incluidos estos, guardaban las formas.

    Hoy tenemos que Donald Trump arremete contra el sistema, pero no nos podemos sorprender si nos atenemos a como llegó a convertirse en presidente. Haciendo uso de las nuevas tecnologías, de ahí que le sobre una prensa sistémica. Hay un episodio de The Twilight Zone (toda ella es una crítica a los problemas americanos del momento) en el que un reputado experto en marketing que ha caído es capaz de convertir un niño en presidente de los Estados Unidos. Y finalmente claro, es un déspota. Pero bajo la apariencia de Donald Trump creo que nos encontramos en un personaje, más inteligente de lo que parece, que ha sabido conectar con un americano medio que ha visto como vive peor cada día. Es un impresentable pero la economía marcha bien y, de momento no ha iniciado ninguna guerra.

    En cuanto a Boris Johnson es más de lo mismo. Desde que David Cameron para salvar su pellejo hizo el referéndum desplazando al UKIP todo lo demás ha sido más de lo mismo. Una Teresa May que ha tenido que defender algo en lo que puede que no crea, y un Boris Johnson haciendo de payaso que finalmente ha obtenido lo que quería. En realidad, la política británica ha llegado a un nivel de surrealismo tan grande que discuten y se pelean en si irse de Europa acordadamente y pagando, o por las bravas.
    La cuestión es que el problema son esta gente, vale sí acepto barco como animal acuático, pero eso me tema que es quedarnos solo en la superficie. Estos personajes han proliferado porque existen condiciones previas determinadas que no son buenas, y una falta de alternativas creíbles a este estado de cosas. Se ha defenestrado tanto las alternativas, aunque sean entre modelos económicos y políticos ligeramente diferentes, que este tipo de personajes con mentiras y medias verdades se han hecho con el poder. Y en esto tiene parte de responsabilidad también la prensa.

    Han cambiado mucho las cosas desde la 2GM cuando británicos y americanos lucharon junto a soviéticos para liberar a Europa y derrotar al Tercer Reich. Si aquellos soldados que desembarcaron en Normandía vieran en lo que están haciendo sus líderes se preguntarían porque lucharon. De ahí que mientras los anglosajones arreglan sus cosas los europeos deberíamos de mirar más por nuestro propio interés. Esto no significa que se rompan los puentes, pero ya va siendo hora de que el resto de europeos pensemos que hoy probablemente no habría otro desembarco en Normandía.

  7. Francesc
    18/09/2019 at 14:40

    Yo aún recuerdo cuando desde la mayoría de medios de comunicación tachaban a Bernie Sanders y Jeremy Corbyn de personas de avanzada edad con ideas socialistas trasnochadas que eran un peligro público. En su lugar se apostó por Hilary Clinton y Tony Blair, y aquí tenemos los resultados.

Comments are closed.