Hacer política o comedia

El ministro Salvador Illa y el doctor Fernando Simón han informado sobriamente pero insuficientemente de los resultados de la pandemia

Habrá que hacer pronto un balance fiable de los daños causados por la pandemia. Lo primero que habrá que contar son las víctimas del coronavirus. No hay constancia de que se hayan empleado nunca tantas horas y tantas sesiones por parte de un presidente del Gobierno para ­convencernos de que durante casi tres meses permaneciéramos confinados.

Luego han sido muchos los ministros y ministras, mañana y tarde, ofreciendo ruedas de prensa sobre la situación. Cada presidente autonómico ha ocupado también muchas horas de pantalla. El doctor Fernando Simón ha puesto el broche técnico cuando las explicaciones políticas ya se habían puesto en circulación. Si ­algo hay que agradecer al ministro Salvador Illa es la brevedad en sus ­explicaciones.

Pero al cabo de casi tres meses desde el primer tramo del estado de alarma no sabemos exactamente cuántos han fallecido por el virus. Las cifras del doctor Simón no concuerdan con las del Instituto Nacional de Estadística, las funerarias o el Instituto Carlos III. Hay que pensar que detrás de las víctimas hay la historia del dolor de una familia que por razones sanitarias no ha podido despedirse del que se ha ido.

Otro balance es averiguar qué ha ocurrido en las residencias de personas mayores donde han muerto muchos miles de infectados. No se trata de pedir solo responsabilidades sino de que alguien se haga responsable y se pueda saber aproximadamente la dimensión de la tragedia.

La evaluación de los perjuicios causados por casi seis meses de aulas cerradas es importante para poder, si cabe, recuperar el tiempo perdido en las escuelas y universidades. Se han abierto los bares y las discotecas pero los colegios es como si estuvieran de hecho cerrados hasta septiembre con pérdidas inmateriales irreparables.

El balance sobre las consecuencias económicas y sociales de la crisis lo veremos pronto en las calles y en las colas para pedir comida. No sé cómo se pueden medir los daños psicológicos o los morales de esta paralización de tres meses. Pero los hay.

Hacer política ahora es salir al paso de esta emergencia que se avecina larga y dolorosa. Es momento de que los políticos se arremanguen y aparquen sus diferencias temporalmente bajando a los hospitales de campaña para ofrecer asistencia. Los gestos que se esperan ahora son aquellos que sirvan para atemperar el golpe de una gran crisis social.

Publicado en La Vanguardia el 11 de junio de 2020

14 comentarios

  14 comments for “Hacer política o comedia

  1. R
    13/06/2020 at 19:03

    El juicio de la pandemia
    Por
    J.L. González Quirós «Que los gobiernos traten de mentir es muy normal, y también que todos los políticos lo hagan. Lo que ya empieza a no ser tan normal es que se lo consintamos, que perdamos cualquier clase de respeto a la verdad y nos convirtamos todos en mentirosos furibundos
    » https://disidentia.com/el-juicio-de-la-pandemia/?fbclid=IwAR3Qw6q6NWdBdBdBTuqyQk1kMKHj2qzR7qXie-kKjfVe21iYFpf1CLI79SA

    • david
      13/06/2020 at 20:25

      Brillantísimo artículo gracias por compartir

  2. dogbert
    12/06/2020 at 17:27

    En el numero de junio de Valors se preguntan si la correccion politica no es una dictadura.
    Buena cuestion. Yo creo que si. Con la cosa del «quedar be» y el buenrollismo y «el que diran» y tot plegat resulta que tots van fent i nosaltres aplaudin.
    En una entrevista de Forbes a Leopoldo Abadia y ante la que esta cayendo y la que se avecina, el de San Quirico opina que a los politicos ya no hay que preguntarles, hay que increparles.
    Pues eso, poca comedia.

  3. BartoloméC
    12/06/2020 at 12:05

    Sr.Foix: todo es puro teatro…solo hay dos clases sociales, los que pagamos la fiesta y los que disfrutan la fiesta…

  4. Albert Peris
    12/06/2020 at 08:40

    Sr. Foix y compañeros/as del blog : Pienso que estamos tan obsesionados con la pandemia real, del covit-19, que casi olvidamos y pasamos por alto, que ya se atisba la gigantesca ola, del maremoto mundial y global, jamas vivido por la humanidad de una recesión económica, sin precedentes en la historia de la humanidad.

    Y eso no se arreglará, con solamente un nueva Plan Marshal, sino que debe de intervenir y solo nos salvará la inteligenica y el talento creativo innato y unido de toda la humanidad.

    Pero pasarán años,… antes de ello. Como siempre.

    De momento estamos durmiendo en la paja y en el limbo. Pues no nos damos cuenta ni, tampoco nos parece, que parte de la humanidad vivirá en la miseria, sangre, sudor y lágrimas por la falta de ingresos dinerarios, alimentos y hogar…ect.

    Pero tranquilos, pues otra parte de la humanidad, ni se enterará, ni se inmutará, porque continuará viviendo y disfrutando del poder, del estatus privilegiado y de la opulencia, ect. No comment.

    Con la pandemia Covit-19 : Estamos en la hora crucial de la humanidad : Pensemos en el estatus y en las condiciones, en que viven los sanitarios, médicos/as, enfermeras/os y todo el resto del personal sanitario y de limpiezas, ect. ect.

    En este precismente también debemos de contar y prevenir el tsunami de la recesión económica mundial que provocará una hambruna y miseria entre la sociedad del malestar, sin precedentes, en la historia.

    Pero desraciadamente aun no nos damos cuenta de que será una realidad, para muchos millones de personas.

    El poder corrompe y luego tapa los sentimientos humanos hacia los desvalidos y miserables, ect.

  5. 11/06/2020 at 22:48

    I ELS PERIODISTES, ELS MILITARS, ELS REIS?…

    1. ¿Política? ¿Comédia?. Caldrà fer balanç de tot. ¿Agrair al ministre Salvador Illa la brevetat en les seves actuacions? Sí, però més valdria que no hagués col·laborat en la centralització predemocràtica de l’estat usurpant competències sanitàries de la Generalitat, renunciant al federalisme i menyspreant l’estat de les autonomies. Caldrà fer balanç de l’actuació dels polítics. També, per exemple, dels periodistes, els militars, els reis. ¿O no?

    2. Els periodistes ¿han informat i informen adequadament? ¿son sectaris, partidistes, superficials, demagogs, servils amb el poder o amb l’oposició? ¿es consideren per sobre del be i del mal quan han de saber que no disposen de totes les dades de la situació? ¿I els militars? ¿Hi hagut exhibicionisme cara la galeria? ¿Que aportaven en les rodes de premsa del Govern espanyol? ¿Ha pensat el Govern progre (?) PSOE / Podemos en reduir la despesa militar i la venda d’armament en una situació sanitària, econòmica i social de tanta gravetat? ¿I la monarquia? ¿Realment els discursos, les actuacions i els silencis dels reis Felipe VI i Juan Carlos I, amb els afers que l’afecten inclòs el cas Corina, son els que corresponen a qui es i a qui ha estat cap d’estat?.

    3. Els gestos i les actuacions que s’esperen ara són aquells que serveixin per temperar el cop d’una gran crisi social. És el que s’espera dels polítics, dels periodistes, dels militars, dels reis, dels sanitaris, de la ciutadania… del sobiranistes espanyols, dels sobiranistes catalans… dels agnòstics, dels creients… de tothom.

    • carlos
      12/06/2020 at 20:06

      Creo que estás demasiado tiempo en TV3.
      Abre horizontes.
      La tierra necesita rotación de cultivos para no quedar estéril

      • david
        12/06/2020 at 20:49

        qué dices, su sueño sería hacer méritos suficientes para trabajar en tv3 o cualquier think tank (chiringuito) bien pagado (subvencionado) del independentismo para seguir predicando a los fieles. tal vez ya lo haga. no quiere ni puede ni le interesa salir de la trinchera.

  6. dogbert
    11/06/2020 at 16:58

    Lo que esta por venir nos hara añorar el parentesis del confinamiento, sus silencios y sus enseñanzas.
    Sin duda la clase politica que nos asola no sabe ni callar, ni aprende.
    Veo el panorama mal y todo dictado a golpe de encuesta y calendario electoral mientras no infunden ninguna seguridad ni certeza.
    Los nuevos tiempos no deben admitir a gente de una catadura moral y tecnica a ras de cienaga.
    Una politica de comedia (mala) Sr. Foix.

    • david
      11/06/2020 at 18:04

      no son solo los políticos, dogbert. creo que los políticos que tenemos son un reflejo de la sociedad que somos. entras al tuiter del sr. foix y ves muchos comentarios que dan asco en las formas y en el fondo. el otro día uno le decía al sr. foix que desprendía «massa pudor a franquisme». ¿este es el nivel? y como estos, a mogollón: desprecio al pensamiento y a la persona, con total impunidad, y compitiendo con la manada a ver quién la dice más gorda o suelta el zasca más ocurrente. no podemos quejarnos de los políticos que tenemos.

      • dogbert
        11/06/2020 at 19:43

        Posiblemente David tienes razon. Tenemos lo que nos merecemos? Tanto y tan malo?
        No se.
        Por una cuestion de higiene no hay que meterse en cienagas tipo twuiter y demas.
        Al Sr. Foix estas movidas le dan impetu para darle a la columna a base de bien. Ahora lo leo bastante peleon y eso esta bien.
        A darle al pato que es de goma.

  7. Albert Peris
    11/06/2020 at 15:25

    Sr. Foix : » Hacer política ó comedia «…Pienso que ni hacen política, ni hacen comedia…Ese es el problema principal.

    Solo saben insultarse y no respetar la dignidad del interlocutor.

    Y esos perderán las próximas elecciones.

    • Albert Peris
      11/06/2020 at 17:09

      P.D. Aclaración necesaria :

      Mi comentario no va dirigido a los sres. que figuran en la foto. Sino que va dirigido a sus señorias parlamentarios, de todos los partidos politicos, que nos representan en el Parlamento español, financiados por todos los ciudadanos cotizantes a la caja fiscal recaudatoria del Estado.

      Deberían de respetar la dignidad del interlocutor y no lo hacen.

      Asi que perderán las próximas elecciones, el partido de los faltones irrespetuosos.

  8. José A García
    11/06/2020 at 11:16

    Noto a faltar una crítica al sistema económico actual. El dato clave es que ha fracasado para hacer frente a esta pandemia covid19, es un dato empírico no una idea o un comentario, es un hecho. En ciencia cuando no se cumplen las previsiones o se observa que un producto provoca efectos secundarios inadmisibles se descarta, y se busca otro producto. Actuamos como si el recorte del sector público promovido por la ideología neoliberal no tuviera ninguna responsabilidad, como si el adelgazamiento y la externalización hubieran sido eficientes. Todo esto no se ha cumplido.

    La democracia liberal ha mostrado sus debilidades al estar en manos de minorías sin control las decisiones económicas. Es más de facto se ha cargado la culpa en que los trabajadores (clases medias de todos los niveles) eran los culpables de la situación y son ellos los que han pagado un precio muy alto: paro, reducción de salarios, precarización, contratos de un día, de una semana, jubilación cada vez más tarde. Mientras una minoría se hacía cada día más rica. Es una especie de idea darwiniana, los fuertes o más adaptados se lo llevan todo y el resto pues que se espabile, si puede. Es un materialismo totalitario.

Comments are closed.